Estar en la forma/espacio/tiempo del otro

Estar en la forma/espacio/tiempo del otro
Sesión de dibujo en El Santero. Foto de Héctor Salazar.

La Gualdra 346 / Nunca fuimos contemporáneos / XIII Bienal FEMSA

 

Breve escuela de dibujo y tapiz

La Breve escuela de dibujo y tapiz es un taller coordinado por Rita Ponce de León (Lima, Perú, 1982) y Andrés Villalobos (Ciudad de México, 1978)  que se llevó a cabo como parte del Programa pedagógico de Nunca fuimos contemporáneos en las instalaciones de El Santero. No se trata de un curso de técnicas de dibujo, así como tampoco de tecnologías para la producción de tapiz —en este caso, aquél que utiliza el papel como soporte. Se trata más bien de una provocación que coloca al cuerpo en el centro, o mejor dicho, a los cuerpos. El taller, dividido en dos bloques que suman cinco sesiones de trabajo colectivo alrededor del dibujo, se enfoca en el encuentro rítmico de los cuerpos, en la sincronización, el préstamo y el contagio. En adoptar el ritmo del otro, su tiempo, su espacio físico y mental, en adoptar también sus formas.

La Triqueteca en el Mercado González Ortega.

La Triqueteca en el Mercado González Ortega.

 

En un presente que parece estar marcado por la velocidad, la fragmentación y la carrera individual basada en el mérito, la restauración de la intersubjetividad a la que alude Paulo Freire en La pedagogía del oprimido aparece como una urgencia; la breve escuela de dibujo y tapiz parte del dibujo para entretejer la intersubjetividad, conformar imaginarios colectivos y crear zonas y redes afectivas.

Ejercicios de dibujo con Rita y Andrés.

Ejercicios de dibujo con Rita y Andrés.

 

El taller partió del encuentro de todos los participantes sobre grandes pliegos de papel para trabajar a partir de movimientos gestuales con la intención de que éstos se entretejieran con los trazos de las demás personas. Se realizaron tres ejercicios similares con la finalidad de encontrar formas de vincular los gestos del grupo en un entramado de líneas de dibujo para generar patrones y abrir una relación dialógica acerca de las estrategias, complicaciones y resultados que el ejercicio provoca. La impronta de estos ejercicios suma, a partir de traslapes de fragmentos, una memoria común del gesto corporal.

Acorde a las nociones de distanciamiento, extrañamiento, montaje/ desmontaje y redes que nutren el concepto de desformalismo que en la bienal hemos utilizado como una categoría para visualizar las formas culturales como un campo de tensiones, la puesta en común de imaginarios de la Breve escuela de dibujo y tapiz establece diálogos entre los acervos de museos zacatecanos —en este caso específico, la colección de máscaras mexicanas del Museo Rafael Coronel—, la ciudad como currícula abierta, la cotidianidad y los imaginarios personales para compartir procesos de dibujo, trazos e imágenes en sesiones que se basan en que las personas participantes se desprendan de formas de hacer fijas para apelar a un imaginario y autoría colectivos imbricados en un tramado físico: el diseño de un papel tapiz. Las tres últimas sesiones del taller se enfocaron en el dibujo —contagiado, prestado, realizado en conjunto— a partir de la memoria y la impronta imaginativa de la visita a la colección del Rafael Coronel.

Se trata de un ejercicio para pensar a través del dibujo y hacerle preguntas a la forma en que conformamos y fijamos imaginarios, así como de pensar —en la práctica— acerca de la potencia de sincronizar el ritmo y dejarnos contagiar por el otro para construir juntos.

Emilia Pesci y Uriel Márquez en la Triqueteca.

Emilia Pesci y Uriel Márquez en la Triqueteca.

 

La Trique-teca

Campaña Negra es un proyecto iniciado por Claudia y Citlali Córdova en 2016. Su trabajo se ha desarrollado a partir del diálogo y el establecimiento de redes afectivas alrededor del arte político, el espacio público y la colaboración. Para ello, han aprovechado las redes sociales y habitado las formas de circulación acelerada de contenido que les son consustanciales: la publicación inmediata, el meme y el video. “Campaña Negra trabaja a partir de conectarse con gente. A veces estamos ahí y otras no, pero es importante vincularnos con otros y eso es parte de nuestra metodología de trabajo”.

Para ellas, los conocimientos no institucionalizados que se sitúan al margen del mercado y de la educación vertical bancaria basada en el depósito de conocimientos, representan un contrapeso a las narrativas dominantes. La autoedición, el baile, las labores femeninas y compartir procesos de aprendizaje y de construcción de imaginarios personales son algunos de los tópicos que abordan en su participación como organizadoras de actividades dentro del Mercado Jesús González Ortega en el centro de la ciudad durante los meses de julio y agosto de este año como parte del Programa público de la bienal.

Sesión de dibujo

Sesión de dibujo

 

Su intervención en el mercado busca generar un tiempo y un espacio para compartir donde se pondere el sentir, la convivencia y el aprendizaje domésticos; es decir, aquél que se origina en el ámbito de lo íntimo. Se trata de propiciar la reflexión acerca de lo que se aprende y cómo se aprende: abrir preguntas acerca de cómo se ha fijado una noción específica de educación basada en la disciplina escolarizada, la cual está normada por el depósito de herramientas productivas y se estructura jerárquicamente ponderando la especialización. Esto ha relegado el empirismo, los saberes domésticos y el conocimiento no científico al terreno de lo no visible, ese otro lado de la línea construido por el pensamiento occidental moderno que, como plantea Boaventura de Sousa Santos, monopoliza la distinción universal entre lo verdadero y lo falso.[1]

Las dinámicas propuestas por Campaña Negra para el Mercado Jesús González Ortega exploran las formas de aprender en comunidad al utilizar al arte como un catalizador para indagar en formas de disolver estas líneas, y en donde el cuerpo y su sincronización espacio-temporal constituyen herramientas para la conformación de redes afectivas.

Sesión de dibujo. Foto de Héctor Salazar.

Sesión de dibujo. Foto de Héctor Salazar.

 

El programa propuesto para los meses de julio y agosto está compuesto por diversas actividades entre las que se encuentra la Trique-teca, un nodo de distribución abierto de acervos bibliográficos personales instalado en el local 2A del mercado. Esta actividad periódica dio inicio el 21 de julio con la presentación de las antologías personales de Emilia Pesci y Uriel Márquez; la segunda sesión, a cargo de Claudia y Citlali Córdova, tuvo lugar el 28 del mes. Las presentaciones de antologías replicables tienen el objetivo de abrir un espacio público de compartición de algunos textos de la bibliografía personal que son significativos para los invitados, quienes eligen a partir de un marco básico: seleccionar sólo cuatro páginas de cada texto para sumar un legajo de 20 cuartillas que se distribuye de manera gratuita entre los asistentes.

La Trique-teca es un espacio de contagio que permite conocer los procesos de autoeducación y acercarse a autores que de otro modo tal vez no se tenga noticia. Estos contagios permiten la charla, la discusión y la discrepancia abierta durante las sesiones o en la trazas posteriores que éstas dejan. Pesci presentó fragmentos de textos de Jules Michelet, Silvia Federici, Mijaíl Bakunin, Emma Goldman, Francisco Rojas González, Patricia Karina Vergara e Iván Illich; Márquez presentó fragmentos de José Emilio Pacheco, Olafur Eliasson, Luis Camnitzer y Luisa Reyes Retana acompañados de dos dibujos suyos basados en stills de las películas La Jetée (1962) de Chris Marker y Une Femme Mariée (1964) de Jean-Luc Godard. Durante la segunda sesión, Claudia Córdova presentó fragmentos de Jack Kerouac, Gary Snyder, Amador Fernández-Savater, Taniel Morales, Yayo Herreros, Iván Periáñez Bolaño, María Paula Meneses y dos platos del recetario familiar escrito por su madre y su tía; Citlali Córdova, por su parte, presentó fragmentos de Virginie Despentes, Paul B. Preciado, Jean-Luc Nancy, Franco Berardi y Marina Garcés acompañados de una página de su diario personal, una fotografía del Pink and Silver Samba Block durante las protestas contra la reunión anual del Fondo Monetario Internacional en Praga del año 2000 y retratos de Michel Foucault y Gilles Deleuze.

La Trique-teca y su diversa selección conforman una constelación polisémica que se entreteje a partir de la charla, la reproducción y la lectura; estará abierta durante los meses de julio y agosto todos los jueves y viernes de 17:00 a 19:00 h. Ahí, los curiosos podrán encontrar las antologías antes citadas, así como una selección de publicaciones de las bibliotecas personales de quienes han sido invitados a antologar, al igual que una copiadora para poder realizar antologías propias de manera gratuita con el material disponible y charlar con las coordinadoras del proyecto.

 

 

 

[1]    Boaventura de Sousa Santos, “Más allá del pensamiento abismal: de las líneas globales a una ecología de saberes”, en Una epistemología del sur (México: Siglo XXI, CLACSO, 2009), 162.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70