Ante la inseguridad, las marchas no sirven, las manifestaciones tampoco. Alternativas para la autoprotección

Ante la inseguridad, las marchas no sirven, las manifestaciones tampoco. Alternativas para la autoprotección

Lamento profundamente los recientes acontecimientos que están desarrollándose en nuestro país y concretamente en Zacatecas en materia de inseguridad. He participado en marchas y diversas manifestaciones como integrante de la sociedad y definitivamente, estas cosas no funcionan pues los secuestros, homicidios y otros actos delictivos, persisten sin que exista el más mínimo indicio de que vamos avanzando en esta materia. Indudablemente estamos rebasados como pueblo y como gobierno; nos toca vivir las consecuencias de las malas estrategias que otros gobiernos hicieron y las grandes simulaciones que permitimos o nos tragamos como colectivo. Ahora, la puerta a la delincuencia está abierta y nosotros, mujeres, hombres, jóvenes, niños y bebés, estamos totalmente expuestos en una lucha desigual, pues nosotros como población tenemos prohibido armarnos para nuestra propia defensa, la Constitución Federal nos ata las manos y, los trámites para adquirir alguna pistola son amplios, burocráticos y hasta corremos el riesgo de pasar a la línea del sospechosismo, faltaba más, ¿A quién se le ocurre comprar un arma? De lo que se trata es que estemos indefensos, o bien, que acudamos a manifestar nuestra impotencia y coraje con una pinche cartulina, yo creo que se burlan de nosotros pues hasta nos colocan templete y micrófono nos prestan, al fin que no pasamos de ahí: NI UNA MAS y mañana la siguiente, yo te nombro…., y luego sigo nombrando a las que siguen, hasta los turistas que tienen el valor de visitarnos fueron testigos de la última manifestación como parte de su recorrido turístico para que vayan a platicar a sus lugares de origen como defendemos los ciudadanos de Zacatecas a nuestras niñas y niños. En este contexto, propongo que como sociedad formulemos nuestras propias estrategias de prevención del delito, tomando como punto de partida el escenario caótico que tenemos en frente y ante el cual, no podemos ofrecer florecitas a las ráfagas de balas que nos están dando. Después del niño ahogado y tal y como siempre lo hacemos, a reacción, desde la intimidad de mi hogar cumpliré con los siguientes mandamientos por mi seguridad: 1. El principal responsable de mi seguridad y mi familia soy yo y, renuncio a tener la calidad de víctima pues en los hechos, nunca veré resarcida mi integridad, mi vida o mi patrimonio ante un evento delictivo. 2. Tengo la obligación de prevenir en la medida de lo posible, actos o eventos que incrementen la posibilidad de ser violentado por lo que: a) No mando a mis hijos solos a la tienda; b) No dejo a mis hijos ni un momento a solas en espacios públicos, c) Fomento aun más la comunicación con mi familia para evitar caer en problemas de extorsión por lo que conozco de cerca sus amistades, vigilo con consentimiento el acceso ala internet y a las redes sociales, d) No permitiré en absoluto que un miembro de mi familia se vincule en actividades delictivas y personalmente, entregaré a las autoridades a quién cometa algún delito, renuncio a ser cómplice de la inseguridad; e) Mis hijos adolescentes y jóvenes acudirán responsablemente a lugares de esparcimiento evitando ingerir bebidas alcohólicas y mucho menos drogas; f) Mis hijas serán llevadas y traídas por mi persona a las reuniones que acudan, y nunca jamás solas y de noche; g) Me levantaré temprano para acompañar a mis hijos a sus escuelas aunque estén en licenciatura, a sabiendas de hay espacios oscuros en donde pueden ser agredidos de distintas formas. 3. En mi calidad de vecino, cumpliré las disposiciones de mi colonia para autoprotegernos y mantener la seguridad de mi entorno inmediato. 4. Contribuiré y cooperaré para mantener los espacios aledaños a mi casa, limpios, bien alumbrados y en constante vigilancia, con circuitos cerrados en donde estemos atentos a lo que ocurre en nuestro vecindario. 5. No acudiré a los cajeros bancarios de noche y menos aun solo; cambiaré constantemente mis claves de seguridad y no daré informes a nadie sobre mi situación económica o familiar. 6. Evitaré ser ostentoso y presumir de lo que tengo o no, por lo que seleccionaré muy bien al circulo de familiares y amigos con los que haré mi vida social. 7. Respecto a mis hijos menores, seré en extremo cauteloso en la interactuación obligada que tienen con los demás integrantes de la familia a sabiendas de que un alto porcentaje de los abusos sexuales se cometen por algún familiar cercano. 8. Si formo parte de alguna asociación, deberé emprender acciones efectivas a favor de las personas que yo represento poniendo énfasis en los niños y niñas que están en los cruceros vendiendo en medio del peligro y de los sectores que pueden tener mayor grado de vulnerabilidad. Estas y más acciones emprenderé en lo inmediato, renuncio a esperar que alguien más me cuide ya que ni los santos ni los demonios podrán cuidar mejor de mi y mi familia y de paso, no vuelvo a participar en marchas ni en manifestaciones que verdaderamente no sirven de nada. De lo que corresponde a las autoridades habré de referirme el siguiente Jueves, hasta entonces. ■

*Integrante del Consejo Mundial para la
Defensa de los Derechos Humanos
[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70