La seguridad, cada vez más lejana

La seguridad, cada vez más lejana

La inseguridad en el estado de Zacatecas no se ha detenido y el escalamiento de asesinatos, secuestros y extorsiones siguen su marcha ascendente, sin que hasta el momento los responsables de mantener el orden y garantizar la tranquilidad ciudadana y el Estado de Derecho, puedan frenar esta realidad que golpea a la estabilidad social.
El año 2017 se significó como el más violento en Zacatecas al superar en 21.5% al 2016, al registrarse hasta el 27 de diciembre del año pasado 724 homicidios dolosos de los cuales, el 85.9 por ciento estuvieron relacionados con el crimen organizado.
La actual administración del gobernador Alejandro Tello Cristerna ha realizado un cambio en la Secretaría de Seguridad Pública: Froylán Carlos Cruz fue recomendado por la Secretaría de la Defensa Nacional al mandatario estatal, pero debido a los magros resultados en el combate a la violencia en el estado, decidió pedirle su renuncia al militar de carrera.
Froylan Carlos Cruz llegó precedido a Zacatecas por su responsabilidad en los hechos violentos de Nochixtlán, Oaxaca, donde los enfrentamientos entre la Policía Estatal y una expresión de maestros disidentes arrojó un saldo de seis muertos y un centenar de heridos en el año 2016, cuando el militar era el director de la corporación estatal.
El 15 de junio del año pasado fue designado Ismael Camberos Hernández como secretario de Seguridad Pública, a quien el mandatario estatal instruyó centrar en tres ejes la estrategia de seguridad: la contención de la criminalidad, la transformación de realidades y la prevención del delito.
El cambio de un militar por un policía federal no ha dado los resultados esperados no solo por el gobernador Tello Cristerna, sino por la ciudadanía en general, quien ha sufrido las consecuencias del descontrol de la seguridad pública.
La escalada ascendente de la violencia en el estado de Zacatecas es muy evidente: en el año 2014 se generaron 114 homicidios dolosos; en el 2015, 235; en el 2016 subió a 297 y en el año 2017 se disparó a 596.
Desde la campaña por la gubernatura del estado la principal demanda fue la seguridad de los zacatecanos, tema que ha estado presente durante la actual administración y que hasta el momento, no se ha logrado concretar una estrategia integral que permita regresar la tranquilidad a esta entidad federativa que hace 20 años le caracterizaba.
La presencia de este fenómeno criminal está acompañado por una serie de manifestaciones preocupantes. Por ejemplo la violencia es cada vez más descarnada y se genera en zonas urbanas concurridas.
El sábado pasado fueron ejecutados dos jóvenes en un concurrido antro de la ciudad de Fresnillo. Una de las víctimas era velada en una funeraria a donde llegó un grupo de hombres armados y dispararon en contra de las personas ahí presentes. Murieron seis y más de una decena fue hospitalizada.
La aparición de narcofosas en distintos municipios del estado es otro de los fenómenos que acompañan a la violencia en Zacatecas.
Cadáveres mutilados con huellas de tortura son los signos recurrentes de la violencia que se ha generado en distintos municipios de la geografía zacatecana.
El secuestro es otro de los delitos que se ha incrementado en el estado que pasó a formar parte de los hechos delictivos más recurrentes.
El año pasado Zacatecas alcanzó la nada apreciable posición de ser uno de los cinco estados del país en donde se registran el mayor número de víctimas por la privación ilegal de la libertad.
De acuerdo a las estadísticas proporcionadas en diciembre del año pasado por la organización Alto al Secuestro, Zacatecas tuvo una incidencia de 16.3 secuestros por cada 100 mil habitantes, lo que colocó al estado junto con Tabasco, Guerrero, Tamaulipas y Morelos, como los de mayor incidencia por este delito durante 2017.
Por otro lado en este año por segunda ocasión el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) dio a conocer que el municipio de Fresnillo es uno de los de mayor índice de percepción de inseguridad entre sus ciudadanos.
De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Seguridad Pública Urbana del INEGI el municipio de Fresnillo logró su máximo histórico, al obtener el segundo lugar nacional respecto a la sensación de inseguridad de sus habitantes.
Además de los factores que líneas arriba se mencionan y que hoy día caracterizan a los hechos de violencia en Zacatecas, habría que agregar que desde hace varios años la aparición de menores de edad y de jóvenes zacatecanos en las escenas del crimen y el delito de impacto es algo cotidiano.
También la presencia de mujeres jóvenes en hechos delictivos es un fenómeno de reciente aparición, como lo es también el crecimiento de feminicidios en el estado, a grado tal que organizaciones feministas han demandado la declaración de Alerta por Violencia Género.
“Es mi convicción regresar la paz a Zacatecas”, dijo el gobernador Alejandro Tello Cristerna durante la toma de posesión de Ismael Camberos Hernández a la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno estatal, pero ese deseo o esperanza, se ven cada vez más lejanos.

@juangomezac

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70