Instalan la exposición “Valeria Lara López: Justicia poética y memoria #NiUnaMenos”

Instalan la exposición “Valeria Lara López: Justicia poética y memoria #NiUnaMenos”
Familiares de Valeria y el académico Ricardo Bermeo Padilla fotos: alma ríos

Consta de 80 fotografías, textos autobiográficos y objetos, además de un video

La joven de 18 años fue asesinada la noche del jueves 19 de abril en la capital zacatecana

 

“Para Valeria Lara López: Justicia poética y memoria” #NiUnaMenos, es un recorrido mediante 80 fotografías, textos autobiográficos y objetos, además de un video, que transitan por los episodios significativos y también cotidianos de la vida de la joven de 18 años que fue asesinada la noche del jueves 19 de abril de este 2018 en la capital del estado de Zacatecas.

La exposición registra una vida celebrada. La de una niña deseada que fue objeto siempre de cuidados. Una vida tejida en un entramado estrecho con los suyos.
Es en sí misma, una muestra también de cómo los crímenes generan un efecto dominó; cómo se multiplica a partir de su lectura social impuesta por la guerra que padece el país, una diáspora de violencia también contra los familiares de las víctimas.

Justamente el foco de toda la exposición es además de la exigencia de verdad y justicia, cuyos resultados le corresponden a la Fiscalía, dijo Ricardo Bermeo Padilla, integrante de la organización Zacatecanos por la paz, el poder dirigir a los medios de comunicación y al conjunto de la sociedad un mensaje de concientización acerca de las implicaciones de la estigmatización de las víctimas de los delitos.

Cómo el prejuicio afecta con su carga de humillación, vergüenza y culpabilización tanto a las víctimas como a sus familiares, “convirtiéndose en una losa” que estos cargan encima de padecer la muerte de sus seres amados, agregó.

El cuerpo de Valeria fue encontrado junto con el de otro joven en un camino de terracería en las faltas del Cerro de la Bufa frente al monumento a la Marina la mañana del 20 de abril. Los restos estaban acompañados de un mensaje escrito por sus asesinos.

A partir de este hallazgo inició la estigmatización y criminalización pública de Valeria, quien el pasado 7 de septiembre habría celebrado un cumpleaños más de vida.
“Estigmatizar” significaba en sus orígenes “marcar con hierro al rojo vivo a los culpables”. Después significó la atribución de una conducta a personas y grupos cuyas consecuencias han sido la segregación, exclusión y persecución social, expone el texto de presentación de la muestra.

En el México reciente se ha convertido en una carga que se atribuye en automático a las víctimas que pierden la vida en ciertas circunstancias para señalar, sin conocer ni investigar, que “en algo andarían”, agrega.

Algunos de los materiales que recuerdan a la joven

Justicia Poética
Mediante “un acto de justicia poética” realizado desde una propuesta artística, que no es otra cosa que una invitación a “ponerse en el lugar del otro” para entender así su perspectiva de la vida, sus motivaciones, sus preocupaciones, sus vivencias; se abre una puerta para resarcir el daño causado a los que ya no están aquí para defenderse, pero también a sus familiares.

Todo el discurso de la exposición fue pensado y propuesto por Jackie, hermana de Valeria, para quien este ejercicio fue “un acto de amor”.

Un acto de amor en que colaboraron durante un mes y en equipo, la propia Jackie; su madre, Sandra, “quien tuvo un papel central en el trabajo”; Ricardo Bermeo con las propuestas de “El hilo rojo”, los quince años, la historia médica, la ropa con la que fue encontrado el cuerpo de Valeria, el video, y las fotografías del camposanto así como la que se usó en el póster e invitaciones, “siempre respetando y animando las ideas sus ideas” que partían de los relatos de ellas, dijo el integrante de Zacatecanos por la Paz”.

El cartel del memorial y el collage de hecho con los registros periodísticos del asesinato, fue hecho por el diseñador gráfico Alejandro Lizardo (Comunicación Social de la UAZ), y la fotografía de los quince años fue modificada por Sergio Mayorga, encargado de la Fototeca de Zacatecas “Pedro Valtierra”, mientras que el video lo realizó y editó la comunicóloga de la UVC, Stephanie Rosales.

“Yo escribí todos los textos, estuve pendiente de las fotos, de los detallitos”, dijo Jackie, cuyo trabajo agregó Ricardo Bermeo, “sirvió de columna vertebral” al englobar y dar sentido total y muchas aportaciones al discurso de la muestra, en lo que “demostró una creatividad extraordinaria”.

Así se tejió “desde su nacimiento hasta los 18 años; hasta su último día”, todo lo que se consideró podía reconstruir la historia de vida de Valeria, quien para Jackie fue también su compañera, “ya que estábamos muy unidas; entonces la conocía muy bien”.

Hacer esta recapitulación dijo la joven, fue muy difícil, mas agregó con un tono de firme convicción, “pero es un acto de amor, un homenaje, ya que pasamos el primer cumpleaños sin ella; fue el 7 de septiembre”.

Brotes de largas ramas
La vida de Valeria Lara López sigue la guía de largas ramas de las que van brotando imágenes cronológicamente para mostrar sus experiencias de vida. En uno de los segmentos, el que corresponde a su edad de entre los 6 meses a los 15 años, se apareja al discurso visual una serie de documentos médicos que hablan de una embolia que le dejó secuelas en una mano.

Una afectación que tuvo que enfrentar desde los 6 meses y hasta los 15 años. El seguimiento médico, habla de la atención y el cuidado de su salud por parte de su madre, Sandra.

La narración de “Para Valeria Lara López: Justicia poética y memoria” #NiUnaMenos fue escrita por Jackie en primera persona. Así la hace volver para compartir sus experiencias de vida.

Hay entre los elementos de la muestra, uno dedicado a la forma en que la joven entendía el amor de pareja. Totalmente entregado, dedicado; le implicaba una atención meticulosa, detallada, impresionantemente creativa.

Gustaba de recrear medicinas, escribir pequeños mensajes significativos que luego enrollados eran encapsulados y guardados en recipientes.

“El frasco con las cápsulas, simbolizaba una medicina que debía ‘tomar’ para no olvidar nunca cuánto lo amaba; contenían diversas frases que le recordaban las cualidades de él que ella valoraba, entre otras las siguientes: ‘Que siempre haces lo que puedes para ver bien a los demás’, o ‘Tu honestidad sí a veces puede lastimar, pero es una gran cualidad”, comentó Bermeo Padilla.

Corona el gabinete que contiene estos frascos, un carta en la que puede leerse un “Te amo”, guardada en una especie de urna transparente; debajo se recrean dos ancianos acompañándose, que expresan su expectativa de envejecer junto con el compañero amado; un deseo que no se cumplió.

Conciencia social sobre
estigmatización de las víctimas
La pretensión, justamente dijo Bermeo Padilla, es hacer cobrar conciencia al conjunto de la sociedad de evitar al máximo posible la estigmatización -de las víctimas- y tratar de establecer otro tipo de percepción de lo que es la vida de estas personas.

La idea de la muestra como acto de amor de sus familiares y amigos a Valeria, es reconocer en ella a la “joven noble y bondadosa que era, para revertir el estigma y demostrar que era absolutamente inocente”, dijo el defensor de derechos humanos.

“Lo que nos importa es ponerle voz, rostro y una biografía a las víctimas, en este caso de feminicidio”. Pero también a las de desaparición forzada y por particulares a las que Zacatecanos por la Paz da acompañamiento.

“La idea es que no sea esta la única exposición que haremos sino continuar con familiares de personas desaparecidas, trabajando los casos de sus seres queridos”.
“Para Valeria Lara López: Justicia poética y memoria” #NiUnaMenos se exhibirá a partir del próximo lunes primero de octubre entre 17:30 a 19 horas en el Callejón del Santero 104-B, Centro Histórico de Zacatecas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70