Las + Recientes

Si los padres influyen de manera positiva en sus hijos, éstos pueden alcanzar sus sueños: Zúñiga

Si los padres influyen de manera positiva en sus hijos, éstos pueden alcanzar sus sueños: Zúñiga
La atleta zacatecana Adriana Zúñiga Gaytán foto: miguel ángel núñez

Considera importante que los jefes de familia les inculquen el amor al deporte

Adriana Zúñiga Gaytán representó a México y a Zacatecas en la prueba de maratón femenil en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018

 

Si los padres influyen de manera positiva en sus hijos, éstos pueden alcanzar sus sueños y lograr siempre sus objetivos, pues desde casa se fincan las bases de los valores que regirán a una persona. Y sin duda alguna el hábito del deporte es algo que se puede adquirir con mucha normalidad cuando se es niño, dice la atleta zacatecana Adriana Zúñiga Gaytán.

Adriana representó a México y a Zacatecas en la prueba de maratón femenil dentro de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, tras registrar un tiempo de 3 horas 6 minutos 24 segundos, donde quedó en la sexta posición.

“Mis padres estaban felices de que yo asistiera a un evento así. Su alegría y que se sientan orgullosos me motiva, demostrándoles que todo lo que me enseñaron y su trabajo me ha llevado hasta donde estoy, y que se pudo lograr algo”.

Añadió que “para mí fue una experiencia extraordinaria, fue la primera vez que represento a mi país. Conocí a fondo el mundo del deporte, conocer a un equipo completo, la emoción que causa llegar y ver a los representantes de otros países, y ver cómo se unen las diferentes culturas”.

Sus padres tienen la costumbre de salir a correr y hacer ejercicio. Cuenta que a la edad de 5 años ya pisaba la pista del Estadio Francisco Villa, donde corría con sus padres y sus hermanas por las tardes.

Para ella esta rutina era un juego, lo veía como ir a jugar con sus papás y echar carreritas con sus familiares. Y poco a poco se fue acostumbrando a esta rutina y no le extrañaba que todos los días hicieran ejercicio.

Sus padres, viendo cómo se motivaba y disfrutaba correr, buscaron un entrenador que guiara a sus hijas. Esto ocurrió cuando Adriana tenía 11 años, pero la rutina y la disciplina no le asustó, pues ya tenía la escuela de sus padres.

Este primer acercamiento hizo que Adriana tomara más en serio sus entrenamientos. Y que poco a poco comenzará a tomarle cariño a la disciplina del atletismo. Gracias a su empeño logró participar en algunas competencias locales y fuera del estado.

Destaca que desde los 5 años sus padres le inculcaron el gusto por correr foto: cortesía

Así siguió, hasta la edad de los 18 años, que fue cuando se retiró temporalmente de las competencias para dedicarse a estudiar, ya que no quería desconcentrarse de los estudios, y el entrenamiento le exigía tempo.

Sin embargo, a la edad de 24 años, cuando concluyó sus estudios de Ingeniería en Computación, decidió regresar a correr. Empieza a trotar y a correr poco a poco. Y volvió a sentir esa necesidad de correr, además de que lo hacía por salud y porque tenía cariño al deporte que le enseñaron sus padres desde pequeña.

Pero Adriana iba a tomar en serio su regreso al atletismo. Comenzó a redoblar esfuerzos, a entrenar en las mañanas y en las tardes, haciendo dobles sesiones de entrenamiento y mejorando sus marcas.

Posteriormente se dieron oportunidades de competir en ciudades como Monterrey y en la capital del país. Comenzó en competencias de 5 kilómetros, aunque mejoró su condición, y se preparó para correr los 10 kilómetros en pista apenas el año pasado.

Luego, Adriana hizo algunas competencias de prueba en Estados Unidos, en Oregon, y a nivel nacional, tuvo participaciones en Monterrey y en la ciudad de Veracruz.
En el 2016 decidió emprender la aventura del maratón. Y en enero del 2017 tuvo su primera competencia en la ciudad de Houston, en Estados Unidos. Destaca que en ésta, su primera competencia, hizo un buen papel, lo que la motivó a seguir.

En noviembre del año pasado corrió en el maratón Megacable, en la ciudad de Guadalajara, y en la Ciudad de México. En el torneo de la empresa de cable logró un segundo lugar.

Consiguió mejorar su marca, y se evaluaron aspectos de sus otras competencias, lo que le valió dar una buena marca en la ciudad de Houston para calificar a las competencias de los Juegos Centroamericanos. En Houston logró quedar en el 11 general, con una marca de 2:42 minutos.

Adriana agradece a sus padres el ejemplo y el amor que le transmitieron por el deporte. Pues siendo joven el deporte le forjó el carácter, y a ser más consciente de los sacrificios y esfuerzos que se tienen que hacer para lograr un objetivo.

“Yo les aconsejo a los jóvenes que practiquen un deporte, el que más les guste, porque nos ayuda a no tener estrés y ansiedad. Para mí, correr es gran parte de mi vida, lo que me ha ayudado a sobresalir, me ha hecho conocer a gente y lugares que no conocía”, dice la atleta.

Entre sus planes está el buscar nuevas competencias. Se quiere intentar dar marca para los Juegos Panamericanos el año próximo. Y seguir compitiendo a nivel nacional para seguir mejorando sus marcas. No duda en que algún día estará presente en unos Juegos Olímpicos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70