Las + Recientes

Primero dejar de cavar, luego salir del pozo

Primero dejar de cavar, luego salir del pozo

Son tiempos difíciles para una política impredecible; salir en defensa de la política y de los políticos es tan complicado que todas las precauciones parecen pocas. Es momento de reinventar la política, ¿o no? ¿Acaso el modelo vigente muestra perspectiva de futuro? Pues no. Está claro que el modelo tradicional se agotó y ya no beneficia a nadie.
Urge rehacer la política, pero no desde la cúpula y con los políticos de forma excluyente, sino rehacerla entre todos. Donde los únicos privilegios deben ser el diálogo y la participación de la sociedad, porque lamentablemente los instrumentos institucionales para que ello ocurra son insuficientes, inaccesibles o inadecuados.
En el mundo se ha empezado a consolidar una de las iniciativas más importantes de acceso a la información del Estado por parte de los ciudadanos: open government (gobierno abierto). Iniciativa que ubica el conocimiento y la transparencia como bienes públicos prioritarios, que promueven la participación activa de los ciudadanos en el desarrollo de las políticas públicas de un país. Quienes se han sumado a esta iniciativa propician sociedades más democráticas y participativas, principios elementales de la gobernanza.
El Plan Estatal de Desarrollo del Gobierno de Alejandro Tello, en su primer eje, denominado Gobierno Abierto y de Resultados, da muestra de la alineación conceptual de su administración a estos principios. Ejemplos como Obra Transparente, INDYCE, Decidiendo Juntos y Proponle a Zacatecas son herramientas que ayudan y ayudarán cada vez más a avanzar en esa dirección; ahora estamos ante el reto de posicionarlas en el ánimo ciudadano y como su tarea apropiarse de ellas.
Es preciso aumentar la participación política, aunque es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Siendo realista ¿Quién tiene tiempo y paciencia para asistir a reuniones y actividades de grupo, especialmente cuando la mayoría de la acción colectiva implica la militancia a un partido político? Y más con el descrédito que ahora tienen. En estas circunstancias la participación política y el activismo social es cosa de minorías, por el amplio desánimo con el que se acompaña la política.
Sin embargo, no podemos olvidarnos de poner valor a los aspectos positivos de la política. Si únicamente nos centramos en la crítica no seremos capaces de reconstruirla y sin estos elementos no conseguiremos rehacer un proyecto de convivencia colectiva, en donde la comunicación y la política sean elementos centrales para recomponer la relación entre los Gobiernos y Gobernados.
Pero también hay que decir que nos hemos visto sorprendidos por arrebatos de interés en los asuntos públicos, incluso movilizaciones de ciudadanos habitualmente indiferentes o apáticos con bastante exigencia, que en la pasada elección demostró una mayor participación de lo acostumbrado y generaron una amplia expectativa a favor de la postura de Andrés Manuel López Obrador, quien fijó en la corrupción el principal problema de México. Su convocatoria fue ampliamente aceptada por la mayoría de los mexicanos que acudieron a las urnas. Él propone una nueva forma de hacer política, de la cuarta transformación del país y coincido ampliamente.
En circunstancias normales, la participación política es cosa de unos cuantos, pero en otras circunstancias, como en las revoluciones, toda la sociedad se vuelca con fervor en el activismo político y así ocurrió. Las revoluciones son costosas y con resultados inciertos, por eso es importante siempre evitarlas, encausando la energía política latente para lograr los cambios necesarios. Sin embargo, hay quien afirma que “es la misma mafia del poder, pero el pueblo necesitaba esperanza para evitar una convulsión social, y en AMLO depositaron esa esperanza”. Deseo que el cambio sea verdadero, como el slogan de su campaña y como ciudadano participar para lograr un mejor país.
Y la única manera de lograrlo es con una democracia más eficiente; con partidos políticos capaces de atraer, retener e inspirar a militantes sociales que ahora persiguen sus objetivos a través de la ONG por la disfuncionalidad de las organizaciones políticas y la falta de canales institucionales adecuados que les permitan dar cauce a sus anhelos y demandas.
Lo primero, restablecer la confianza en nuestro sistema político, reinventar los partidos, posicionar las herramientas para que los ciudadanos puedan participar de verdad en el proceso político y entre todos abordar los retos más acuciantes de nuestra época.
Porque, para salir del pozo, lo primero que debemos hacer es dejar de cavar, en eso radica trabajar diferente, pero es imposible que el gobierno en solitario resuelva todos los problemas. Para eso debemos trabajar unidos, sociedad civil, academia, iniciativa privada y gobierno. Solo así, lograremos reinventar la política, dignificarla, para que sirva, y no para servirse de ella.

*Coordinador Estatal de Planeación

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70