Las + Recientes

Agua no puede ser sujeta de comercio y es prioridad el consumo humano, según la ley: investigador

Agua no puede ser sujeta de comercio y es prioridad el consumo humano, según la ley: investigador
En 2014, Grupo México derramó 40 millones de litros de sulfato de cobre acidulado en los ríos Bacanuchi y Sonora, provocando daño ambiental foto: proceso

Preocupa caso de mineras y los efectos de sus procesos en el ambiente

“Sí es importante aclarar dónde están estas cuencas a las que EPN levantó la veda y si las concesionarias van a ser transnacionales”

“Sí es importante aclarar dónde están estas cuencas a las que Peña Nieto levantó la veda y si las concesionarias van a ser transnacionales”, dijo Francisco Mojarro Dávila, quien ha colaborado en la elaboración del Plan Hídrico del Estado de Zacatecas para la empresa Letheos, mismo que presentó el pasado mes de marzo en el contexto del Día Mundial del Agua en un foro organizado por la Secretaría de Agua y Medio Ambiente (SAMA).

Organizaciones como “Agua para todos, agua para la vida”, han acusado que los citados decretos permitirán “a la Conagua garantizar el líquido que exigen empresas mineras, petroleras y privatizadoras de sistemas urbanos de agua, a costa de los derechos al agua de los pueblos indígenas, los núcleos agrarios, comunidades rurales y los sectores populares urbanos”, como lo expresa su estudio preliminar del tema.

Cabe mencionar que la modificación hecha por Peña Nieto, establece a la par de levantar la veda, la existencia de zonas de reserva que pueden ser factibles de concesionarse a particulares sin fines ambientales o de conservación ecológica.

Mojarro Dávila quien es consultor independiente externo para la Organización Mundial de Meteorología y para el Banco Mundial (BM), opinó que los 10 decretos emitidos el pasado 6 de junio por el Presidente mediante los que levantó la veda a 300 cuencas que representan el 40 por ciento del total y concentran el 55 por ciento del agua superficial de México, deben referirse a los ríos ubicados principalmente en el sur del país, en los que “sobra agua”, pero precisó que al momento de la entrevista aún no revisaba con los documentos referidos.

“Entonces hay que ubicar físicamente, por ejemplo si se refiere al –Río- Aguanaval aquí con nosotros, al Río Tlaltenango, al Río Juchipila, bueno, pues en esos ríos definitivamente no sobra agua”.

En sustento de la disponibilidad del líquido adelantó que no podría tratarse de los que se encuentran en territorio zacatecano, en Aguascalientes, San Luis Potosí, Querétaro o Chihuahua.

Pero uno de los 10 decretos emitidos por Enrique Peña Nieto sí levanta la veda a las cuencas hidrológicas Río Tlaltenango, Río Juchipila 1, Río Juchipila 2, Río San Pedro, entre otras que refiere, se integran a la Subregión Hidrológica Río Santiago, de la Región Hidrológica número 12 Lerma-Santiago.

El especialista había reiterado la observación sobre el tema general de la suspensión de la veda, “hay que ver dónde están estas cuencas, lo más probable es que estén algunas en el centro y la mayoría en el sur, quizá alguna aisladamente por aquí en los estados del centro y norte”.

Comparó los casos de municipios como Mazapil, Zacatecas o Coatzacoalchos, Veracruz, de los que dijo, son completamente distintos respecto de su ubicación geográfica y por tanto, su disponibilidad de agua.

“Al primero le falta agua, no le sobra, pero el otro, seguro que allí son millones de metros cúbicos los que se vierten al mar. Entonces dependiendo físicamente el lugar es donde hay que sacar la tarjeta roja y decirle a Peña Nieto, aquí no cuate, aquí no puedes concesionar o levantar la veda, porque no hay agua de sobra”.

Opinó que donde la hay en abundancia puede concesionarse a la iniciativa privada “para que haga las obras que quiera o la utilice para producir algún bien, pero que no se adueñe”.

Sugirió que el proceso de concesión en estos casos debe ser similar al que la Conagua establece con organismos como la Jiapaz, “ese mismo proceso debe de utilizarse para estos nuevos usuarios industriales”.

Acotó no obstante que en caso de las mineras y los efectos contaminantes que implican sus procesos respecto de su impacto ambiental, “sí hay que estar a diario diciéndole a la sociedad que no hay una garantía de lo que están haciendo estos señores”, respecto de lo cual recordó el caso del derrame tóxico de Grupo México a los ríos Sonora y Bacanuchi.

Francisco Mojarro expresó su convicción de que en los próximos 30 a 40 años no le va a faltar el agua a los mexicanos en la casa y en la agricultura para producir alimentos.

“Esa agua no se va a privatizar porque es sumamente frágil el asunto”, dijo esto último refiriéndose a las situaciones precarias en que siembran actualmente la mayoría de los campesinos del país, y por tanto los costos en los que también impactaría el incremento del precio del agua.

Sostuvo con sustento en lo dispuesto en la Ley General de Aguas, que el líquido vital no puede ser sujeto de comercio y tienen prioridad en esa normativa el consumo humano y para la agricultura, temas que incluso han sido inscritos en tratados nacionales firmados por el Estado mexicano.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70