Ataques hacia “El Mijis” en redes sociales desvelan una vez más el clasismo de la sociedad mexicana

Ataques hacia “El Mijis” en redes sociales desvelan una vez más el clasismo de la sociedad mexicana
Pedro César Carrizales Becerra, “El Mijis” FOTO: INTERNET

Fue electo por los votantes del Distrito 8 de San Luis Potosí como diputado local

Es un ex líder de pandillas, pero la muerte de su madre en 2004 lo hizo salir de esa vida para comenzar a ayudar a jóvenes que vivían en contextos similares al suyo

La apariencia no define a una persona, pero a Pedro César Carrizales ser cholo le puede generar empatía, opina el sociólogo Néstor Arroyo Cedillo,

 

Su apodo nació en el año 2013 cuando llegaba al barrio saludando a los amigos con un “¿qué pasó mijo?”, saludo que no convencía mucho a los conocidos y que para suavizarlo cambio la palabra por “mijis”, a partir de ahí comenzaron a conocerlo como “El Mijis”, pero su nombre real es Pedro César Carrizales Becerra y el pasado primero de julio fue elegido por los votantes del Distrito 8 de San Luis Potosí como diputado local, impulsado por la coalición Juntos Haremos Historia, pero también ha sido centro de comentarios negativos que desveló, una vez más, el clasismo que permea en México.

Pedro Carrizales reveló al sitio Buzzfeed que el PT no fue el único partido que le ofreció la candidatura, sino que también lo hicieron el PRI y el PAN, pues se trata de un personaje conocido en las zonas populares de la ciudad, sin embargo optó por la izquierda porque fueron los únicos que le garantizaron autonomía para llevar a cabo sus programas, la atención a los cholos, a los chavos banda.

Este 4 de julio “El Mijis” se volvió trending topic en la red social Twitter alcanzando hasta 17 mil publicaciones que hablaban sobre él, noticias sobre su pasado, sus acciones y descalificaciones también por una gran cantidad de usuarios, quienes enfocaron los ataques en su pasado criminal, en 2011 estuvo preso dos meses, pero con mayor ahínco en su apariencia, por la tez morena, los tatuajes y la vestimenta clásica de la tribu urbana tanto de él como de su equipo de trabajo para la próxima Legislatura potosina.

Comentarios como el del usuario @Cuervomk no se hicieron esperar: “Cuando pensábamos que @lopezobrador_ nos había puesto lo peor en un stripper, una secuestradora y un lider sindical corrupto… nos llegan El Mijis (pandillero) Miranda Gallegos (preso x delincuencia organizada) Lady champan (sic) … borracha y gorila …Gracias” Lopez”, mientras que otros como @maxestrella84 defendían “Como potosino y como mexicano, estoy contento de que Pedro Carrizales, “El Mijis”, vaya a ser diputado local de ese estado. Rompe estereotipos y reconocer una labor en favor de un colectivo invisibilizado: los jóvenes en situación de calle”.

Para el sociólogo con experiencia en modelos de intervención en barrios y colonias, Néstor Arroyo Cedillo, desde el momento en que este personaje ocupa un lugar dentro de la estructura gubernamental, como lo hará mediante el Congreso local potosino, vuelve factible que el sector discriminado que representa, el de los chavos banda o pandilleros, pueda ser visibilizado y así brindar la posibilidad de reivindicar al excluido dentro de una sociedad a partir de que sus problemáticas sean parte de la agenda política y se lleven a cabo acciones reales en pro de ese sector.

Según Arroyo Cedillo, si Pedro Carrizales ganó esta diputación del distrito donde vive es porque hay un sentido de identidad, la gente que vive ahí se identifica con él y cuando existe esto es porque saben que puede ayudar a resolver las problemáticas que se padecen en este sitio porque él las ha vivido.

Si Carrizales fue o es un cholo, manifestó el sociólogo, es ahí precisamente donde reside lo valioso de que haya sido elegido en un cargo público como es la diputación, porque por fin existirá una posibilidad real para emprender acciones de índole social en beneficio del sector excluido que representa. “Si es un cholo, vivió la vida loca, si es un cholo, conoce las calles, los barrios, las personas que los habitan, que comen, que disfrutan, como se destruye la pandilla” refirió

Sin embargo el hecho de que “El Mijis” haya vivido las carencias y los problemas de ese sector y su distrito no quiere decir que sea un experto para resolverlo, aseveró el estudioso, pero sí tendrá la posibilidad de buscar asesores, recursos y el apoyo de su comunidad para que lo ayuden a realizar esta tarea. “El tiempo será el encargado de sentenciar”, dijo Arroyo, quien agregó que dependerá mucho del trabajo que se haga en el Congreso para que sus propuestas, enfocadas a la lucha contra la discriminación, aterricen en la realidad. “Es necesaria la burocracia pero es más importante el trabajo real en la comunidad” sentenció el sociólogo.

El sociólogo Néstor Arroyo Cedillo FOTO: ALEJANDRO ORTEGA NERI

Víctima del clasismo mexicano

Los ataques hacia “El Mijis” en las redes sociales han desvelado, una vez más, el clasismo de la sociedad mexicana al mismo tiempo que se ha generado un debate por las historias de vida en segundas oportunidades.

Por un lado, en redes sociales se han podido leer comentarios como el del usuario @WarroExplícito: “Por más que se escuden en que somos clasistas por decir que “El Mijis” es un delincuente por su apariencia, los que hemos tratado con ese tipo de escoria sabemos que el perro que come huevo ya no deja de hacerlo aunque le quemen el hocico”.

Mientras que por el otro se le reconoce su labor con los chavos banda del municipio vecino: “La diferencia es que “el mijis” hace algo de su vida y por su sociedad mientras ustedes solo lo critican por ser cholo” del usuario  @JorgeSdelaR.

Para Néstor Arroyo al virtual candidato electo se le ataca porque no cumple con el ideal que se tiene de alguien que ocupa un cargo de representación popular que dicta que “deber ser estudiado, bonito, oler bien, trajeado… Se han elegido deportistas, actores y falsos profetas. Denle la oportunidad a un cholo, ¿cuál es el pedo?”, espetó el sociólogo. 

Al final, reconoció Arroyo, la apariencia no define a una persona, pero a “El Mijis” ser cholo le puede generar empatía, pues sabe cuáles son los problemas y por dónde atacarlos, cómo interactuar con los “chavos”, cómo hablarles. “Desde ahí puede aterrizar muchas cosas para hacerles el paro de alguna forma. Lo ideal es que esté bien asesorado para llevar a cabo las acciones que sean necesarias para ese lugar en específico” señaló, por lo de su vestimenta y apariencia no se tiene que definir, son prejuicios y estigmatizaciones, dijo.

Para el sociólogo quizá este sea el problema de la democracia representativa, que no se le ha dado la oportunidad a los actores sociales que verdaderamente pueden representar a determinado sector, por eso consideró que para él está bien que alguien que realmente conoce a la pandilla “que ha hecho desmadre ahí” tenga la oportunidad de ayudar de alguna forma, porque Andrés Manuel López Obrador no lo hará solo, pues una sociedad se conforma de actores  y procesos.

“No sé si se vaya a hacer un grupo de asesores, si tendrá algunos estudios, pero si es una persona que entiende y sabe cuáles son los problemas, puede medir por donde empezar a resolver cosas”, aseguró el sociólogo quien desde hace meses trabaja en Zacatecas con jóvenes de colonias como El Orito en la capital, la África en Guadalupe y la Emiliano Zapata en el municipio de Fresnillo, donde ha comprendido que lo que quieren es ser escuchados, manifestar sus inquietudes y sus quejas hacia la policía y los gobiernos, quienes los han tratado mal y despreciado, respectivamente.

Debido al gran interés y polémica que ha suscitado en redes sociales, “El Mijis” se manifestó tanto en su cuenta de Twitter como en la de Facebook, poniendo en la primera @MijisLocote “A todo la bandita les pido su apoyo vamos con todo al congreso ya saben que no me voy olvidar de nadie sigo siendo el Mijis locote para todos. Y para lo que no me conocen les pido no me juzguen yo solo soy un siervo de la nación”

Mientras que en Facebook se expresó así: “Buenos días gente! Están circulando en Internet unas fotos mías donde tratan hacerme ver como un ciudadano malo, todo por mi forma de vestir o mis tatuajes, pues me gustaría platicarles que eh pasado por muchas cosas tuve una infancia y juventud difícil que gracias a Dios salí adelante con ayuda de mis familiares y buenos amigos. Y si llegué hasta aquí es porque me cansé de ver como por ser un chico banda y la ciudadanía discrimina a estos jóvenes! Otros me preguntan que si estoy preparado para este cargó, les comento que me eh preparado y me seguiré preparando porque nadie nace sabiendo y como es muy dicho todos los días se aprende algo! Saludos y gracias al apoyo por que sin el apoyo de todos ustedes esto no hubiera sido posible”

De “El Bebé” al “El Mijis”

Pedro César Carrizales Becerra obtuvo, de acuerdo con el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de San Luis Potosí (CEEPAC) 24 mil 247 votos posicionándose casi 8 puntos arriba de su seguidor más cercano, lo que lo llevará a ocupar una curul en la 62 Legislatura de San Luis Potosí.

Según relató al portal Buzzfeed, Pedro César Carrizales antes de ser conocido con el apodo que lo ha hecho viral en las redes, fue conocido en los barrios potosinos como “El Bebé”, identificado por la policía local como líder de pandillas, sin embargo la muerte de su madre en 2004 lo hizo salir de esa vida para comenzar a ayudar a los jóvenes que vivían en contextos similares al suyo.

Hoy, con 37 años de edad, “El Mijis” lidera el “Movimiento Popular Juvenil”, proyecto cuyo objetivo tiene rescatar a jóvenes en situación de calle y de los caminos que conducen al peligro. Pero también busca terminar con la discriminación y darles una oportunidad de desarrollo, como ya lo hizo con el programa de “pintando tu cantón” que consistió en autoemplear a pandilleros mediante el oficio de pintar casas.

Su movimiento conjunta a miembros de 240 pandillas de la región a quienes pacificó para que concluyeran sus eternas luchas. Inició en 2012 como un colectivo y al año siguiente se consolidó como una asociación formal titulada “Un grito de existencia”, la cual surgió con el propósito de visibilizar a los jóvenes que son discriminados por su atuendo, los tatuajes y las zonas donde habitan.

“Yo no voy a negar quién soy, fui un chavo banda, pero recompuse el camino, he trabajado mucho en contra de la discriminación en contra de este sector de la población, pero me quieren atacar. He sido hasta víctima de extorsión; los que roban son los de traje, yo no cuento con antecedentes penales, aunque policiales sí” ha comentado a la prensa.

Pedro César Carrizales Becerra, “El Mijis” estudió hasta la preparatoria aunque no descarta estudiar Derecho, no para saltarse las leyes sino para incidir en el desarrollo de su comunidad. Gracias a su caso hecho “viral”, se supo además que es padre de familia, que padece diabetes y que ha sido víctima de muchos ataques relacionados con la vida de pandillero, es por eso, que a partir de septiembre desde el escaño del Congreso potosino buscará ayudar a los jóvenes a terminar con ese tipo de vida. “Mi más grande sueño es tener la Casa del Chavo Banda en cada estado, que un chavo banda se pueda sentar en un restaurante sin ser discriminado”, ha dicho en varias ocasiones.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70