El sistema educativo en el nuevo gobierno, ¿Negro panorama?

El sistema educativo en el nuevo gobierno, ¿Negro panorama?

El Sistema Educativo Mexicano ha pasado por toda una serie de situaciones y/o vicisitudes, mismas que, le han dado rumbo no solo al sistema mismo, sino a la sociedad en general. La historia nos ha dicho que uno de los principales problemas del proceso educativo es que el estado se ha asumido como educador y no como promotor de la educación; nunca ha renunciado al impulso de dominar al sistema educativo.
Lamentablemente, las instituciones educativas se crean por decreto político, además de ello, se conducen de la misma manera, lo ideal sería que se crearan por necesidad social y se condujeran con una filosofía también de orden social, lo que se requiere es que estas instituciones primero se legitimen socialmente y luego se legalicen. Ahora, lo mismo sucede con la conformación y estructuración de una sociedad que, por lo general, se conducen por imposición política más que por fundamentos filosóficosen donde la sociedad deba ser la protagonista principal.
El proceso educativo se ha identificado por la manera de cómo se estructuran las mal llamadas instituciones educativas así como los elementos que conforman y justifican al modelo curricular, mas no por lo que realmente se requiere de una institución educativa; en México existen muchas escuelas y pocos centros educativos, entiendo por escuela al espacio físico donde se imparte enseñanza y a los centros educativos, como espacios físicos también pero donde se promueven aprendizajes de diferente índole. Dicha aseveración obedece a que, por lo general, los maestros enseñan al alumno, negándole la posibilidad a éste de que aprenda por sí solo, la enseñanza del maestro mata el aprendizaje del alumno.
De manera breve y sucinta, daré un recorrido histórico sobre el papel que ha jugado la educación en nuestro contexto humano y social; considerando, por supuesto, el fundamento filosófico que lo explica:
En Mesoamérica o región de las altas culturas –México y Centroamérica-, se debatía mucho lo relacionado a la concepción del mundo. En la independencia influyó enormemente la ilustración francesa, en la reforma el liberalismo y positivismo, en la Constitución de 1917, una filosofía social, en la década de los 30, una educación socialista, de esta manera, se dieron toda una serie de reformas estructurales al sistema educativo, de forma tal que solo se daba prioridad al pragmatismo y a la legitimación del conocimiento que era producto solamente de la experiencia.
El nuevo gobierno que iniciará funciones en diciembre de este año 2018, ha declarado que desea impulsar la cuarta república, misma que implicaría un paso mayor en el devenir de nuestra sociedad, que promoverá una educación – no una enseñanza- donde se formen individuos con una nueva mentalidad basada en la educación científica y laica. Si bien es cierto, discursivamente existe un planteamiento acerca de cómo conciben el futuro de la educación, todavía no han construido proyectos que lleven la función de cumplir con el cometido planteado; en síntesis, si este próximo gobierno no involucra a la sociedad civil en la transformación educativa, no podría logar a plenitud la democratización del sistema educativo.
En relación al artículo publicado en la sección de opinión en la Jornada México el 28 de julio de 2018, el cual lleva el título “Sociedad civil empresarial, motor de la reforma educativa”, mismo que escribe Mauro Jarquín Ramírez, integrante del seminario “Perspectivas críticas en Educación de México y Latinoamérica; en sus comentarios se nota claramente la acción oportunista de la organización civil y empresarial “Mexicanos Primero”, misma que preveía el triunfo de Andrés Manuel López Obrador. El actual presidente de dicha organización declara textualmente: “Estamos listos para trabajar con el próximo Gobierno Federal como resultado de la voluntad expresada en el voto, siempre atentos a una colaboración transparente y exigente, empática y demandante a la vez, porque lo que nos guía es el derecho de los niños primero”.
Lo anterior no es otra cosa que una acción meramente mediática de plena complicidad con la Secretaría de Educación Pública y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y, por supuesto, con el Gobierno Federal en turno; no les interesa la educación sino el sometimiento de los educandos para que se haga la voluntad de las élites ambiciosas y deseosas de controlar al Sistema Educativo…….. El colmo, en entrevista realizada al Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y publicada el 02 de agosto del presente mes y año en la sección de Política del periódico La Jornada México, el flamante secretario declara “El SNTE siempre ha respaldado a las instituciones de la República, porque expresan y representan a toda la sociedad mexicana, y lo ha hecho al lado de la autoridad legítimamente constituida. Con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no será la excepción”. Después de que decía que la Ley General del Servicio Profesional Docente era inviolable y no estaba sujeta a negociación, ahora dice que ésta es perfectible, cuando aseguraba que la evaluación sería garantía de calidad educativa, ahora dice que por sí sola no evalúa la calidad del desempeño docente y, por último para cerrar con broche de oro, asevera que, en su organización sindical, la unidad está por encima de cualquier diferencia y que la pluralidad es una de las mayores fortalezas del sindicato. Lo dejo a su análisis estimado lector.

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70