Las + Recientes

El negocio de los pósters tuvo un gran éxito durante los años 90

El negocio de los pósters tuvo un gran éxito durante los años 90
Para mejorar las ventas, Humberto incluyó en su local otros productos como la venta de ropa, de revistas, playeras, entre otros artículos ■ FOTOS: MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ

■ Humberto García fue uno de los primeros en vender estos productos en Zacatecas

■ Lamenta que tecnología esté acabando con la tendencia que marcó a varias generaciones

 

La tecnología ha ido acabando con el negocio de los pósters, el cual en los años 90 fue exitoso y generó entre niños y jóvenes una alternativa para poder conocer en imágenes a sus artistas y deportistas favoritos, opina Humberto García Victoria, oriundo de la Ciudad de México, y quien se dedica al comercio desde hace más de 30 años.

Humberto, en su local en el pasaje Multicosas, fue uno de los primeros comerciantes en introducir el póster, en una época en el que en el basquetbol se dieron grandes ídolos, como el jugador Michael Jordan, del equipo de Chicago Bulls, y el cual estuvo de moda durante varios años.

También logró que los fans de artistas de moda, como el cantante Pablito Ruiz, llenaran sus habitaciones de imágenes de su artista, el cual fue uno de los más solicitados durante mucho tiempo.

Humberto llegó a Zacatecas hace 31 años. Recuerda que su primer trabajo fue en Plaza Futura, en un negocio de bastidores

Incluso había una persona que le compraba varios pósters de modelos diferentes, pero los revendía a los admiradores del cantante y éste le confesó que llegó a comprar una camioneta nueva con las ganancias.

Otros artistas solicitados eran los de solistas como Alejandra Guzmán, Cristian Castro, y de bandas de rock como Guns and Roses, Nirvana, Metallica, entre otros. Posteriormente, amplió la variedad para atraer tanto a niños, jóvenes y adultos.

Cuenta que la venta de pósters era buen negocio. Por ejemplo, cuando se lanzaba el de un artista o deportista de moda, se imprimían diferentes modelos y un admirador podía comprar todos los modelos para colección.

Reflexiona que antes de que hubiera tanta tecnología, los estudiantes preferían forrar sus libretas de la escuela con pósters. Pero actualmente pueden imprimir diferentes imágenes de sus artistas favoritos por medio del Internet.

Entre los jóvenes, algo muy común en esa época, era forrar totalmente sus habitaciones de pósters, pues la decoración daba un estilo e identidad al adolescente, además de que se ahorraba pintar su cuarto.

Lamenta que ahora la tecnología vaya acabando con una tendencia que marcó e influyó a varias generaciones, pues incluso en películas, los cuartos de adolescentes están decorados de esta forma.

Recuerda que en aquel entonces se vendía más el tamaño de 28×40, pero ahora la tendencia ha cambiado, pues se buscan tamaños más pequeños. Y la clientela también ha cambiado bastante, dice el vendedor.

Cuando se lanzaba el póster de un artista o deportista de moda se imprimían diferentes modelos y un admirador podía comprarlos todos

Cuando antes eran los muchachos, sus clientes más frecuentes, ahora son las personas mayores, quienes no buscan posters de artistas o deportistas, sino de paisajes, santos, bodegones, oraciones, entre otros.

Humberto llegó a Zacatecas hace 31 años. Recuerda que su primer trabajo fue en Plaza Futura, en un negocio de bastidores; en un local cercano había un señor que vendía revistas y pósters, pero dejó el local, y pensó en ocuparlo.

En ese entonces, cursaba la preparatoria. Cerca de su escuela había varios locales de pósters, los cuales eran bastante concurridos por los jóvenes estudiantes y pensó en que ese negocio podría funcionar en Zacatecas.

Trabajó con una persona en la venta de revistas en Multicosas, cuando recién abrió el pasaje comercial. Había pocos negocios, y por lo mismo se les permitió ocupar uno de los locales de la entrada.

Después el dueño de los locales, le propuso a Humberto que ocupara uno de los salones del fondo, pues este espacio se encontraba solo y pensó que sería una buena forma de atraer a más clientes y a otros locatarios.

Humberto decoró el amplio salón con varios pósters, lo que hacía llamativo el lugar. No había un comercio encargado de vender imágenes en pósters. Al inicio, el dueño se lo prestó, pero años después le cobraba una renta.

“Multicosas fue uno de los primeros pasajes comerciales. Aunque en los últimos años, decayó, y ante esa situación decidimos cambiar el local a la avenida González Ortega. Seguimos con los pósters, ya con este tiempo hay gente que son nuestros clientes y nos siguen frecuentando. Este negocio es todo para mí y espero que sigamos en esto bastante tiempo”, dice Humberto.

Por esta situación, incluyó otros productos en su local como la venta de ropa, de revistas, playeras, entre otros artículos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70