Guadalupe en la inanición financiera

Guadalupe en la inanición financiera

Este fin de semana se dejaron de recolectar aproximadamente 540 toneladas de basura en el municipio de Guadalupe, si consideramos que se acumulan 180 toneladas diarias y que durante tres días se careció de este servicio público, debido a que los trabajadores de limpia no recibieron el pago de su quincena, lo que mostró la falta de liquidez financiera del ayuntamiento heredada por la pasada administración municipal priista.
De acuerdo a las denuncias que ha hecho el actual alcalde de Guadalupe, Zacatecas, Julio César Chávez Padilla, la anterior administración municipal dejó deudas por el orden de los 850 millones de pesos, por lo que no tendría condiciones financieras para enfrentar los pagos inmediatos.
Lo anterior se puso en parte de manifiesto este fin de semana ya que la administración municipal que gobierna bajo las siglas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) no tuvo suficiencia para pagar la quincena a los trabajadores del departamento de Limpia del ayuntamiento guadalupense, por lo que decidieron no trabajar y dejar sin el servicio a más de 160 mil habitantes.
Hasta el momento el ayuntamiento de Guadalupe carece no solamente del pago de gasolina, un energético básico para la operación del patrullaje y la seguridad vecinal, así como para la movilidad de las unidades recolectoras de basura, sino que se adeudan 42 millones de pesos a empresas gasolineras.
De acuerdo a la estimación del alcalde Chávez Padilla, los 850 millones de pesos de deuda municipal representan el doble del presupuesto anual del municipio en cuestión, lo que se traduce también en una limitación para solicitar un empréstito con la banca privada, independientemente de que el cabildo y el congreso lo aprueben, puesto que sería un financiamiento para gasto corriente y no para infraestructura.
Pero el tema de precariedad financiera no queda ahí solamente, sino que pone en una situación extraordinaria al ayuntamiento, debido a que ni siquiera tiene recursos para pagar la deuda con la Comisión Federal de Electricidad, paraestatal que si decide suspender el servicio eléctrico, cuyo pago mensual es de tres millones de pesos, dejaría paralizado al municipio y a la población en manos de una creciente inseguridad pública.
Este es parte del escenario financiero del municipio de mayor crecimiento en el estado y el segundo más poblado de Zacatecas, conurbado con la capital, en donde los problemas de inseguridad han ido a la alza.
En entrevista con la emisión radiofónica de Pórtico Online el alcalde Julio César Chávez Padilla precisó que demanda una disculpa pública de su antecesor, el priista Enrique Guadalupe Flores Mendoza, y el resarcimiento al erario municipal, pero que de no suceder ello, actuaría por la vía institucional y jurídica para aplicar justicia por el daño hecho a los guadalupenses.
El municipio de Guadalupe tiene una historia electoral muy interesante puesto que hasta antes de 1998, año de la transición política en el estado, fue gobernado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).
A partir de 1998 gana la elección el Partido de la Revolución Democrática con Laura García Medina (1998-2001) y de ahí en adelante este partido ganaría todos los procesos hasta la llegada de Rafael Flores Mendoza (2010-2013), en cuyo período se pierde la supremacía electoral perredista y las elecciones son ganadas por el priista Roberto Luévano Ruiz.
Como puede observarse el municipio ha transitado con el impulso de la corriente partidaria dominante entre el electorado, en los tres momentos que se han registrado en la historia democrática zacatecana: en 1998, con el PRD; en el 2010, con el regreso del PRI a la gubernatura y en el presente año con el triunfo de la coalición Juntos haremos historia que encabezó el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).
A pesar de la tendencia abrumadora de Morena el priismo local estimaba que el PRI retendría la preferencia electoral con la propuesta de reelección de Enrique Guadalupe Flores Mendoza, pero no sucedió así, la derrota priista fue abrumadora en la demarcación municipal.
El actual alcalde guadalupense, Julio César Chávez Padilla, es un joven zacatecano que trabajó en los medios de comunicación locales, sobre todo en las televisoras Tv Azteca y Televisa y que incursionó en la política doméstica de la mano y cobijo del actual diputado federal, Samuel Herrera Chávez, quien lo apoyó para que fuera regidor por el Sol Azteca en el cabildo guadalupense.
Pero en la transición municipal del año 2013 decidió incorporarse a las filas de la coalición PRI-Verde, para arribar a la secretaría del ayuntamiento guadalupense bajo la presidencia de Roberto Luévano Ruiz (PRI).
Hasta antes de ser postulado por la coalición Juntos haremos historia, Chávez Padilla se desempeñaba como sub secretario de la Secretaría General del gobierno del estado, pero el martes 27 de febrero del presente año publicó en su cuenta de Twitter su renuncia al cargo, para después ser postulado a la presidencia municipal de Guadalupe.
Hoy, dicha administración municipal, vive una de sus peores crisis financieras y de servicios públicos, a la que se agregan millonarios laudos laborales pendientes que tiene que pagar el actual ayuntamiento que, por cierto, aún no inicia el proceso de separación del personal de confianza y las liquidaciones correspondientes.
Al tiempo.

@juangomezac

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70