Las + Recientes

Segundo Lugar, banda zacatecana de happy punk, se despide de los escenarios por tiempo indefinido

Segundo Lugar, banda zacatecana de happy punk, se despide de los escenarios por tiempo indefinido
Fotos: CORTESÍA

  • La separación se debe a diferencias entre sus integrantes respecto a gustos y metas musicales
  • El nombre de Segundo Lugar fue pensado desde antes de la fundación de la banda, por sugerencia del tío de uno de los músicos
  • Actualmente estos jóvenes ya forman parte de otros proyectos, tales como Diálogos entre Sol y Luna, Adolff Martz e Invrno
  • El happy punk nos hacía vivir todo; buscábamos que la gente se identificara con nuestras canciones, desde las más felices hasta las más tristes, sostuvieron
  • Además de Zacatecas, lograron presentarse en otras ciudades del país
  • En su concierto de despedida compartieron escenario, en el Foro The Destroy, con otras 4 agrupaciones de esta entidad

Después de aproximadamente dos años de haberse formado, el pasado viernes 24 de agosto, Segundo Lugar, agrupación zacatecana de happy punk compuesta por tres jóvenes, brindó su último concierto, pues decidió, debido a diferencias entre sus integrantes en cuanto a gustos musicales y metas, dar un descanso a su carrera, sin saber si será una pausa o el final.

Sebastián Noriega, en guitarra y voz; Braulio Salazar, en batería, y Maximiliano Jasso, en bajo, dieron a conocer en entrevista exclusiva que actualmente cada uno trabaja en otros proyectos musicales, ninguno de ellos enfocado al happy punk pese a ser éste el género que los guió por más de dos años con Segundo Lugar.

El nombre de Segundo Lugar fue pensado desde antes de la fundación de la banda, ya que fue la sugerencia que Braulio recibió de un tío suyo, quien siempre anheló tener una agrupación de música y le comentaba a su sobrino que cuando tuviera una banda le llamara así, incentivado por nombres como Seguimos Perdiendo, perteneciente éste a una banda mexicana de punk rock.

Ante la falta de coincidencia entre proyectos e intereses musicales, los integrantes de Segundo Lugar determinaron separarse, aunque no se trata aún de una separación definitiva, pues esta pausa les dará tiempo para reflexionar y, ya sea, terminar o continuar después con el grupo. En este descanso, sin embargo, la amistad no se perderá, pues dicen haber vivido muchas aventuras juntos.

Como ya se mencionó, los proyectos que cada uno tiene ahora no giran en torno al happy punk. En su caso, Sebastián está dentro de Adolff Martz, que va por el orden del pop; Braulio opta por el indie rock, con el grupo Invrno, en el cual toca el bajo; y Max forma parte de un dúo integrado por dos guitarras acústicas que se llama Diálogos entre Sol y Luna.

Braulio y Max ya se conocían desde la infancia, pero la agrupación se formó cuando Braulio y Sebastián, ambos con el gusto por el happy punk, se conocieron.

Su preferencia por este género fue porque el mismo les hacía vivir todo, y eso era lo que les gustaba transmitir; buscaban que la gente se identificara con las canciones que componían y que contenían sentimientos propios, desde desamor y tristeza hasta fiesta y amigos. “Siempre intentamos darlo todo en las canciones y en el escenario”, con esas variadas temáticas, que van desde lo más feliz hasta lo más triste.

Entre todos –incluido, en algunas, otro guitarrista de nombre Juan que luego salió del grupo- alcanzaron a componer ocho piezas, de las cuales grabaron unas cinco e hicieron un EP –que no tiene título- con tres de ellas; no pudieron grabar más porque el tiempo limitaba a cada uno y no lograban coincidir tan fácilmente.

Aunque Segundo Lugar finaliza por ahora, cada uno de quienes lo conformaron no abandona la música. Más aun, desde antes de la fundación de esta banda, dos de los integrantes ya estaban inmersos en tocar un instrumento.

Segundo Lugar no fue, pues, el primer proyecto para Braulio y Sebastián, quienes comenzaron a los 12 y 11 años, respetivamente. En su caso, Braulio tuvo una banda de punk, Anónimos, y al terminar ese proyecto, se quedó con la espinita de seguir en este arte y comenzar con el happy punk. Por su parte, Sebastián perteneció a una banda que permaneció dos años en la escena y se llamó Gel Monkeys, la cual estaba enfocada al pop y no al happy punk, que era lo que buscaba tocar este joven. Y aunque para Maximiliano, Segundo Lugar fue su primera banda, cuando se integró a ella ya tocaba la guitarra, no obstante, sus influencias se deslizaban más por el heavy metal y el thrash metal; en este sentido, fue la amistad de Braulio lo que lo llevó al gusto por el happy punk, al escuchar a bandas como Blink 182.

Lo anterior es, en parte, el producto del apoyo que estos jóvenes prácticamente autodidactas han tenido por parte de sus familias respecto a la música, de allí que comenzaron desde niños; a Braulio, por ejemplo, le gustaba el glam y recuerda que tocaba en su casa sirviéndose de su Guitar Hero, hecho que motivó a sus padres a comprarle una batería. Luego, tocaba por diversión con Max.

Segundo Lugar se presentó en escenarios como el Multiforo, así como en otras ciudades fuera del estado, como Aguascalientes, San Luis Potosí, Saltillo, Guadalajara y Monterrey.

Con influencias como Blink 182, Sum 41, Millencolin y NOFX, estos jóvenes músicos lograron mezclar el punk rasposo de NOFX con algo más melódico de Blink 182.

En su despedida de la noche del 24 de agosto, realizada en el Foro The Destroy, tocaron todas sus composiciones, además del repertorio con el que iniciaron su camino. Allí, además, compartieron escenario con los zacatecanos Pádme, She’s Still Breathing, Traveler Homeless y Viento a Favor.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70