Nuevo Poder Legislativo federal

Nuevo Poder Legislativo federal

El miércoles anterior quedó instalada la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión, que iniciará su primer periodo de sesiones ordinaria el próximo sábado 1 de septiembre. Será la que reciba por escrito el último informe de gobierno del Presidente EPN, pero a diferencia de los últimos 24 años, la entrante está conformada por 305 legisladores pertenecientes a un nuevo partido, de izquierda: Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), que en las elecciones de julio pasado derrotó a todos sus opositores y los desplazó a lugares muy alejados, sobre todo al PRI, en otro tiempo partido hegemónico.
Un número de legisladores como el que tendrá ese partido, lo convierte en dominante. El Congreso de la Unión está integrado por 628 legisladores: 500 diputados de los cuales 300 son elegidos por el principio de mayoría relativa y 200 por el principio de representación proporcional; 128 senadores, de ellos, 2 por cada Estado y la Ciudad de México, serán elegidos según el principio de mayoría relativa, uno será asignado a la primera minoría, los otros 32, serán elegidos por el principio de representación proporcional.
Otra de las principales características que tiene el nuevo poder Legislativo Federal, es que el próximo Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, pertenece al mismo partido que su mayoría, lo que debe ser de suma utilidad para lograr todas y cada una de las propuestas, que permitan la cuarta transformación ofrecida, y que es urgente para el país. Por eso la ciudadanía votó por una alternativa de cambio.
No habrá ninguna excusa para lograr esa finalidad. El pueblo de México ya no quiere más agravios.
Y…es que de los tres poderes de la Unión: Legislativo, Ejecutivo y Judicial, el primero, es el más numeroso está conformado, en el caso de nuestro país, como ya mencionamos por 628 legisladores; el segundo, por un solo individuo que es el Presidente y el último, lo conforman la SCJN, el TEPJF, Tribunales Colegiados y Unitarios de Circuito y Juzgados de Distrito. Todos, desde luego, con sus funciones explícitamente señaladas en la ley.
Debemos precisar que el Judicial, no tiene don de mando. Solamente aplica lo que el legislador le permite en la ley. En cambio los otros, el Ejecutivo y Legislativo, sí tienen don de mando. El Ejecutivo, manda a través de las Fuerzas Armadas (Ejército; Marina y Fuerza Aérea), mientras que el Legislativo tiene mando a través de la facultad para la creación de leyes. Por consecuencia, son estos dos los que tienen una fuerte relación que, dependiendo del lugar en que se encuentre uno y otro, es lo que permite la existencia del sistema presidencial o parlamentario.
Si el Ejecutivo se encuentra sobre el Legislativo, y el Presidente es libre frente a las Cámaras para el ejercicio de sus actos, sin dar cuenta de ellos, entonces hablamos de la existencia de un sistema presidencial. Pero a la inversa, si el Legislativo se encuentra por encima del Ejecutivo, y éste no es libre en sus actuaciones, sino que debe rendir cuentas al Congreso, entonces hablamos de un sistema parlamentario. En el sistema presidencial, una sola persona como es el Presidente, parece que somete al Congreso; en el sistema parlamentario, son las Cámaras las que someten al Presidente.
Atendiendo a este orden de ideas, la conformación del nuevo Poder Legislativo Federal, obliga a preguntarnos: ¿cuál de los dos poderes quedará sometido? ¿AMLO someterá al Congreso? ¿El Congreso someterá a AMLO?
Bueno algo interesante es que a los diputados morenistas del nuevo Poder Legislativo, les asistirán funciones constitucionales de suma importancia, porque tendrán la posibilidad de encabezar las Comisiones de Hacienda, la de Presupuesto, la de Gobernación y la de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación. Es decir podrá ejercer el control de los recursos financieros del país.
Habrá que estar atentos porque los legisladores de MORENA que integran el nuevo Poder Legislativo Federal, llegaron envueltos, por así decirlo, en un papel especial: partido opositor, de reciente creación, que obtuvo el triunfo por aplastante mayoría.
Pero… ¡oh, fue mayúscula la sorpresa al desempacarlos!
Encontramos que no “son nuevos” todos los legisladores. Muchos de ellos, han permanecido desde hace tiempo en el Congreso, bajo letras y colores de otros partidos. En las fotografías que se publicaron en los medios el día de ayer, prácticamente se puede distinguir a algunos que han ocupado los mismos cargos, u otrosa nivel local, también de representación.
Con relación a los legisladores del PRIAN, y a los demás partidos, que se acepte o no, igual forman al nuevo Poder Legislativo Federal, debemos decir que les conviene su humillante lugar.
Hay una razón de peso. Mire usted fino lector.
Los senadores duran en su cargo 6 años; los diputados 3. La última reforma electoral, permite que los elegidos en 2018, puedan ser reelectos:
Los senadores por dos periodos consecutivos.
Los diputados por cuatro periodos consecutivos.
De esta manera encontraremos senadores que podrían durar 18 años en su cargo, y diputados 15, incluyendo el primero. Art. 59 CPEUM.
Gozando desde luego de dietas, bonos… demás…
¿Qué le parece? ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70