Las + Recientes

Custodios del Museo de Guadalupe denuncian contratación de elementos de seguridad privada en ese recinto

Custodios del Museo de Guadalupe denuncian contratación de elementos de seguridad privada en ese recinto
Foto: ALMA RÍOS

  • Dichos contratos, que son outsourcing, iniciaron en 2016 con 8 elementos, pero aumentaron a 14 hace alrededor de dos meses
  • Los manifestantes señalan que han sido sustituidos por esta seguridad privada pese a que ellos están capacitados y algunos incluso tienen hasta 30 años de servicio
  • Se ha violado el convenio laboral entre sindicato y directora del museo, sostienen
  • Alertan, además, sobre la seguridad del acervo del lugar, pues los elementos de seguridad privada han sido rotados hasta en 150 ocasiones
  • También refieren que ha habido modificaciones al espacio que han provocado tanto daños a piezas de arte sacro como a la misma estructura física del edificio

Desde el año 2016 el Museo de Guadalupe ha ocupado elementos de seguridad privada. Inicialmente, fueron ocho, pero hace alrededor de dos meses incrementó su número a 14, quienes estarían sustituyendo a los custodios capacitados para esta función, algunos que tienen hasta 30 años de servicio, expuso Francisco Carreón Meza, secretario general de la Sección de Técnicos y Profesionistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Zacatecas, correspondiente al Sindicato Nacional Democrático de los Trabajadores de la Secretaría de Cultura.

Con esta determinación, que implica contratos outsourcing, dijo, se violan las normas generales de trabajo, concretamente lo establecido en un acuerdo laboral celebrado en 2014 entre esta sección del sindicato del INAH y la directora del Museo de Guadalupe, Rosa María Franco, mismo en que la propia funcionaria solicitó que los custodios de esta institución trabajaran horas extras en este espacio, y para cuya modificación se requiere un acuerdo mixto y no unilateral, acotó, como quiere imponerlo la funcionaria.

Además de la violación al convenio laboral, Carreón Meza y uno de los custodios denunciaron que desde 2016 en que ingresaron los elementos de seguridad privada de la empresa Servicios Industriales y Empresariales de La Laguna S.A. de C.V. al Museo de Guadalupe, han sido rotados hasta en 150 ocasiones, un factor que alarma a los trabajadores respecto de la seguridad del patrimonio cultural que implican estas funciones.

Su denuncia también manifiesta el daño que ya sufren los cuadros de arte sacro del periodo colonial debido a modificaciones al espacio, la integración de cristales hace 10 años, cuyo efecto lupa estarían “torciendo” los marcos de las obras, y que implicarían, según su señalamiento, la no conservación del principio de autenticidad patrimonial de este lugar, y la originalidad del mismo. Por estos hechos hicieron una primera denuncia interna en aquel momento ante autoridades centrales del INAH, sin que tuviera efectos.

El Convento de Guadalupe y el museo de mismo nombre están inscritos como uno de los puntos del Camino Real de Tierra Adentro, considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2001 por la Unesco, expusieron.

En este sentido, los trabajadores del INAH señalaron su preocupación tanto por el acervo del Museo de Guadalupe como por las modificaciones físicas que se han hecho al espacio, la más reciente, el cambio de los marcos de ventanas de madera que, sostienen, se dañaron por falta de mantenimiento, por materiales de plástico PVC, también inscrito dentro del periodo en que se ha mantenido Rosa María Franco al frente del Museo de Guadalupe, y que suma 18 años.

Los inconformes han solicitado ya a autoridades centrales del INAH una mesa de diálogo para tratar estos asuntos que esperan se verifique en los primeros días del mes de septiembre.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70