¿Y la cultura?

¿Y la cultura?

El estado de Zacatecas está inmerso en una centenaria actividad cultural que trasciende a los gobiernos y que se manifiesta a través de distintas expresiones del arte. Muchos zacatecanos han tenido no solo la visión de preservar y proyectar muchas manifestaciones artísticas o históricas, sino que han sido celosos cuidadores del arte y la cultura.
En este contexto la actividad cultural se institucionaliza a partir del cuatro de diciembre de 1986 cuando el congreso zacatecano aprueba el decreto mediante el cual se crea el Instituto Zacatecano de Cultura “Ramón López Velarde”, a iniciativa del entonces gobernador, Genaro Borrego Estrada.
Han transcurrido 32 años desde la publicación de dicho decreto gubernamental aprobado por la Quincuagésima Segunda legislatura del estado, firmado por el entonces presidente de la Gran Comisión de la cámara de diputados local, José Miguel Falcón Borrego y por los legisladores, Flavio Campos Miramontes y Javier Calzada Vázquez.
De acuerdo al citado decreto el Instituto tiene los siguientes objetivos:
Promover, difundir, fomentar, coordinar y desarrollar la actividad cultural en el estado, preservando y rescatando sus valores arqueológicos, artísticos e históricos tradicionales y populares, locales y nacionales. Para acrecentar el conocimiento del patrimonio cultural universal, valorar y ubicar el sentido de identidad y arraigo de los zacatecanos.
¿Qué tanto se han cumplido estos objetivos que dieron vida legal al Instituto Zacatecano de Cultura?
A partir de 1986 se institucionalizó La Semana Cultural con la que siempre se procuró generar actividades de primer nivel nacional, procurando siempre la calidad y buena organización de los eventos.
A través de la Semana Cultural se estimuló la atracción turística en Zacatecas por lo que se consolidó la política de crear museos, espacios que albergan parte de la historia y creatividad de artistas zacatecanos, algunos en vida y otros que nos han legado su sensibilidad a través de sus obras.
Con el cambio de gobierno la Semana Cultural estuvo en riesgo de desaparecer a causa de la rivalidad entre el mandatario saliente, Genaro Borrego y el entrante, Arturo Romo Gutiérrez (1992-1998), pero afortunadamente solo fue una versión que quedó en el imaginario popular.
Cada gobernante le ha impreso su estilo y sensibilidad cultural, incorporando nuevos festivales, ampliando el número de días de lo que hoy es el Festival Cultural o bien, invitando a artistas destacados en el arte nacional.
En ocasiones la dirección del Instituto Zacatecano de Cultura ha virado más hacia lo político que hacia lo cultural, se han generado sospechas de irregularidades administrativas y tráfico de influencia.
Algunos de los museos han sido utilizados para organizar bodas, matrimonios por lo civil, festividades familiares, con lo que se acrecienta la sospecha de que se desvirtúa su esencia como receptáculos de las manifestaciones y bienes culturales y promotores de la cultura universal.
En la actualidad el Instituto Zacatecano de Cultura “Ramón López Velarde” no vive su mejor momento en cuanto a la difusión y promoción de la cultura del estado, puesto que la dirección a cargo de Alfonso Vázquez Sosa, se ha preocupado más por atender viejas rencillas personales y desplazar a promotores culturales.
El Festival de la Oralidad que venía desarrollándose y consolidando una propuesta literaria para el estado fue desplazado, al igual que el Festival Internacional del Folclor. Ambos fueron sustituidos por productos muy distintos a su origen y proyección.
Asimismo la dirección del Instituto inició una serie de cambios administrativos en distintos museos como en el Manuel M. Ponce; en la Ciudadela del Arte; Francisco Goitia; Pedro Coronel y en el teatro Ramón López Velarde.
Naturalmente que la dirección puede hacer los cambios que estime conveniente pero ¿Hacía qué rumbo y con qué criterios?
La actual conducción del Instituto no ha generado una nueva propuesta de la dinámica cultural y menos aún, ha consolidado la calidad que venía siendo una de las preocupaciones de gobiernos anteriores.
El pasado ocho de diciembre de 2016  el gobernador Alejandro Tello Cristerna, le tomó protesta a los nuevos integrantes del Consejo Directivo del IZC entre los que se encuentran: el artista plástico Alfonso López Monreal, Juan Guillermo Zesati Ibarguengoitia (como representante de la sociedad civil), la secretaria de Educación, Gema Mercado Sánchez y la secretaria de la Función Pública, Paula Rey Ortiz Medina, así como el secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, el músico, Luis Félix Serrano; el presidente de la Junta de Protección y Conservación de Monumentos y Zonas Típicas, Rafael Sánchez Preza; al presidente del Consejo Interino Municipal de Zacatecas, Catarino Martínez Díaz y al secretario de Turismo, Eduardo Yarto.
En aquella Ocasión el gobernador Alejandro Tello Cristerna afirmó que el tema cultural para Zacatecas es prioridad para su administración y que se trabajaría diferente para buscar y generar la unidad entre la comunidad artística local, así como devolver y explotar la vocación cultural de la entidad.
¿Qué tanto se ha avanzado en el logro de estos objetivos?
Mientras tanto ha trascendido la salida del mencionado Consejo de uno de sus integrantes, del artista, Alfonso López Monreal. ■
Al tiempo.

@juangomezac

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70