Las + Recientes

La Tierra Prometida

La Tierra Prometida

“La mejor forma de cumplir con la palabra empeñada es no darla jamás”. Napoleón Bonaparte.

        A poco más de dos meses de haber conocido el resultado de la elección presidencial, pudimos ser testigos cómo la totalidad del territorio nacional sufrió un cambio abrupto en su ordenamiento político. El país tiene hoy un nuevo color en el cual se trazó un nuevo mapa en su clase dirigente, y también porque no decirlo, en su clase social.

El gran fenómeno en el que se convirtió hoy “el Licenciado López Obrador”, pudo lograr materializar con una campaña populista que duro poco más de 13 años, lo que muchos no imaginamos llegaría a concretarse lo que hoy es ya una realidad, que es, el nuevo presidente electo de México.

Con un poco más de 30 millones de electores que representaron el 53% de la totalidad de los votos en el país, Obrador propuso un plan de gobierno idóneo para el momento tan crítico que pasamos actualmente como nación. Gracias a esa esperanza generada, una inercia positiva entre los mexicanos se logró canalizar en las urnas con un avasallante resultado.

López Obrador llega al poder en condiciones políticas inmejorables para impulsar esa gran idea utópica, la idea de la famosa “Cuarta Transformación”; que tiene como finalidad hacer de México, un país con un mayor crecimiento económico, con una clase política más honrada, un país más incluyente y menos desigual entre sus clases sociales, un territorio debidamente resguardado, una mejor calidad educativa, sin alzas de gasolinas, abuelitos y desempleados bien apoyados en un modelo de gobierno asistencialista.

Para muchos que depositaron esa confianza y sobre todo creyeron en sus utópicas promesas, les llego el desencanto más rápido de lo que pudieron imaginarse. El desencanto inicio con un inesperado nombramiento del añejo político de extracción priista Manuel Bartlett como el próximo director ejecutivo de la CFE del gobierno entrante. Personaje político conocido por muchos por su participación incriminatoria en el polémico proceso electoral del 88, donde su candidato Carlos Salinas de Gortari ganara la presidencia de la república. Sin duda un personaje muy estrechamente ligado a la tan criticada por el presidente electo, “La Mafia del Poder”.

Pero no solo el nombramiento del viejo conocido priista fue muestra de la cruda realidad. El pasado 4 de septiembre quedo en evidencia la falta de compromiso por parte del presidente electo para dar respuesta a sus promesas de campaña. El bochornoso caso de Velasco Coello desmorona la promesa de combatir la corrupción de raíz.

Cuando la noticia se giró a nivel nacional, cuando el congreso negó la petición de licencia de Velasco; comente el suceso histórico con un buen amigo que apoya fielmente y cree ciegamente en este nuevo modelo de gobierno. Mi reconocimiento y las alabanzas correspondientes de esta histórica decisión, ambos concordamos que la petición de ahora Gobernador sustituto representaba una vil burla para los mexicanos y era necesario detenerlo.

Sin duda representaban decisiones que daban muestra que la famosa 4° Transformación llegaría enserio y estaba más cerca que nunca de la tan anhelada Tierra Prometida. Pero bastaron 4 horas para que la realidad encendiera las alarmas entre los mexicanos y sobre todo entre los seguidores del falso mecías. La gran decepción de darse cuenta que son igual o peor a las viejas prácticas de la Mafia del Poder se cristalizaba con la marcha atrás de la negativa a la licencia, aprobándola para dar luz verde al cinismo de Velasco Cohello.

Por si fuera poco, y abonando a esta primera decepción, siguieron otras dos malas noticias. La primera, que la famosa austeridad republicana tardaría más de lo que se había programado, los diputados flamantes de la fracción del nuevo gobierno recientemente se negaron a tal iniciativa que tanto pregono el presidente electo; que era la reducción salarial y algunos cuantos beneficios lujosos de los diputados.

Y la segunda mala noticia es reciente, el día de hoy se acaba de anunciar que los precios de las gasolinas se mantendrían con costos del mercado, lo cual quiere decir, que los gasolinazos continuaran como se han venido dando últimamente, y la tan famosa promesa de no más alzas de precios en las gasolinas por ahora, es una promesa más que también habrá que tirarla a la basura.

Para Finalizar:

Los recientes e improvisados nombramientos del gabinete de Obrador se caracterizan por su falta de talento para dirigir los temas nacionales de la administración pública federal.

Día con día muchos mexicanos se “desapendejaran” de la idea falsa que le compraron al viejo predicador, esto como consecuencia de esa falsa promesa de alcanzar la Tierra Prometida. En este mal inicio de la 4° Transformación y a esta marcha, muchos mexicanos más temprano que tarde, se darán a la idea muy pronto que algunas cuantas o muchas promesas de campaña, son simplemente improcedentes e insostenibles financieramente.

Indudablemente en la victoria de Obrador hubo más votos de fe y esperanza que de confianza. Las expectativas generadas y depositadas en él, están sentadas sobre un modelo de nación utópico e inviable para la realidad del país. Un último ejemplo de lo que digo es el refrendo del presidente electo para que el ejército continúe con la misma estrategia de seguridad publica en las calles del país.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70