Jornada electoral inició con personas formadas para votar antes de las 8 horas

Jornada electoral inició con personas formadas para votar antes de las 8 horas
Personas formadas para votar en la casilla de la Casa de Cultura en el centro de Zacatecas FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ

Fotografías del sufragio inundaron las redes sociales; el pulgar entintado, el personaje principal

A las 20 horas, Meade reconoció la victoria de AMLO; lo mismo hizo Anaya minutos después

 

La jornada electoral comenzó cuando los dependientes de un céntrico bar anunciaron el cierre de la barra. Eran las 11 con 15 minutos de la noche del sábado 30 junio y los restaurantes, cantinas y cafés comenzaron a vaciarse. Iniciaba la Ley Seca y las últimas horas de reflexiones previas al sufragio que poblaron los muros de los perfiles en las redes sociales. Llegaba el día que durante 3 meses se esperó con ansias.

El domingo inició temprano. Minutos antes de las 8 de la mañana los ciudadanos comenzaban a hacer la fila en su respectiva casilla, desde la que albergaba el Centro Regional Unesco hasta una ubicada en una pequeña pollería en el barrio de La Marianita. Sabían que podía ser un día histórico y sin duda querían ser partícipes en él.

Retrasos mínimos en la apertura de las 2 mil 509 casillas instaladas en Zacatecas, algunos funcionarios que no se presentaron y otros quizá a los que se les pegaron las cobijas, pero el compromiso se respiraba firme y la participación, desde los primeros minutos después de las 8 de la mañana se vislumbró copiosa.

En redes sociales, que jugaron un papel trascendente, comenzaron a aparecer fotografías de los usuarios después de sufragar. El pulgar entintado fue el personaje principal del bombardeo de imágenes que poblaron Facebook, Twitter y demás. Se respiraba el buen ánimo, personas sonrientes llegaban a las casillas ya con su credencial del INE en mano mientras que los funcionarios, desde jóvenes hasta adultos mayores, con la seriedad que merecía el acto cumplían con su función.

A una de esas casillas, ubicada en la calle San Francisco del Fraccionamiento Bonito Pueblo, de Guadalupe, Zacatecas, llegó Pablo Ignacio Benítez Reyes, originario de Matanzas, Cuba, residente en Zacatecas desde hace 20 años y que apenas, el año pasado, recibió su nacionalidad mexicana. Presumió su INE que lo acredita como un ciudadano más y sufragó, dijo, con el ánimo como si hubiera nacido aquí.

El enunciar los votos de Morena provocó aplausos de observadores y transeúntes

Para Benítez, docente investigador de la Universidad de la Veracruz (UVC), lo más importante, allende a los candidatos y las propuestas, fue el ejercicio de la democracia y la libertad de pensamiento. Su nombre fue pronunciado en voz alta, sonriente entregó su identificación y después de depositar las boletas correspondientes en las urnas, se alejó con su familia y sus pequeños nietos, zacatecanos de nacimiento.

Minutos más tarde, en otra casilla ubicada en una vieja casilla de una secundaria de Guadalupe, en las aulas en las que se enseña historia, una joven estudiante de 18 años llegó para aportar su “granito de arena” a la jornada en la primera votación de su vida.

Marina Alejandra Robles González se levantó temprano emocionada por votar, dijo, se le notaba en la sonrisa y en el ligero nerviecillo al recibir las boletas. “Tal vez de mi voto dependa el futuro de mi país” refirió, pues estaba consciente que la participación de la juventud, sector que representa 33 por ciento de la población mexicana, sería crucial para la elección.

En las casillas del Centro Histórico de Zacatecas los protagonistas de la jornada emitían su voto. Los que lo hicieron temprano aprovecharon para desayunar de manera tranquila con su familia, como Cuauhtémoc Calderón Galván que llegó contento a la birriería del Cuate en la colonia Gavilanes, sonriente, con su dedo lleno de tinta “al menos ya tengo un voto”, dijo con humor.

La casilla especial ubicada en la Casa Municipal de Cultura de Zacatecas lució abarrotada. La formación se extendió hasta la esquina donde se juntan la avenida Juárez con la avenida Hidalgo, próceres de la historia de bronce mexicana que testificaban el ánimo de quienes, sin importar el sol que por fin se asomó, esperaron pacientemente hasta un par de horas para poder sufragar.

Luego vino la hora de la comida y la tranquilidad se apoderó de la ciudad. Silencio. Las máquinas que horadan el suelo zacatecano en el centro de la ciudad callaron también. La gente volvió a la efervescencia mundialista por un rato, comentaron la serie de penalties entre España-Rusia y Croacia-Dinamarca. Faltaba esperar al cierre de casillas.

La vida volvió a las calles después de las 6 de la tarde. Familias completas paseaban por el centro presumiendo el pulgar como se presume la frente los miércoles de cenizas. Los payasos de la Pazuela Goitia no desperdiciaron la oportunidad y los chistes giraron en torno a la jornada histórica mientras en el mercado González Ortega la voz de la presidenta de casilla retumbaba entre la cantera porfiriana al enunciar los votos de Morena; 150 coronados por aplausos de observadores y transeúntes.

Las boletas lucían la cruz marcada con pluma, bolígrafos que pasaron de mano en mano evidenciando la desconfianza aún ante el lápiz institucional. En redes comenzaban a circular las encuestas de salida y a las 8 de la noche, José Antonio Meade, candidato de la coalición “Todos por México” salió a reconocer la victoria de Andrés Manuel López Obrador, lo mismo que hizo minutos después Ricardo Anaya, abanderado de la coalición “Por México al Frente”, y la victoria virtual para el tabasqueño se consolidaba. Faltaba el reconocimiento del vecino incómodo: Donald Trump se manifestó más tarde.

En transmisión en vivo, Televisa daba cuenta del recorrido de López Obrador de su casa de campaña hacia el hotel Hilton donde atendería a la prensa. La televisión que durante 12 años cuestionó al ganador proyectaba un momento histórico, un coche blanco que conducía al tabasqueño acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez Muller seguido por una horda de ciudadanos que sin importar el riesgo de un accidente buscaban a toda costa una selfie. La jornada histórica se consumaba.

La “fiesta democrática” finalizó con el festejo. En el Zócalo de la capital del país miles de mexicanos con banderas al aire volvieron a llenar ese espacio que tantas veces el hoy virtual ganador abarrotó. En Zacatecas los morenistas también acudieron a Plaza de Armas, la tambora amenizó la alegría de quienes también se manifestaron ganadores.

El primero de julio murió, y según el calendario el 2 de julio significa otra fecha importante, pues allá en la tierra de Dostoievski, México se enfrenta hoy a Brasil en la copa mundial de futbol de la FIFA, un compromiso más que seguramente hará madrugar nuevamente al pueblo mexicano que comenzará la semana con un lunes diferente.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70