Conflictos sociales mantienen vigente a la agrupación El Huayrapamushka

Conflictos sociales mantienen vigente a la agrupación El Huayrapamushka
Esaú Arteaga y Adrián Villagómez, integrantes de la agrupación, celebraron su 43 aniversario con un concierto en la Casa Municipal de Cultura fotos: miguel ángel núñez y cortesía

Su mensaje contribuye al rescate de un patrimonio musical de calidad: Esaú Arteaga

Desde 1975 se les consideró parte del Personal Académico de la Máxima Casa de Estudios

La situación de conflicto social que había en los años 70 sigue siendo la misma actualmente. La concentración de riqueza y poder político sigue siendo patrimonio de unos cuantos, y la pobreza está en la mayoría de la población y eso hace vigente la presencia del grupo El Huayrapamushka (Hijos del viento), señala Esaú Arteaga Domínguez, integrante de la agrupación.

Su labor más importante es difundir la buena música, con un mensaje que ayude a reflexionar para transformar para bien esta sociedad. Aunque, lamentablemente, esto se hace de manera “marginal” opina, pues no se les dan espacios en medios de comunicación.

En este sentido, esta agrupación, en el ámbito de la formación cultural en el estado, ha sido importante y pieza clave para la generación de públicos. Contribuye al rescate de un patrimonio musical honesto y de calidad.

Buscan transformarse, en un futuro, en una herencia para las nuevas generaciones de jóvenes, motivando siempre una reflexión real y crítica del Zacatecas, el México y el mundo en el que se vive, por medio de la música.

Lamenta que el grupo no ha sido suficientemente valorado institucionalmente. Por lo que se requiere autovalorarse, pues se tienen condiciones de aportar calidad y propuesta en el ámbito de la difusión. Antes se tenía participación en el norte, sur y centro del país.

El grupo inicia en los años 70, por Marie Annick Morisse, maestra de danza flamenca de origen francés que había llegado a Zacatecas

Esaú Arteaga cuenta que el grupo inicia en los años 70, por Marie Annick Morisse, maestra de danza flamenca de origen francés que había llegado a Zacatecas. y quien tuvo la idea de formar un grupo de música folclórica entre sus alumnos. Es decir, sus primeros integrantes, eran alumnos de danza flamenca.

Los primeros intentos de formar la base de la agrupación fue en el año de 1973, pero dos años después, en julio de 1975, se formaliza gracias al apoyo del ex rector Manuel Díaz Casas y a partir de ese día se les consideró parte del Personal Académico de la Máxima Casa de Estudios.

El nacimiento de la agrupación se da en un conflicto estatal agrario. En éste se involucraba la Universidad y activistas, pues la visión universitaria era involucrarse en los problemas sociales y económicos de la entidad.

Los músicos se integran a la lucha social y agraria contra los últimos vestigios del latifundismo en la entidad y acompañan a los campesinos a las tomas de edificios, en la toma de tierras y se suman a las protestas.

Adrián Villagómez Meraz, primera voz y guitarra del grupo, añade que eso fue en el contexto estatal, mientras que a nivel nacional ocurrían matanzas de estudiantes, como la de la Plaza de Tlatelolco en la Ciudad de México, en el año de 1968, a la que siguió la matanza del 71.

Mientras que a nivel internacional se instalaban dictaduras en los países de Chile y Argentina, lo que sin duda influyó en el ámbito cultural y musical de este canto, ya que muchos artistas, que eran perseguidos, difundieron esta música en Europa como exiliados.

Se tomó como influencia en México al cantautor Oscar Chávez y a la agrupación de Los Folcloristas. Y de otros países, la música de Violeta Parra, Víctor Jara, José Molina, entre otros cantantes.

Pero una de las labores más importantes de estos músicos es dejar este legado musical, en el que se han encargado de rescatar la música tradicional zacatecana, a través de la investigación.

Lo cual acompañan con el mensaje de esperanza de vivir en un mundo mejor, que llevan las canciones que interpretan y en el que además de invitar a quien los escucha, a divertirse, también a ser responsables y consientes socialmente.

Villagómez explica que musicalmente el grupo ha tenido varias amalgamas, pues se inicia con instrumentos representativos y acústicos de la música andina y hubo una temporada en que trabajaron como un ensamble de metales. Posteriormente se incluyó batería, bajo y teclados.

Este martes la agrupación celebró su 43 aniversario con un concierto en la Casa Municipal de Cultura, en un concierto en el que celebrarán también el aniversario de la Universidad Autónoma de Zacatecas. Actualmente integran la agrupación José Manuel Pinedo, Alejandra Aguilera, Ignacio Rosales, Antonio Dueñas, Esaú Arteaga, Ana Arteaga y Adrián Villagómez.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70