Elementos para reflexionar el problema financiero de la UAZ

Elementos para reflexionar el problema financiero de la UAZ

La educación es considerada hoy, como el elemento más valioso y determinante en la arquitectura de la sociedad del futuro y debe considerarse como la mejor inversión social. La educación, en todos sus niveles, debe concebirse y valorarse como un bien público y un derecho humano básico, lo cual exige de las instituciones de educación superior un elevado compromiso social. La universidad debe ofrecer; formar personas en un permanente movimiento de búsqueda y de cambio, así como desarrollar las facultades intelectuales (conocimientos, habilidades, valores, conductas, actitudes) espirituales y éticas.
En plena globalización, los pueblos y las naciones dependen del éxito con que puedan insertarse en este nuevo escenario mundial, el desarrollo económico, social, político y cultural depende hoy de la calidad de sus sistemas educativos donde se forman y educan los jóvenes y niños que se enfrentarán a un mundo cada vez más complejo y competitivo.
Es en la formación de desarrollo humano en donde se determina las nuevas estrategias de desarrollo socioeconómico de nuestros pueblos, y de ello depende la calidad de sociedad que podamos construir.
La educación superior juega un papel crucial en el crecimiento económico y de cohesión social, impulsa la productividad laboral y el progreso tecnológico por lo tanto la competitividad, aumentando con ello el crecimiento del PIB per cápita del país, además, por la educación se logra una mejor convivencia social, una mejor y de calidad participación ciudadana en la vida política, a través de los valores como la tolerancia y la pluralidad a nuevas ideas
Es por eso que la universidad es un espacio fundamental en el diseño de la sociedad del futuro, ya que solo educación durante toda la vida asegura a los individuos su integración en la vida económica, social y cultural
Las Universidades, son por su naturaleza, los espacios para crear, transmitir, perpetuar y difundir el conocimiento, el arte y la cultura para y así construir sociedades mejores: más justas, humanas y competitivas.
El espíritu de análisis, crítica, innovación, creatividad y eficacia, debe ser un componente básico del Modelo Educativo Universitario para encarar de mejor manera los retos de la nueva economía y del proceso de globalización.
La UAZ no debe quedar fuera de este marco global de educación, y nuestro Estado tiene la obligación de atender y entender el nuevo rol que las Universidades y el conocimiento, como valor y derecho social y humano, juegan en las economías y sociedades del conocimiento.
La Universidad Autónoma de Zacatecas es el proyecto Educativo y Cultural más importante para la población Zacatecana, la institución se fundó en la ciudad de Jerez, como Casa de Estudios en 1832, paso luego a la ciudad de Zacatecas como Instituto de Ciencias, en 1959 adquiere su Autonomía y, es justo hace 50 años que por decreto de la Legislatura local se le otorga su reconocimiento como UNIVERSIDAD AUTONOMA DE ZACATECAS Francisco García Salinas, a travez de su historia la institución a logrado el reconocimiento de un modelo de universidad, que propicia una educación liberal, democrática, progresista, científica, con educación de género, impulsora de la cultura de la paz, inclusiva, de respeto a la diversidad cultural y a los derechos humanos, en la que se lucha por el desarrollo sustentable, y es nuestra convicción conservar el futuro de nuestra universidad como un espacio de educación pública de calidad y responsabilidad social.
La universidad es la oportunidad para que miles de jóvenes que viven en hogares con carencias económicas, puedan acceder a una educación profesional que les permita luchar por un mejor nivel de vida, y contribuir al desarrollo económico, político y social de nuestra entidad. Su matricula actual en sus diferentes niveles educativos que ofrece; nivel medio, medio superior, licenciatura, maestría y doctorado es actualmente de 38,768 alumnos provenientes de los 58 municipios de la entidad y de diversos estados, así como estudiantes extranjeros.
No podemos pensar a Zacatecas sin su Universidad Autónoma, ya que a lo largo de 186 años de formar generaciones, la UAZ ha expandido su cobertura educativa, teniendo presencia en 16 de los 58 municipios que concentran dos tercios de la población estatal.
Cada año la institución ha atendido la demanda de ingreso de los jóvenes para formar parte de la comunidad universitaria, en el lapso de 2007 al 2018 nuestra universidad aumentó su matricula, en educación media superior en un 60%, la licenciatura un 54%, y el posgrado un 19%, además se debe considerar que la UAZ es miembro del Consorcio de Universidades Mexicanas (CUMEX) organismo que agrupa a las mejores universidades del país por su excelencia académica, sin embargo, a ese mismo ritmo de crecimiento de la cobertura atendida, y su calidad demostrada, no se ha correspondido en el aumento del subsidio federal o la aportación del Gobierno del Estado.
La grave situación financiera que vive hoy nuestra Universidad, se explica entre otras, por las siguientes razones: la falta de reconocimiento de la plantilla docente, pues mientras la SEP sólo reconoce mil 291 plazas de tiempo completo, la institución está ejerciendo mil 603; esto nos coloca con 312 no reconocidas, tampoco son reconocidas 154 plazas de medio tiempo y 27 mil 647 horas·semana·mes. Sin embargo, la UAZ continuado ampliado la cobertura y diversificando su oferta educativa beneficiando a miles de jóvenes.
Otro elemento importante es la insuficiente aportación estatal y federal: la UAZ trabaja con el mismo esquema de participación en la conformación del subsidio, ya que recibe actualmente el 20% estatal incluyendo el 10% de impuesto directo, y el 80% federal, cuando la media nacional se encuentra en el 35% de apoyo estatal a sus universidades.
El otro problema estructural que se registra es el costo por alumno, la UAZ se le asigna en promedio de $53 mil 744 anual, comparándolo con la media nacional que se encuentra en $57,235.35 encontramos un tratamiento desigual, existen universidades estatales que llegaron a recibir $91 mil 843 durante el ejercicio de 2018, no existe una racionalidad ni académica ni de pertinencia social para éste tratamiento diferenciado. Se trata, en esencia, de un problema estructural derivado de la implantación de una política neoliberal de corte mercantilista, privatizadora, excluyente, y profundamente desigual del gasto público destinado a educación superior.
Ante este escenario existe incertidumbre para poder terminar el año cumpliendo compromisos contractuales y pagos a las diversas instancias federales.
La institución requiere antes del mes de diciembre la cantidad de 200 millones de pesos, y para el pago con diversas instancias federales (ISSSTE y SAR) otros 180 millones, comprometiéndose con la sociedad zacatecana a trabajar con trasparencia total en el manejo de los recursos financieros y así como con plantilla de personal docente y administrativo, a la vez ampliar la cobertura y caminar por la ruta de la diversificación en nuestra oferta educativa, cumpliendo con los estándares de calidad y con alto sentido de pertinencia social.
Por lo anterior, Ante la grave situación que vive nuestra Universidad consideramos que el camino es el debate racional y responsable sobre las causas históricas de la crisis financiera por las que atraviesa nuestra máxima casa de estudios, es fundamental manejarnos con información objetiva, clara puntual y precisa, que nos permita contar con elementos para conjuntamente con los legisladores federales y estatales, así como la participación del ejecutivo estatal, encontrar la ruta correcta para el fortalecimiento de nuestra universidad y que ésta siga contribuyendo al Estado y al país en la formación de estudiantes con formación integral, para que participen en investigación científica; desarrollo social, cultural, innovación y del progreso económico que tanto requerimos para aumentar el nivel y la calidad de vida de los zacatecanos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70