Ayotzinapa: cuatro años sin justicia

Ayotzinapa: cuatro años sin justicia

México entero recuerda aquella noche del 26 de septiembre, donde fueron desaparecidos 43 estudiantes normalistas de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, en Ayotzinapa, Guerrero. Fue la noche en que las autoridades del Estado Mexicano y la delincuencia organizada sobrepasaron los límites de complicidad que por años han mantenido. Como si hubiera sido una escena sacada de una película sobre terrorismo y crímenes de lesa humanidad. Lamentablemente no fue una película, fue una realidad. La realidad que vive nuestro país; la realidad que padecen los activistas, periodistas, estudiantes, mexicanos y mexicanas. La realidad de las desapariciones forzadas en México.
Han pasado 4 años desde aquella trágica noche. Los padres y familiares de los 43 normalistas no han descansado un solo día en la búsqueda de la verdad y en su clamor de justicia. Han realizado distintas acciones, que van desde manifestaciones públicas, hasta el dialogo con autoridades responsables de distintas instituciones y de diferentes niveles; con el objetivo de tener una explicación convincente del caso. Los padres de los 43, han sido insistentes, su esperanza de ver con vida a sus hijos aún existe. Le han reclamado al ejército que tuvo participación en la noche de Iguala; le reclamaron al Gobernador de Guerrero en ese entonces; han llevado su exigencia de justicia al Presidente de la República Enrique Peña Nieto; le han reclamado incluso, hasta al Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, quien aún ni si quiera toma posesión de su cargo; han llevado sus peticiones hasta instancias internacionales. Aun con todo eso, en cuatro años no ha habido justicia en el caso Ayotizinapa.
Por lo escandaloso y la gravedad del asunto, y además porque el Gobierno Mexicano estuvo en los reflectores internacionales por el caso Ayotzinapa; podríamos pensar que es conveniente esclarecer el asunto lo más pronto posible, sin miedo a descubrir quienes estuvieron involucrados, sin temor a saber qué autoridades fueron responsables. Caiga quien caiga, lo conveniente sería tomar cartas en el asunto; pero, al parecer nuestras autoridades mexicanas piensan distinto. Las explicaciones y la “verdad histórica” que se maneja del caso, no son convincentes para muchos mexicanos, pero sobre todo para los padres de los estudiantes. Por mencionar una, de tantas explicaciones increíbles que dan las autoridades al respecto del caso Ayotzinapa, podemos mencionar que en la “verdad histórica” que manejan las autoridades, hay cosas que están en duda, como la calcinación por completo de 43 cuerpos, que según las autoridades, fue la forma en que el grupo delincuencial “Guerreros Unidos” eliminó todo rastro de los normalistas. ¿Usted cree posible que se puedan incinerar 43 cuerpos humanos, quemados al aire libre, en unas cuantas horas? Dudas hay muchas, voluntad de las autoridades para aclararlas hay muy poca, recuerde que el mismo Procurador de Justicia de ese entonces manifestó que ya estaba cansado del caso Ayotzinapa.
¿Por qué no se llega al fondo del asunto? ¿Por qué las autoridades dan carpetazo? ¿Qué se oculta? ¿A quienes protegen? El caso Ayotzinapa no fue un caso aislado, no ha sido el único, no fue el primero y si no se termina con el actual régimen, lamentablemente tampoco será el último. Como lo dije en el primer párrafo de esta columna, es la realidad de las desapariciones forzadas en México. 43 estudiantes se volvieron la bandera de quienes reclaman justicia en este país, de quienes han sido o son víctimas de la persecución política, de quienes han sufrido de manera directa o indirecta la violencia de Estado, pero hay que decirlo, no son solo 43 normalistas, son más de 35 mil personas que se cree que han sido víctimas de desapariciones forzadas. Es ahí donde tiene miedo el Estado. Si por el caso Ayotzinapa, se investiga a fondo; se destaparía la cloaca de complicidad, violencia y corrupción de la cual autoridades de distintos niveles del Gobierno mexicano forman parte. Recuerde usted como en la investigación del caso Ayotzinapa, el Secretario de la Defensa Nacional se negó a que se investigara dentro de los cuarteles militares. Se pisan muchos intereses, habrá autoridades involucradas que tendrían que confesar los peores crímenes de estado que han ocurrido en México, Ayotzinapa es la punta del “iceberg”, una investigación real expondría la complicidad o participación directa de militares, Presidentes Municipales, policías municipales, policías estatales, Gobernadores y demás autoridades, y como eso no le conviene al actual régimen, pues mejor que no se investigue y que se conforme la sociedad con la “verdad histórica” que se maneja.
El día de ayer se cumplieron 4 años sin justicia para los normalistas de Ayotzinapa y para sus familias. Con el mando del Próximo Gobierno de la República, no puede pasar un año más sin avances sólidos en la investigación de ese asunto, que sin duda ayudará a la investigación de muchos otros casos. El reto es grande e involucra limpiar de corrupción el sistema de impartición de justicia, cambiar las estrategias de seguridad pública, pero también cerrarle el paso a los narco-políticos, en ese último aspecto, la responsabilidad es del Gobierno, partidos políticos y sociedad.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70