Las + Recientes

Asociación entre minera Frisco y Peñasquito aumentará la violación a derechos humanos

Asociación entre minera Frisco y Peñasquito aumentará la violación a derechos humanos
Aspecto de la mina Peñasquito en Mazapil FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

Es una decisión estratégica para fortalecer as la acumulación de capital: Observatorio

“Toma de minas deja en claro que proyectos no traen algún beneficio de bienestar”

 

El anuncio de la asociación entre Minera Frisco de Carlos Slim, y Minera Peñasquito, esta última subsidiaria del consorcio canadiense Goldcorp, para realizar trabajos de exploración y extracción de metales preciosos en el Valle de Mazapil, en el estado de Zacatecas, dada a conocer este 28 de junio, incrementará en la región la violación a los derechos humanos, la contaminación al medio ambiente, la destrucción de los territorios, la depredación de los recursos naturales, y el daño a la salud de seres humanos y especies animales domésticas y silvestres, adelantó en entrevista la vocería del Observatorio de Conflictos Mineros de Zacatecas.

Desde la perspectiva de la organización integrante de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), es una decisión estratégica de los consorcios para fortalecer su posición en la carrera por la acumulación de capital que se verifica a nivel mundial, pero también en el sentido de responder “a la articulación de resistencias de lucha que se está gestando en algunos puntos” del municipio de Mazapil.

Refirió como emblemática la que ha encabezado el líder comunitario Roberto de la Rosa, en Salaverna, para evitar que la extracción que realiza Frisco en su subsuelo, se convierta en un tajo abierto, y que ha logrado contener por 10 años el cambio de uso de suelo para explotar un yacimiento de calcocita, “eso nos da cuenta de que sí se están logrando cosas importantes”.

Refirió asimismo la reciente “toma” por ejidatarios, a la par transportistas constituidos en prestadores de servicios para Minera Peñasquito en demanda del cumplimiento de un contrato de trabajo para el acarreo de materiales; “dicho sea de paso tampoco cumplen –las mineras- con lo previsto en los acuerdos previos que se hacen con las comunidades”.

“El hecho de que se estén tomando las minas, de que se estén generando bloqueos y manifestaciones, deja en claro que estos proyectos no traen ninguna especie de beneficio de bienestar, de desarrollo, mucho menos progreso. Por el contrario, lo único que va generando es el deterioro del tejido social”.

Mencionó que el Observatorio se ha entrevistado ya asimismo con pobladores de la cabecera municipal que les han manifestado su preocupación, toda vez que el asentamiento se encuentra justo entre Peñasquito y Salaverna.

“Saben que se están entregando más concesiones y eso obviamente los pone en peligro. Ahora que se viene este acuerdo estratégico, obviamente generará todavía mayor incertidumbre en la población”.

Esta preocupación está cifrada en la experiencia vivida desde el año 2009 a la fecha y de la que tienen constancia, dijo, de enfermedades que ya padecen los habitantes de las comunidades aledañas, Los Charcos, Las Mesas, Nuevo Peñasquito, El Vergel y Cedros, y otras manifiestas en los animales que se crían en ellas, pero también casos de envenenamiento de ganado por beber agua contaminada con elementos tóxicos.

Otro de los temas recurrentes ya expresos como problemática de éstas es el agotamiento de los mantos acuíferos, refirió.

En todo esto “el gobierno juega un papel fundamental generando las condiciones para que estas empresas no tengan dificultades” en sus desarrollos extractivistas.

Las razones de Slim
y Goldcorp
La vocería del Observatorio de Conflictos Mineros del Estado de Zacatecas expuso lo que implica la apropiación de este territorio para Frisco y Goldcorp señalando que el municipio de Mazapil ocupó en el valor de la producción nacional en 2016, el segundo lugar en extracción de oro y plata, y primero en plomo y zinc; se situó asimismo como séptimo en el respectivo a cobre. El municipio zacatecano por sí solo, subrayó, aportó el 8.70% del valor de la producción minerometalúrgica anual del país en el año de referencia.

En este momento también, dijo, su territorio ha sido concesionado ya en más del 60%, un fenómeno que sigue su avance, pues se tienen aproximadamente 45 nuevas solicitudes de concesión.

Golcorp tiene en el Valle de Mazapil actualmente 37 concesiones que equivalen al 9.18 por ciento del total (403) de las que se han expedido en esta demarcación, mientras que Frisco tiene 64, que implican el 24.8%. Ambas empresas ocupan, dividido en partes iguales, informó, el 14% del territorio de Mazapil.

Pero para Golcorp, Peñasquito representó en 2017 el 18% de la producción total del consorcio canadiense y el 33% de sus ingresos totales.
“Es decir, es sumamente importante para esta corporación por eso le están apostando a ciertas alianzas”.

La información que tiene el Observatorio de Conflictos Mineros de Zacatecas es que Peñasquito-Golcorp obtuvo el año pasado 476 mil onzas de oro.
La trasnacional remueve hasta 130 mil toneladas diarias de material para obtener minerales, mientras que la Frisco de Slim, extrae 5 mil toneladas al día.
“Sin embargo, no vemos que esto represente ningún desarrollo o progreso porque es irrisoria la cantidad de recursos que se quedan en las comunidades en comparación con lo que se llevan estas grandes corporaciones”.

Cabe mencionar aquí que el investigador del doctorado en Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Federico Guzmán, ha estimado este intercambio en 8 centavos de dólar de ganancia para las comunidades donde se encuentran los yacimientos metálicos, por cada mil dólares que obtienen las megamineras.

De misma forma los ejidatarios de Mazapil han expuesto que el convenio por la renta de sus tierras durante 30 años firmado con Goldcorp en 2009, implicó la obtención de 50 centavos mexicanos por metro cuadrado, pagados en una única exhibición.

La alianza minera vista
desde la lucha y la resistencia
A pesar de las cifras y las circunstancias que exhibe la presencia de la megaminería y sus efectos, en Mazapil y otros municipios de Zacatecas, y justo por estas, la vocería del Observatorio dijo que la alianza entre Frisco y Goldcorp, “nos alienta a nosotros a seguir fortaleciendo la estrategia de defensa del territorio”.

Si bien sería ya imposible lograr una declaratoria de territorio libre de minería en la demarcación, por el avance actual de los desarrollos mineros, “sí es posible ir frenando los diferentes emprendimientos que se estén planteando en la medida que logremos organizarnos y armar una estrategia conjunta con las organizaciones locales”.

El reto es sumamente difícil, se expuso, pero se tiene la convicción de actuar “en defensa de la vida y en la construcción de otros mundos posibles”, apostándole a la resistencia y la lucha según las características propias de los conflictos en cada territorio que expresan la complejidad de la problemática que implica la llegada de capitales mineros.

“Se han logrado buenas cosas, yo creo que seguiremos redoblando esfuerzos porque estamos hablando ahorita solamente de Mazapil, pero en Melchor Ocampo, El Salvador o Concepción del Oro”, también hay signos de alerta. E incluso en la capital del estado, como se expuso en el contexto de las recientemente celebradas Jornadas Internacionales sobre Extractivismo Minero, Recursos Naturales y Disputas Territoriales, recordó.

“Casi 80 por ciento de la capital de Zacatecas, nos decía la compañera Sol Pérez, ha sido concesionada para actividades mineras”, mientras que en 37 de los 58 municipios del estado se exhibe el crecimiento del territorio concesionado en el estado.

“Esto representa una amenaza latente y la necesidad de redoblar los esfuerzos que se están haciendo desde la organización para enfrentar este tipo de embates, sobre todo, reiteramos, apostándole a que se pueda hacer una declaración de territorios libres de minería; si bien no en términos municipales, sí a través de las diferentes estructuras ejidales”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70