Extensión y vinculación en la UAZ. El fruto de su desarrollo histórico (2/2)

Extensión y vinculación en la UAZ. El fruto de su desarrollo histórico  (2/2)

La docencia, la investigación, la extensión y la tutoría son actividades sustantivas de cualquier universidad. En lo referente específicamente a la extensión, entendida como el compromiso para con la sociedad que tienen las universidades, existe vasta literatura escrita con diversos enfoques. Algunos estudiosos se han ocupado de contestar preguntas como las siguientes: ¿cómo ha evolucionado en las universidades mexicanas? ¿cómo se le ha definido y practicado? ¿cuáles han sido sus principales características? ¿cuáles sus principales dificultades? ¿qué papel puede jugar en la transformación de las universidades?
En incipiente respuesta a las anteriores interrogantes, ya se mencionó en este espacio que en México, todavía a principios del siglo XX las universidades se encontraban aisladas y su enseñanza se concentraba en una élite social. Consecuentemente, la función de extensión estaba ausente.
Como una de las consecuencias de la Revolución Mexicana de 1910 y en un contexto de lo que se conoce como Estado benefactor, -concepto de las ciencias políticas y económicas con el que se designa una propuesta política de organización social, según la cual el Estado provee servicios en cumplimiento de los derechos sociales a los habitantes de un país-, que las universidades empiezan a salir de su enclaustramiento y principian a percibir como una obligación el compartir la cultura que se cultiva en su interior con la sociedad.
En el Instituto de Ciencias de Zacatecas, ICZ, antecedente de la actual UAZ, los cimientos de la extensión están representados por actividades como los denominados Cursos de Primavera. El periódico local Provincia, del 7 de mayo de 1949, los refiere así: “En el Auditorio “Miguel de Cervantes Saavedra”, del ICZ han venido teniendo lugar las conferencias que integran el tercer ciclo de los Cursos de Primavera para Damas. El comité organizador ha podido constatar con verdadera satisfacción, que son más de doscientas señoras y señoritas las que concurren asiduamente a estos cursos y precisamente, para premiar esta loable actitud, se han mandado imprimir hermosos diplomas que ellas conservarán, sin duda, como recuerdo de estas jornadas culturales…”
En 1968, mediante el decreto legislativo 496, esta institución considerada desde entonces explícitamente como “benemérita”, adquirió la nominación de Universidad, y con ello surgió el embrión de las actividades de investigación y de extensión.
Un paso firme hacia adelante en el rubro de la extensión ocurrió como resultado del Simposio de Reforma Universitaria de la UAZ en 1972, marco de referencia insoslayable del avance universitario en el rubro de la extensión y vinculación con respaldo legal. Su Ley Orgánica, en el Artículo 4, fracción III mandata “Extender y divulgar la ciencia, la tecnología, el arte y la cultura”; en tanto que el Estatuto General de la UAZ, en su artículo 3 establece que: “Las tareas fundamentales de la Universidad son impartir educación en los distintos niveles y modalidades; organizar, realizar y fomentar la investigación científica, humanística y tecnológica; y la extensión y divulgación de la ciencia, la tecnología, el arte y la cultura”.
Los avances en ese sentido son observables y medibles. El 1987 un periódico local publicó: “La UAZ vincula su capacidad científica con las necesidades de la sociedad en materia de productividad. Varias escuelas han iniciado programas de estudio sobre diferentes áreas del conocimiento para ser aplicado en Zacatecas. (…) En Agronomía se inició en el pasado semestre la formación del jardín botánico de plantas del semidesierto, para el desarrollo de proyectos de investigación sobre la materia. (…) la Maestría en Producción Animal en Zonas Áridas investiga el funcionamiento hormonal del rumiante en condiciones de aridez, y la caracterización de los diferentes sistemas de producción animal. La Secretaría de Investigación avanza en líneas de investigación relacionadas con la nutrición, reproducción y sanidad animal.”
“La Facultad de Ciencias Sociales elaboró los proyectos denominados: “La producción minera en Zacatecas” y “Las tendencias de la producción agropecuaria en el estado de Zacatecas”. (…) De esta manera la UAZ responde a los problemas populares.” Hasta aquí la nota periodística.
En 1993, en la UAZ se conformó la Coordinación de Vinculación para fortalecer la estructura institucional en el rubro las tareas de extensión. Tan sólo para hacer una síntesis de sus resultados se ocuparía la elaboración de un libro. En la actualidad el doctor Ángel Román Gutiérrez la preside.
En cuanto al futuro de esa función sustantiva, Hugo Aboites (2010, p.95), señala que la identidad de la universidad que se forjó frente a las sociedades nacionalistas del siglo XX está siendo desmantelada a partir de la aplicación de las políticas neoliberales que intentan hacer de la oportunidad para cursar educación superior una mercancía que sólo podrá adquirir quien tenga posibilidades financieras.
Hoy en la UAZ, la función de vinculación es una dimensión de su quehacer que se proyecta en todos los ámbitos de la sociedad. Vaya un reconocimiento en su veinticinco aniversario.
Así se observa el mundo desde el Mirador de Heródoto.

*Cronista de la UAZ.
[email protected]
[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70