Nepotismo político

Nepotismo político

La democracia mexicana, a través de los años, ha sufrido una variedad de reformas por la vía legal para permitir una variedad de canalladas. Desde la supuesta alternancia política con Vicente Fox, los mexicanos fuimos testigos de cómo una clase política sin escrúpulos ni mayor ideal que el de enriquecerse a toda costa nos fue impuesta, testigos de cómo el país fue entregado a intereses personales económicos, la alternancia marcó un cambio político que cambió la forma de hacer política, los candidatos comenzaron a gastar millones en campañas políticas que no ofrecían más a los ciudadanos que un producto.
En esta transición, los políticos astutos, abusivos y enfermos por poder comenzaron de forma descarada a imponer a toda costa a sus familiares en cargos de representación, violando así nuestra Carta Magna, misma que establece como delito el nepotismo, el cual podemos definir como aquella acción de otorgar cargos administrativos a familiares, amigos, compadres o allegados, este delito niega toda posibilidad a un representante popular para otorgar cargos a personas ligadas consigo mismo.
Establecido en nuestras leyes como un delito no ha evitado que nuestros gobernantes logren que sus familiares alcancen otros cargos de representación popular, pues el mismo establece únicamente el delito para cargos dentro de la misma administración; la elección recién concluida es un claro ejemplo de ello, diversos dirigentes de partidos políticos o líderes partidistas en todo el país han logrado ser candidatos y al mismo tiempo imponer a sus familiares en otras candidaturas.
En Zacatecas, en las diversas planillas, listas plurinominales y suplencias, somos testigos de la inmoralidad política, familias enteras han logrado mantenerse vigentes en la política del estado gracias al nepotismo político. Si bien, al interior y legalidad de los mismos no está prohibido ni es visto como un delito, resulta inmoral, no solo para el ejercicio de la política en sí, sino para la democracia nacional que nuestros actores políticos busquen mantenerse vigentes a través de sus hermanos, amigos y compadres.
Una gran cantidad de dirigentes partidistas y políticos han destrozado instituciones políticas en el intento, el PRD, después de haber surgido como un partido político que brindaba esperanza a los mexicanos para salir de las garras del priismo, terminó por ser un banquito para que otros partidos y líderes lograran cumplir con los compromisos y acuerdos políticos de campaña de los productos que fueron vendidos a la ciudadanía como la mejor opción.
Las bases establecidas por el ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, buscan terminar de una vez por todas con esta forma de hacer política, la reducción y eliminación de beneficios, salarios, bonos y tranzas, no sólo de los representantes de elección popular, sino de toda la clase gobernante, tiene el objetivo de dar a los mexicanos la posibilidad de acabar con el sistema que fue implantado a través de los años.
Las propuestas representan un ideal político, aquel que durante casi más de veinte años se ha mantenido como la oposición política no solo en México, sino en toda América Latina, Lula en Brasil, encabezó una lucha por reformar el modelo económico y político de aquel país, que hasta la fecha se encuentra tan lastimado por una clase política que al igual que en México no ha visto más que por sus propios intereses. Actualmente, el ex mandatario y posible próximo presidente se encuentra atravesando un proceso penal, en el que es acusado de haber recibido ilegalmente un departamento por parte de una constructora como pago de un favor político. En nuestro país, ex mandatarios, así como el actual mandatario han sido acusados por el mismo delito sin ningún efecto.
El nepotismo político debe ser una bandera que los mismos ciudadanos y militantes de los diversos partidos políticos, deben enfrentar, deben pugnar porque en los futuros proceso electorales se evite la designación de familiares a diestra y siniestra en los diversos cargos de representación popular.
La democracia debe ser vista como un ideal político y como un estilo de vida, no como una forma de enriquecerse ni de obtener el poder por el poder, cambiar y erradicar el nepotismo político llevará a nuestro país a ser una potencia democrática. La tarea ahora es de los representantes electos, de los ciudadanos vigilantes e informados, y de una sociedad que cansada de una clase política, luche por la justicia en todas sus expresiones.
Ha llegado el momento de dejar de sostener a familias enteras en la vida pública y política del país. Las bases del cambio ya comenzaron a ser asentadas, nos toca a los militantes y ciudadanos empujarlas. Tiempo al tiempo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70