Zacatecas, el segundo estado con la tasa de trabajo infantil más alta del país

Zacatecas, el segundo estado con la tasa de trabajo infantil más alta del país
Según Inegi, la mayoría de los menores de edad que trabajan (58%), lo hacen para un familiar foto: andrés sánchez

Destaca nacionalmente en tasas de ocupación peligrosa para su población de 5 a 17 años

El estado de Zacatecas ocupa el sitio más destacado de 32 entidades en la “tasa de ocupación peligrosa” de sus niños, niñas y adolescentes, con 29.8%, 10 puntos por encima de la media nacional. Implica que laboran en sectores así considerados, peligrosos, en horarios prolongados o nocturnos u ocupaciones que ponen en riesgo su salud y sano desarrollo físico y/o mental.

Comparte asimismo con Guerrero y Puebla, el segundo sitio con el 11.9 por ciento en la tasa de ocupación no permitida para esta población, luego que permite que participe en actividades económicas prohibidas para su edad por la Ley Federal del Trabajo.

La entidad está ubicada en el quinto lugar en el país (8.3 por ciento) en la tasa de quehaceres domésticos realizados por menores de edad en condiciones no adecuadas.

En términos generales, Zacatecas registra el 18.9 por ciento en la tasa de trabajo infantil, lo que la ubicó en el segundo lugar nacional después de Nayarit, que tiene el 9.7 por ciento.

Así lo refieren los resultados del Módulo de Trabajo Infantil (MTI) 2017 de Inegi, que retoma como universo de estudio a la población de 5 a 17 años en México, misma que en 2017 ascendió a 29.3 millones de personas.

Las actividades no permitidas en que participan económicamente los niños, niñas y adolescentes se refieren a aquellos que trabajan sin contar con la edad mínima permitida legalmente para ello y los que lo hacen en ocupaciones, sectores y lugares peligrosos, horarios prolongados o jornadas nocturnas, así como en empleos prohibidos o con exposición a riesgos, de acuerdo lo establecido en la Ley Federal del Trabajo.

Aunque la tasa de trabajo infantil en el país se redujo de 12.4 por ciento en 2015 al 11 por ciento en 2017. Hay 3.2 millones de niños, niñas y adolescentes (62.7 por ciento hombres y 37 por ciento mujeres) que trabajan.

Lo hacen dice el estudio, para el pago de la escuela y gastos propios (22.1 por ciento), por gusto o ayudar (21.9 por ciento), aprender un oficio (14.7 por ciento), pagar deudas, no estudia u otra razón (12.8 por ciento) y porque el hogar necesita de su aportación económica (10.7 por ciento).

No obstante el MTI acota que las principales consecuencias para el hogar si el niño, la niña o el adolescente deja de trabajar, son que el hogar tendría que destinar parte de su ingreso al niño o la niña con 26.0 por ciento, y el ingreso del hogar se vería mermado en un 18.3 por ciento.

La mayoría de los menores de edad que trabajan (58 por ciento), lo hacen para un familiar, y el resto para un empleador que no lo es (37.5 por ciento).

Tanto en los hombres como en las mujeres, la tasa de trabajo infantil es más alta en las áreas menos urbanizadas (localidades menores de 100 mil habitantes), la diferencia expone un 13.6 por ciento por un 7.6 por ciento.

Del 11 por ciento de la población de entre 5 a 17 años que trabaja, hay a su vez quienes laboran en actividades económicas “no permitidas” (7.1 por ciento), de éstos el 39.2 por ciento no reciben remuneración, 31.3 por ciento percibe hasta un salario mínimo y el 20.9 por ciento recibe entre uno y dos salarios mínimos.

En 2017 las actividades no permitidas en que participó este sector de la población fueron agropecuarias (34.5 por ciento), servicios (22.3 por ciento), comercio (20.3 por ciento), industria manufacturera, extractiva, electricidad, gas y agua (14.3 por ciento), construcción (6.9 por ciento), no especificado (1.7 por ciento).

Aquellas en que hubo un crecimiento con respecto al 2015 en ese orden, fueron las actividades agropecuarias; industria manufacturera, extractiva, electricidad, gas y agua y; construcción.

Las de carácter doméstico realizadas sin remuneración en sus propios hogares “en condiciones no adecuadas” implicaron al 4.7%, este porcentaje se subdivide según sexo (en 51.5 por ciento mujeres y 48.5 por ciento hombres”.

Otro acercamiento estadístico exhibe que de estos niños, niñas y adolescentes, el 6.4 por ciento se ocuparon solo en una actividad económica no permitida y 4.0 por ciento sólo lo hace en quehaceres domésticos, pero hay un 0.7 por ciento que hacen ambas cosas.

El Módulo de Trabajo Infantil 2017 permite ofrecer información desde una perspectiva amplia, señala el documento, que incluye tanto el trabajo en actividades económicas no permitidas, como el trabajo en actividades domésticas en condiciones no adecuadas, acorde con la resolución de la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70