Académico de la UAZ trabaja desde hace 6 años en proyecto de Centro de Acopio y Redistribución

Académico de la UAZ trabaja desde hace 6 años en proyecto de Centro de Acopio y Redistribución
Óscar Pérez Veyna, docente investigador en la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la UAZ foto: tomada de twitter

Sería complemento a propuesta de instalar en el estado un ente similar a la otrora Conasupo

Se propone aprovechar la ubicación geográfica de la entidad: Óscar Pérez Veyna

Permitiría un mejor manejo post cosecha de los productos agrícolas que transitan por el territorio nacional

 

El Centro de Acopio y Redistribución de Productos del Campo Mexicano proyecto que desde hace seis años trabaja el docente investigador en la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Óscar Pérez Veyna, sería un complemento a la propuesta de instalar en el estado Zacatecas un ente similar a la otrora Conasupo, éste último, previsto por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador como parte de su estrategia para lograr la soberanía alimentaria del país, y que se encargará de comprar, comercializar y beneficiar los productos básicos como frijol, maíz, arroz y trigo, entre otros.
El agrónomo especialista en agricultura de zonas áridas, explicó que este centro propone aprovechar la ubicación geográfica del estado para instalar “a medio camino”, del norte hacia el sur y del sur hacia el norte del país, infraestructura que permita un mejor manejo post cosecha de los productos agrícolas que transitan por el territorio nacional, evitando la pérdida por putrefacción de toneladas de alimentos y convirtiéndose en un elemento que incida en la estabilización de los precios del mercado. Y localmente, en un generador de empleos para la población joven.
“La compaginación es inmediata, si estamos en la idea de combatir este problema de la seguridad alimentaria del país”.
Observó que la Coordinación Estatal de Planeación (Coepla) de Gobierno del estado, “ya tendría que estar reformulando los planes de Zacatecas, para hacerlos compatibles con las nuevas líneas de desarrollo bajo la perspectiva del nuevo gobierno”.
A partir del deseo de cambio manifestado en las urnas el pasado primero de julio, “creo que se necesita escuchar propuestas que de verdad” lo orienten, “no va a ser suficiente con estar esperando qué viene del centro sino hay que hacer propuestas, dijo.
Refirió que López Obrador ha hablado de descentralizar dependencias federales, por ejemplo, que trasladará de la capital del país hacia Ciudad Obregón, Sonora, donde en los años 70 se ubicaba el denominado “granero de México”, a la Sagarpa.
Víctor Villalobos, quien se espera ocupe la titularidad de la dependencia, ha dicho que la idea es ubicarla en esta zona altamente productiva.
“Si está pensando eso ayudémosle y digámosle, no solo es la producción sino también nosotros estamos proponiendo esquemas de mejor manejo post cosecha para estabilizar los precios de los productos en el mercado”.
Comentó también que para hacerse cargo de estos y otros proyectos, “necesitamos perfiles idóneos, que entiendan de qué se trata este cambio que México está exigiendo”. Pues ya no se trata de atender a “herencias políticas” que le han costado mucho al país donde una persona llegaba por compromiso político y no por convicción, convirtiéndose en una dificultad.
Pero también el que las universidades “necesitamos dejar un poco de lado tanto discurso y hacer un poco más”, mediante proyectos “que no cambian la rotación de la Tierra, eso es cierto, pero ayudan a mejorar un poco la condición de vida de las personas”.
“Todo mundo lo decimos, el país no va a cambiar con que cambie el Presidente, también nosotros tenemos que ponerle de nuestra propia idea qué queremos y por dónde queremos que cambie esto”.

Y en el centro, Zacatecas
“Uno escucha el esfuerzo por traer empleo” que todos los gobernantes han abanderado, sin conseguirlo ni en cantidad ni en calidad necesaria para conseguir que Zacatecas tome la ruta hacia un desarrollo sostenible, reflexionó.
De este análisis y la molestia de ver que los jóvenes egresados de los centros de estudios superiores emigran hacia otras entidades o fuera del país, fue que Óscar Pérez Veyna, quien ya ha implementado proyectos de desarrollo en la entidad para esta población con respaldo financiero de la Comunidad Económica Europea, pensó en “¿qué se puede hacer aquí?”.
Por la ubicación de Zacatecas en el centro del país y el acceso tiene a infraestructura carretera, el antecedente de un tráfico de pasajeros en el aeropuerto de Calera que en algún momento fue hasta cinco veces superior al actual, y el tránsito de vías ferroviarias por el territorio estatal y que permiten hacer un troncal en esta zona, “empecé a generar la idea”, enfatizó.
La idea de un centro de acopio y manejo de alimentos no es novedosa, también observó, en Estados Unidos es en Kansas donde se sacrifica el ganado vacuno para distribuirse al resto del país; la carne ya procesada bajo normas de sanidad e inocuidad y debidamente presentada. “Todas esas cosas ocurren en un centro de este tamaño”.

¿Cómo se mueven las mercancías?
El año 2016 los productores chihuahuenses de manzana obtuvieron una cosecha de 593 mil toneladas pero no tuvieron y no tienen, capacidad física para almacenar estos volúmenes. Lo que provoca pérdidas por el manejo post cosecha y bajos ingresos que trae la necesidad de agilizar su colocación en el mercado, afectado además por la apertura que se dio con el TLC a las manzanas importadas de Washington. “La envían directamente a la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara”, dijo Óscar Pérez Veyna.
“Si la manzana viene de Chihuahua y tiene que ir hacia la Ciudad de México por qué no a medio camino, en Zacatecas, se instala infraestructura física basada en el conocimiento de la fisiología post cosecha”.
Como este caso, Pérez Veyna integra en su análisis el de otros seis productos que provienen del norte y cada año saturan la central de abastos de la capital del país: el jitomate, nopalito, frijol, agave, durazno, cebolla, y nuez.
“Así pudiéramos ver cuántos productos viajan desde el sur y cuántos desde el norte, recorriendo más de 3 mil kilómetros en tráileres refrigerados que no son gratis”.
En Zacatecas ejemplificó con el caso del durazno que tiene una temporada de cosecha muy corta en los compradores saben del gran volumen que se obtiene y se aprovechan sacrificando el precio al productor.
“Si existiera en una infraestructura que ayudara a moderar el comportamiento del mercado, que es algo que siempre se ha deseado (incidir en la oferta y la demanda) para mantener un precio constante. Esa es la intención del proyecto”.
De igual forma desde el sur, los productores de mango que quieren hacerlo llegar a Chihuahua, Monterrey o Hermosillo, pueden tener este apoyo logístico que les permita mantener su fruta “por un periodo bien determinado” que impacte en el comportamiento del precio.
La fisiología post cosecha, precisó, busca conservar las condiciones organolpépticas del producto luego que ha sido cortado del árbol, de manera que cuando llegue al consumidor final, sea casi idéntico al que se cosechó, “pero eso tiene ciencia”.

La UAZ y otros centros
de educación superior
La parte nodal de la propuesta del académico, ofrecer fuentes de empleo a los jóvenes de Zacatecas se vincula a la necesidad de que la Universidad Autónoma de Zacatecas en su Unidad Académica de Agronomía, abra una opción de estudio para formarlos en “fisiología post cosecha”, y otras posibilidades vocacionales que se inserten en el proyecto del Centro de Acopio y Redistribución de Productos del Campo Mexicano, a las que pueden y deben sumarse otros centros de educación superior de la entidad.
“Yo lo veo como una gran posibilidad para los jóvenes, ellos tendrían un gran mercado de trabajo en fisiología, manejo, embalaje, infraestructura. Quisiera que se abriera una opción para los conocedores de las tecnologías de la información que le diera una nueva identidad al campo zacatecano y mexicano”.
Aquí observó que el mundo tiene entre otros graves problemas, el del desperdicio de alimentos. Solo en América del Norte se estima que alrededor de 168 millones de toneladas de ellos se pierden, de las cuales 28 se desperdician en México, 13 en Canadá y 126 en los Estados Unidos.
El tema no tiene que ver sólo con el manejo pre y post cosecha, aunque esta es la causa principal, sino en la forma en que se produce, que implica para el caso mexicano procesos accidentados que inciden después en el precio.
Afecta la falta de infraestructura como ocurre en Zacatecas, donde “no hay cadenas de frio, refrigeración, durante el transporte y almacenamiento” de los perecederos agrícolas.
“Por ejemplo no sabemos mucho de clasificación de productos, todo eso yo lo veo como una gran posibilidad para los jóvenes”.

Papel de los Intermediarios
En este momento los productores agrícolas de Zacatecas optan por vender sus cosechas a los intermediarios que ya están listos “en cuanto ven la trilladora”, evitándose así muchos problemas. Uno de ellos su traslado, y que los coyotes soluciona porque tienen transportes de poco tonelaje mediante los que acceden a los caminos que llevan a las parcelas.
Debieran incrementarse “los caminos sacacosechas” para que los productores pudieran hacerlas llegar a un centro de acopio sin verse sorprendidos por los intermediarios que año con año esperan la temporada, pero también es cierto que estos últimos juegan un papel importante, sostuvo, reiterando que “sin ellos muchos productores se quedarían con sus productos tirados”.
En este tema dijo, el gobierno debe convertirse en “facilitador de un entendimiento”. Por un lado el que los intermediarios son necesarios por tener los vehículos y conocer las rutas para sacar las cosechas, pero también que la utilidad, producto de las mismas debe quedarse con el productor porque es quien corre riesgos.
Propuso que pueden intervenir las autoridades como se hizo en el caso local del transporte colectivo.
“El gobierno hizo su papel y logró que los permisionarios entiendan” que las unidades deben renovarse y encontró una forma de financiamiento para que compraran vehículos que consumen gas natural; una cosa similar puede ocurrir con los intermediarios”.
Insertar a los intermediarios “es la parte dura”, pues tienen negocios con los que obtienen mucho dinero.
Pero expuso que “el papel del gobierno y el perfil de López Obrador obliga a hacer entender a la gente que este México necesita un poco más de justicia, que no se vale que unos hagan el esfuerzo y otros ganen a cambio de prácticamente ningún riesgo”.
“Creo que aquí no se trata de aplastarnos unos a otros como ha sido hasta ahora, se trata de que todos necesitamos de todos”.
Pérez Veyna agregó que tanto el Gobierno Federal como el estatal “tienen que pensar muy bien en las personas que van a poner al frente de las responsabilidades. Este tipo de proyectos se requiere que los perfiles entiendan que México está exigiendo un cambio, y que no hay tiempo para ver si esto funciona o no”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70