Las + Recientes

La revancha judicial de Gordillo

La revancha judicial de Gordillo
Elba Esther Gordillo en conferencia de prensa el 20 de agosto foto: la jornada zacatecas

La vida de Elba Esther Gordillo en tribunales no ha terminado. Después de quedar libre por falta de pruebas, demandará al periodista Carlos Loret de Mola, seguirá sus acciones contra personal del Poder Judicial y podría emprender acciones contra funcionarios y el Estado mexicano por daño moral.
Jefa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) hasta su detención en 2013, Gordillo mantiene además una queja en contra del Estado mexicano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por lo que considera como una persecución política por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto.
En lo que la CIDH se pronuncia sobre la admisión de la queja, Gordillo pretende llevar a tribunales a Loret de Mola por presuntamente difamarla en distintas ocasiones durante los cinco años y tres meses que duró el proceso en contra de la exdirigente.
“La libertad de expresión tiene límites”, aseguró a Apro Marco Antonio del Toro, abogado de Gordillo.
“Tenemos la libertad de manifestarnos, pero si rompemos vidrios alegando que lo hicimos con la justificación de esa libertad, es algo que no se puede sostener. Si los periodistas hacen alguna imputación que no es cierta, eso rebasa la libertad de expresión. A menos, claro, que lo compruebe la autoridad”, señaló.
La libertad de expresión debe ser lo más amplia para garantizar la libertad de las ideas, pero esa amplitud llega a un límite. La pregunta es si se tiene o no responsabilidad en el ejercicio de esa libertad, añadió.
Gordillo había demandado al juez que instruyó su caso, Alejandro Caballero Vértiz, pero falleció hace algunos meses. El recurso se mantiene en contra de personal de ese juzgado que durante todo el caso se hizo eco de las promociones de la Procuraduría General de la República (PGR), como la de incrementar las restricciones de la prisión domiciliaria contra Gordillo por razones de “seguridad del Estado”.
De acuerdo con el abogado, pudo ocurrir la injerencia en el Consejo de la Judicatura Federal para que el juez dificultara la defensa de la polémica exprofesora, a la que la prensa estadunidense consideró como la Jimy Hoffa mexicana, en referencia al poderoso líder sindical de los camioneros de aquel país acusado de corrupción.
No hay duda de que hubo una persecución política. Después de la decisión de la CIDH veremos qué procede en el caso de quienes actuaron como representantes del Estado, indicó.
Del Toro lleva la defensa también de Isaías Gallardo Chávez y José Manuel Díaz Flores, coacusados de Gordillo. De acuerdo con el abogado, “indefectiblemente” ambos deben obtener su libertad más tarde que temprano.
Nora Guadalupe, quien se convirtió en testigo colaboradora de la PGR en contra de Gordillo, sigue presa en el penal femenil de alta seguridad en Coatlán del Río, Morelos.
La “dirigente vitalicia” del SNTE se opuso a la reforma educativa del gobierno de Enrique Peña Nieto y el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que podrá participar en la nueva reforma que hará su gobierno.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70