Niega INAH disputa por materia de trabajo en Museo de Guadalupe

Niega INAH disputa por materia de trabajo en Museo de Guadalupe
Instalaciones del Museo FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

La contratación de elementos de la SIEL no representa un riesgo: directora

 

José María Muñoz Bonilla y Rosa María Franco Velasco coincidieron en señalar que en el Museo Regional de Guadalupe, único en el estado que está bajo custodia del Instituto Nacional de Antropología e Historia, se han respetado las condiciones generales de trabajo de los trabajadores sindicalizados.
Los custodios del Museo Regional de Guadalupe se manifestaron hace días denunciando que sus condiciones generales de trabajo habían sido violentadas.
Francisco Carreón Meza, secretario general de la Sección de Técnicos y Profesionistas del Instituto de Antropología e Historia del Estado de Zacatecas, correspondiente al Sindicato Nacional Democrático de los Trabajadores de la Secretaría de Cultura, habló del incumplimiento por parte de la directora del Museo de Guadalupe de un acuerdo laboral celebrado en 2014, derivado de un ofrecimiento que la propia funcionaria hizo a los trabajadores para que se establecieran guardias de trabajo “mañana, tarde y noche” a fin de cuidar el espacio y su acervo, bajo el argumento de que había problemas financieros a nivel nacional y por tanto deficiencias en recursos humanos.
En 2016, agregó, empezaron a introducirse en el museo elementos de seguridad privada de la empresa SIEL para hacer las funciones que los custodios han tenido, en algunos casos, hasta por 30 años.
Ayer en entrevista por separado, el coordinador nacional de Centros INAH del Instituto Nacional de Antropología e Historia, José María Muñoz Bonilla, y la directora del Museo Regional de Guadalupe, Rosa María Franco Velasco, negaron que la contratación de elementos de seguridad privada para las funciones del cuidado y protección del patrimonio cultural y artístico de este espacio represente un riesgo, pues dijeron, se les capacita, incluso por los mimos custodios.
Franco Velasco incluso aseguró que la empresa Servicios Industriales y Empresariales de la Laguna (SIEL) SA de CV, que obtuvo el contrato por medio de una licitación pública a nivel nacional está especializada para estas funciones.
“Cualquier proceso de licitación pública nacional requiere de un equipo especial detrás revisando todas las especificaciones técnicas que en este caso requiere un centro de trabajo para garantizar precisamente, la seguridad del mismo”.
Ambos servidores públicos sostuvieron que la misma normatividad laboral al interior del organismo establece el ascenso de categoría de quienes antes eran custodios.
Esas promociones han ocurrido en el Museo Regional de Guadalupe en una época reciente, sin especificar el periodo preciso, hasta de más de 12 de los custodios, dijo Muñoz Bonilla, mientras que Franco Velasco se refirió a una de los de ellos que tuvo verificativo el pasado mes de abril, cerca de estos dos últimos trabajadores dijo, fungen ahora en el áreas administrativa y aclaró que los ascensos implican siempre que se congelen las plazas antes ocupadas.
De esta manera se da una composición mixta de quienes resguardan el patrimonio cultural del citado espacio, en este momento integrada por 10 trabajadores del INAH adheridos a la Sección de Técnicos y Profesionistas del Instituto de Antropología e Historia del Estado de Zacatecas, correspondiente al Sindicato Nacional Democrático de los Trabajadores de la Secretaria de Cultura, y 14 que laboran para la empresa Servicios Industriales y Empresariales de la Laguna (SIEL) SA de CV.
A pesar de este tránsito que ya exhibe que mayoritariamente quienes se encargan de estas funciones son elementos de seguridad privada, Rosa María Franco Velasco consideró que esto no implica una disputa por la materia de trabajo entre ambos tipos de trabajadores, y señaló que el asunto obedece a “necesidades del servicio que se tienen que hacer aquí, básicamente es una cuestión de custodia” del espacio que también precisó tiene 10 mil metros cuadrados construidos y 27 salas abiertas al público.
“Quedan 10 elementos de seguridad que es el área de custodia y que seguramente seguirán escalando, porque es parte de este proceso institucional, tenemos que trabajar en esta seguridad”, adelantó.
Dijo que el pasado mes de abril se le entregó copia al Área de custodia “para que analizara el catálogo de puestos –que se le asignarían a los elementos de seguridad privada- por si tenían observaciones” pero un día antes de que se celebrara la reunión para tratar este tema, los trabajadores sindicalizados informaron que no se presentarían a la misma.
Sobre el tema de las horas extras, establecido en un acuerdo según los custodios del 2014, Franco Velasco dijo que no se les “dejará de apoyar” pero lo que no se puede es que rebasen más de 24 horas de labores por cuestiones de salud, y en sustento a las leyes en materia laboral del país.
No obstante admitió que “ellos con este ánimo de seguir abonando al cuidado y a la apertura de salas hacían más horas de las permitidas laboralmente”.
Dijo que se opuso a ello el pasado 26 de junio con base en las Condiciones Generales de Trabajo y citó de este ordenamiento su artículo 88, que señala que se requiere que el jefe inmediato de quien solicite horas extras, lo haga constar por escrito precisando el número de las mismas, con copia al Departamento de Personal para que se proceda a su pago, requisito sin el cual no se concretará esta solicitud.
José María Muñoz Bonilla manifestó que ha hablado con Rosa María Franco sobre este asunto, y ambos expusieron que tienen disposición al diálogo con los trabajadores inconformes, que puntualizó esta última son ocho de una plantilla general que suma 60.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70