Aún es difícil realizar una lectura de la política exterior de AMLO: Delgado Wise

Aún es difícil realizar una lectura de la política exterior de AMLO: Delgado Wise
Este martes, Andrés Manuel López Obrador se reunió con el presidente Enrique Peña en Palacio Nacional FOTO: FACEBOOK PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

Académico considera que el presidente electo no se subordinará al vecino del norte 

Dice que el gran desafío es cómo hacer cambios que beneficien realmente a la población de más bajos recursos y haya realmente una transformación, que es urgente, de modelo

Después del primer encuentro, telefónico, entre el virtual ganador de la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el docente investigador de la Unidad Académica de Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Raúl Delgado Wise, consideró que aún es difícil realizar una lectura de la política exterior de López Obrador en materia de la relación bilateral debido a que no es muy clara aún, sin embargo consideró que será diferente a los gobiernos anteriores, pues el presidente electo no se subordinará al vecino del norte.

Para el investigador se está viviendo un hito en la historia de México que lo sucedido el domingo lo consideró “impresionante”, sobre todo también por la “caída estrepitosa del PRI”. Delgado Wise señaló que la virtual llegada a la silla presidencial de López Obrador ha creado muchas expectativas y esperanza al pueblo mexicano en muchos sentidos, pero aún, en lo que respecta a la relación con el vecino del norte, reiteró, la política no está bien definida.

El académico refirió que López Obrador, en su momento, habló de una economía orientada al mercado interno que es también la que plantea Donald Trump aunque en un esquema más nacionalista, lo cual evidencia de manera muy clara, para el investigador, de una intención de tratar de revivir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) el cual es una estrategia neoliberal.

Delgado Wise expuso con respecto al primer encuentro entre Trump y López Obrador que lo que se planteó todavía son señales para no generar un proceso de transición turbulento que genere problemas como la caída o una devaluación más fuerte del peso y otros problemas, sin embargo, para producir cambios consideró el universitario, se debe tener cierta claridad en el proyecto e irlo desarrollando gradualmente.

Para el especialista en migración, el gran desafío que tendrá por delante el próximo presidente es cómo hacer cambios que beneficien realmente a la población de más bajos recursos y haya realmente un cambio, que es urgente, de modelo. Eso no se ha dicho explícitamente, aseveró, entonces hay mucha ambigüedad. Aunque destacó que en su discurso emitido en el Zócalo el domingo por la noche, AMLO mencionó cosas importantes como hacer que en el país nadie se tenga que ir por necesidad, es decir, el fin de la migración forzada.

De acuerdo con Delgado Wise, el tabasqueño ofreció tratar de generar las condiciones en México para que la gente no se tenga que ir y que la migración sea un acto libre y voluntario. Dicha propuesta, a decir del catedrático, beneficia y le da gusto a Trump en el sentido de que se contendrá el flujo migratorio, aunque Estados Unidos dependa da la migración en varias vertientes, reflexionó el investigador.

Hay mucho que se tiene que hacer en el proceso, sentenció, pero más allá de este primer encuentro lo que se debe plantear desde el nuevo gobierno es, de acuerdo con Delgado Wise, una relación diametralmente distinta de la que se había tenido bajo una política neoliberal que apuntaba en un solo sentido: destruir al país mediante la transferencia no sólo de la riqueza natural, sino del capital humano mediante la migración forzada. Para el especialista en temas de desarrollo, cambiar incluso la dinámica migratoria ayudaría a terminar también con la violencia generada por el crimen organizado quien vio en los migrantes un negocio muy rentable.

Los desafíos del nuevo gobierno, dijo el académico, son enormes, pues es importante la disyuntiva porque aún está el poder corporativo en espera de lo que pueda pasar pero por el otro lado también el grueso la población mexicana que necesita un cambio verdadero.

Para el director de la Unidad Académica de Estudios del Desarrollo, es muy importante que haya resistencias desde abajo, en el sentido de ir construyendo alternativas que puedan ir marcando un rumbo distinto para el país y que gocen de la autonomía. Eso, señaló Delgado Wise, es lo que podría ayudar a un gobierno como el de López Obrador para cumplir ciertas expectativas, porque de otra manera correría el riesgo de acabar inclinándose hacia el poder corporativo, como ha sucedido con la izquierda en Uruguay y Brasil, ejemplificó.

Con el impulso que ya tiene el tabasqueño, si se cimenta en una fuerza social autónoma ésta  puede ir contribuyendo a darle una orientación mucho  más clara a la transformación que requiere el país, en ese sentido de acuerdo con el investigador, un agente central sería la universidad pública, por lo que la transformación y reestructuración de ésta será vital para el gobierno entrante, pues esta institución podría tener, según Delgado Wise, un papel fundamental  para redefinir las relaciones con Estados Unidos y con otros países del mundo, además de que ayudaría a pensar el tipo de modelo por el cual se debe transitar.

Finalmente Raúl Delgado Wise consideró que López Obrador no se va a supeditar a Estados Unidos, en ese sentido es importante la mención a Benito Juárez y su máxima en el discurso del tabasqueño en el Zócalo, pues dejó en claro que él no va a aceptar bajo ningún caso la subordinación, pues ha planteado un trato digno, no enfrentarlo, pero tampoco dejar que lo pisoteen como ha sido con los últimos gobiernos que además se han erigido como guardianes del patio trasero del vecino del norte. “No está en lo que conocemos de López Obrador y no creo que cambie su modo de hacer política”, sentenció.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70