Cerrando con broche de oro

Cerrando con broche de oro

La justicia en México se ha convertido en una burla para los mexicanos y en una herramienta para que los corruptos, los corruptores y los cómplices de la peor clase política que hemos tenido en el país, salgan impunes ante sus actos. Javier Duarte se ha convertido en la bandera de la impunidad y del cinismo de los corruptos, después de haberse comprobado que su gobierno se dedicó a lavar más de setenta y cinco mil millones de pesos y por el delito de asociación delictuosa, apenas hace unos días se le dictó sentencia en la que se le determina una pena de 9 años de prisión, una multa de 58 mil 890 pesos y con la obligación de hacer entrega de 21 terrenos y 20 propiedades entre las cuales se destacan 4 departamentos en Ixtapa y 9 inmuebles en la Ciudad de México, seguramente de grandes dimensiones y con lujos excesivos, además con la probabilidad de obtener una libertad bajo supervisión al llegar a la mitad de su sentencia, de volverse una realidad podría salir a los cuatro años de condena, lo que realmente es indignante después de que se tuviera conocimiento de que inyectó agua a niños con cáncer en lugar de su tratamiento, mismo que fue declarado como comprado por su administración.
Un claro ejemplo de la impunidad y el descaro con el que nuestro sistema de justicia no termina por demostrarnos a los mexicanos que en nuestro país es más sancionado romper un vidrio de un vehículo y robar el estéreo del mismo para venderlo y llevar alimento al hogar que desviar miles de millones del erario para beneficio personal por el simple hecho de haber realizado un acuerdo con la misma Procuraduría para evitar que se alargue el proceso, solamente bastó con que Duarte se declarara culpable por los delitos que había cometido para gozar en unos cuantos años de la riqueza que creo cuando gobernador.
De igual forma genera indignación la noticia de que un Juez dictó un auto de libertad, a unos cuantos días de haberse recordado el hecho, para ocho sujetos que habían declarado su participación en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, con el argumento de que no existen pruebas suficientes para inculparlos, el reconocimiento de sus actos no le pareció suficiente a un juez, la única pieza para poder elaborar una investigación más detallada y más a fondo se va con la debilidad moral que representa a dicho juez.
Otro ejemplo que pone en juicio la credibilidad de nuestras instituciones es el de La Estafa Maestra, a un año de haberse realizado dicha investigación solamente se ha logrado recuperar por parte de la Secretaría de Hacienda el vergonzoso apenas 2% de los más de 4 mil millones de pesos que fueron desviados de once dependencias federales a través de casi 150 empresas fantasmas, la debilidad de dicha institución para lograr la sanción de los responsables nos convierte en una burla internacional.
La debilidad de nuestras instituciones encargadas de la investigación, persecución y aplicación de las penas carecen de fortaleza, se encuentran destruidas moralmente ante la sociedad, sus funcionarios, los encargados de realizar las investigaciones no cuentan con la autoridad moral de poder señalar que dichas instituciones son fuertes y que realizan su trabajo, en los hechos como en los antes antes señalados, se pone en evidencia la urgencia de lograr la transformación de nuestras instituciones, la necesidad de una fiscalía realmente independiente con autonomía suficiente y con la calidad moral que se requiere para no doblegarse ante ninguna presión más que ante la de la justicia, no podemos continuar con instituciones que apilen cuerpos en la caja de un trailer y los abandonen en lugares públicos generando psicosis y terror entre la sociedad, no basta con el crimen organizado, ahora tenemos instituciones gubernamentales que hacen el trabajo por ellos.
Peña Nieto está cerrando con broche de oro su administración y ningún video con ningún bloguero, youtubero o con cualquier otro personaje que logra adeptos a través de la mofa y la gracia vulgar logrará limpiar la imagen tan manchada que nos deja los miles de muertos, los miles de millones desaparecidos ante sus narices, la corrupción desbordada, la inseguridad, entre otras, ninguna broma que pueda realizar nos hará olvidar que la lucha continúa siendo por la reconstrucción de nuestra nación. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70