Referencia de trabajar inversión en sur del país es reconocer que a esta región le ha sido negada la posibilidad de desarrollo: investigador

Referencia de trabajar inversión en sur del país es reconocer que a esta región le ha sido negada la posibilidad de desarrollo: investigador
A la extrema derecha, Raúl René Ruiz Garduño
  • Raúl René Ruiz Garduño, docente investigador en el Centro Regional Chapingo en Zacatecas, sostuvo que éste es un tema que, sin embargo, debe “manejarse con mucho cuidado; deberá involucrar temas como el cuidado ambiental y la protección de la biodiversidad, así como a los propios pobladores”

Abordar el tema de las zonas económicas especiales y el equilibro en el desarrollo norte-sur del país es reconocer que ha habido una marcada inversión en la zona norte-noroeste desde los años 40, y que el sur-sureste, por el contrario, aunque aportó vastos recursos naturales, se ha mantenido en el atraso.

No obstante, este replanteamiento requiere y, “seguramente la gente de López Obrador estará pensando qué tipo de desarrollo (…), manejarse con mucho cuidado”.

Deberá involucrar temas como el cuidado ambiental y la protección de la biodiversidad así como a los propios pobladores, a quienes se les han impuesto, ya en otros momentos, proyectos depredadores, sean turísticos, hidroeléctricos, eoloeléctricos y de explotación de hidrocarburos, dijo Raúl René Ruiz Garduño, docente investigador en el Centro Regional Chapingo que tiene su sede en Zacatecas.

“Se entiende que ese tipo de zonas especiales sería, en esa línea, favorecer el desarrollo incluyente y el desarrollo respetuoso del medio natural, por lo que nos ha dicho la gente de López Obrador. Para que esas comunidades tengan acceso a los bienes que les ofrece una sociedad moderna… con todo lo que ello implique, y los riesgos por aquí y por allá”, expuso.

No obstante, las declaraciones de Alfonso Romo, cabeza de la que será la Oficina de Presidencia del candidato ganador de la contienda para encabezar el Ejecutivo federal, han alertado ya a las organizaciones, por ejemplo, y en otro caso que involucraría la suerte de Zacatecas, a la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), quien objetó su señalamiento de que “México tendrá que ser un paraíso para la inversión privada”.

Raúl Rene Ruiz Garduño, a la par, representante de la red de Agrónomos Democráticos en Zacatecas, dijo que el país ha tenido un desarrollo regional diferenciado a partir de inversiones desde los años 40.

Al respecto, citó la investigación que ha hecho Cynthia Hewytt de Alcántara en su libro La modernización de la agricultura mexicana 1940-1970 (Siglo XXI, 1999), demostrando la hubo en la región noroeste, esto es, la vertiente del Río Fuerte y el Río Mayo, todo lo que es Sinaloa y Sonora por cuestiones de cercanía con Estados Unidos. Y que hay otra región de alto desarrollo impulsada incluso antes de la Revolución, La Laguna, con la producción algodonera, en la que se aprovechó el agua del Río Nazas que nace en Fresnillo, Zacatecas. De igual forma, el Valle de Delicias, Chihuahua, y El Bajío, “y están otras regiones”.

La referencia ahora a zonas económicas especiales para el caso del sur-sureste del país implica reconocer que ha sido una de las regiones más abandonadas, peso a que desde allí se aportó la mayor cantidad de recursos financieros para el desarrollo de México.

“Si no se alcanzó el desarrollo nacional, si no se desarrolló el sector industrial, etcétera, habrá que buscar en otras partes, pero por recursos, sí hubo recursos, todos los que se generaron en la industria petrolera, en las hidroeléctricas con las presas de Chiapas”.

Trajo a colación la exhibición que hizo el alzamiento zapatista en los años 90, de los atrasos “tan increíbles, que no había agua potable ni luz eléctrica a 20 kilómetros de donde se estaba generando la electrificación para todo el país”.

El planteamiento que han abordado, entre otras ocasiones, tanto Alfonso Romo, quien será jefe del gabinete de López Obrador, como el propio morenista, el pasado 6 de julio en su reunión con el Consejo Coordinador Empresarial, donde Pablo Castañón, presidente del organismo, a la salida informó que uno de los temas principales de la misma fue el desarrollo del sur, “que trabajemos la inversión de sur hacia el norte del país”, es reconocer “dos cosas”, dijo Ruiz Garduño.

La positiva es que a esta región le ha sido negada la posibilidad del desarrollo por la política centralista, pero la negativa, si es que no se tienen los cuidados necesarios para abrir la región sur-sureste a las inversiones, es la “depredación que hace el capitalismo mundial” en las actuales condiciones de globalización.

“Que sean incluso riesgosas, y entonces se pone en riesgo la biodiversidad, la cultura de los pueblos indígenas que están ubicados en todo el sur-sureste, donde están los mayores conocimientos antiguos, los saberes”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70