Las + Recientes

El curso propedeútico de Derecho y las futuras generaciones de Licenciados

El curso propedeútico de Derecho y las futuras generaciones de Licenciados

Es un privilegio para el que escribe, poder participar en el curso propedéutico impartido a los aspirantes a ingresar a la Licenciatura en Derecho de la Unidad Académica de Derecho de la UAZ, particularmente agradezco al Director de la escuela, Dr. Juan Carlos Guerrero Sifuentes, la invitación para integrarme al grupo de profesores que conjuntamente, hemos diseñado los contenidos que dan forma a cada uno de los ejes temáticos que se imparten durante una semana; es antes que nada, un trabajo de equipo pues cada docente incluye lo que de acuerdo a su experiencia, debe agregarse como parte del conocimiento jurídico; la evidencia de nuestro trabajo queda registrado en la liga: derecho.uaz.edu.mx. Respeto y reconozco el trabajo de los maestros y maestras, compañeros y amigos de muchos años que aportan y contribuyen al fortalecimiento académico de nuestra querida escuela. Ya en forma, imparto lo correspondiente a las nociones generales del Derecho, oportunidad única para interactuar con los jóvenes que tienen el anhelo de dedicarse a esta importante carrea como proyecto de vida. Estoy convencido de que el Derecho puede transformar nuestra sociedad y superar los retos que tenemos en materia de inseguridad, pobreza, desempleo y falta de oportunidades en general y, las 305 leyes federales que integran el sistema jurídico federal, debieran tenernos a los mexicanos en un estatus de progreso, sostenibilidad ambiental, paz y armonía. Los alumnos y su aguda inteligencia, cuestionan sobre la dificultad que implica lograr la justicia a la que aspiramos todos y, es que la corrupción y la impunidad, son las que motivan las grandes desigualdades sociales como un cáncer que hace metástasis en todas las estructuras estatales; para colmo, la Constitución Política Federal legaliza la persistencia del Monarca a través de la figura del Presidente de la República que ya infectado de hybris, se considera parido por los dioses y predestinado para fregarnos a los demás, favoreciendo mejor a los extranjeros que a su propio pueblo. Necesariamente, analizamos en el curso propedeútico, la vinculación lógica que existe entre el poder, la democracia y la Administración Pública y, el saqueo de la riqueza de la Nación a partir de las últimas reformas constitucionales aprobadas con la infame complicidad del Congreso de la Unión y algunas legislaturas de los estados en los términos del artículo 135 constitucional. Conjuntamente con los estudiantes, reflexionamos sobre la herencia lamentable que nos han cedido los gobiernos priistas y panistas y lo paradójico que resulta que solo unos pocos, disfruten de los manjares de la riqueza nacional que es de todos. Desde el inicio de mi carrera como docente, renuncié a formar borregos domesticados a los mandatos del sistema, a mi manera, hago mi revolución en las conciencias de mis alumnos a quienes visualizo como los pilares fundamentales del cambio que deseamos colectivamente; soy de la idea que debemos formar una nueva generación de Licenciados en Derecho, aquella que se comprometa con las causas más sensibles de la gente y que no sea cómplice de nuestra desgracia. Celebro el entusiasmo de los jóvenes que quieren formarse en el estudio y con la cultura del esfuerzo, incorporando la ética, la honestidad y la moral, en cada una de sus actividades académicas hasta convertirse en los profesionistas que demanda la patria. Sin duda, el Derecho habrá de transformar su vida y, ya en el ejercicio profesional, coadyuvarán a la evolución social positiva. Personalmente hago votos para que los cinco años que están por venir, sean productivos, que no se contaminen de las malas influencias y que hagan del estudio del Derecho un hábito permanente con el ánimo de consolidarse día a día como excelentes Licenciados en Derecho. En este contexto, contribuyo con lo que me corresponde como universitario a la formación desde ya, de las futuras generaciones de licenciados y, a los padres de familia que depositan su confianza en la UAZ y en la Unidad Académica de Derecho, manifestarles nuestro compromiso de formar a sus hijos de la mejor manera posible y mirarlos de frente al término de la carrera para decirles: ¡cumplimos¡ Hoy no sé si reciba alguna compensación por mis servicios prestados, lo hago de corazón y con el ánimo de contribuir con mi experiencia en la formación de los muchachos, el dinero nunca será un obstáculo para que las cosas salgan adelante y menos aun, tratándose de mi aportación para que los sueños de superación de los jóvenes se materialicen. Bienvenidos. ■

*Integrante del Consejo Mundial para la
Defensa de los Derechos Humanos
[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70