Acuerdos PRI-Morena no son nuevos

Acuerdos PRI-Morena no son nuevos

David Rogelio Colmenares Páramo puso los reflectores en el tema en boga -aunque no nuevo. El ex titular de la Unidad de Coordinación Regional y Relaciones Institucionales de la Secretaría de Hacienda (SHCP), jugó como propuesta del Movimiento de Regeneración Nacional para encabezar la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en el periodo 2018-2026.
Con 377 votos a favor de Morena, PRI, Panal, PVEM y PES; 5 votos a favor de otros candidatos, y 64 sufragios nulos, surgió un nuevo episodio de ruptura entre el grupo Anaya de panistas-perredistas y el partido de Enrique Peña Nieto.
El partido de Andrés Manuel López Obrador cobijó, al frente del órgano fiscalizador, a quien fuera colaborador de los ex gobernadores oaxaqueños (sus paisanos) de extracción priista Heladio Ramírez López y Diódoro Carrasco Altamirano.
Colmenáres Páramo también coincidiría con el candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña, durante su estancia en Hacienda y Crédito Público entre 2000 y 2006 en el sexenio del panista Vicente Fox Quesada.
Una vez que la Cámara de Diputados le rindiera protesta, el presidente Peña, mediante un tuit, reconocería a los legisladores “por su responsabilidad democrática y compromiso con las instituciones, al alcanzar los consensos necesarios para que México hoy cuente con Auditor Superior de la Federación.”
Su paso por las administraciones panistas y priistas, y el contexto alrededor de su elección como Auditor Superior, es clave para entender el conflicto que se ha desatado en la ASF. El pasado 1 de junio la opinión pública conoció que David Colmenares exigió, desde el 23 de mayo, la salida de Muna Dora Buchahin Abulhosn, titular de la Dirección General de Asuntos Forenses de la ASF.
Muna Dora fue, hasta hace unos días, la figura clave en la investigación y fiscalización del desvío de recursos de la Secretaría de Desarrollo Social a instituciones de educación superior, posteriormente llamada por el portal electrónico AnimalPolitico.com como “Estafa Maestra”. Entre estas, la Universidad Autónoma de Zacatecas, bajo las gestiones de Simón Pedro de León Mojarro, ahora en Morena.
Dora Buchahin fue destituida cuando mantenía en curso ocho auditorías forenses, y ponía a propuesta de la ASF cinco investigaciones más en el Programa Anual de Auditorías para la Fiscalización Superior (PAAF) del 2017.
La ex directora advirtió que dos de estas indagaciones se referían a “denuncias documentadas y vinculadas nuevamente con SEDATU y sus convenios con instituciones públicas de educación superior en 2016, con desvíos graves de 275.2 millones de pesos descubiertos durante la ejecución de nuestras auditorías en diciembre del 2017”.
Muna Dora Buchahin reaccionó al despido promovido por David Colmenares con una misiva donde además hace un extrañamiento al “dictamen emitido por la Unidad de Asuntos Jurídicos de la ASF en sentido negativo” para continuar las investigaciones en puerta “a pesar de los graves antecedentes que son de conocimiento público, revelados en los informes de la auditoría desde 2012, detallándose el modus operandi, los probables responsables, los montos desviados y el grave daño social ocasionado bajo esquemas de corrupción y simulación.”
“Los montos desviados alcanzan los 7,700 millones de pesos e involucran a funcionarios de SEDESOL, SEDATU, las universidades y terceros presuntos proveedores implicados en la articulación de estas redes de empresa fachada”, asegura la auditora forense al precisar que desde el 14 de marzo Víctor Manuel Andrade Martínez (hermano del cuestionado ex secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade Martínez) conoció de las auditorías en puerta para luego desecharlas.
En el supuesto de un conflicto de interés, la ASF tardó 13 años en descubrir que Buchahin Abulhosn utilizó recursos humanos de la Auditoría para beneficio personal, de acuerdo a la versión del Auditor Especial de Cumplimiento Financiero del mismo órgano.
Todo ello sin que mediaran pruebas, procedimientos sancionadores o una investigación que justifique contundentemente las acusaciones por las que fue despedida quien estuvo a un palmo de evidenciar que el mismo modus operandi que ejerció Rosario Robles Berlanga en Desarrollo Social para triangular recursos públicos con universidades, ahora lo ponía en práctica en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.
El arribo de Colmenáres Páramo a la ASF tuvo como encomienda medular, desde el día uno, conocer el nivel de evolución que presentaban las auditorías de la “Estafa Maestra” debido a la sensibilidad que despertaba en la opinión pública, pero especialmente porque había actores clave tocando a sus puertas para pedir audiencia sobre el asunto, de acuerdo a los trascendidos de algunos medios informativos.
La bomba estalló en las manos del protegido de Morena, y obedeció a los intereses del Gobierno Federal. Ahora PRI y Regeneración Nacional comparten corresponsabilidad en la protección de funcionarios de alto nivel.
¿Hay acuerdo entre ambas fracciones? Los indicadores ratifican el entendimiento entre otrora enemigos acérrimos. Durante el último debate de candidatos a la presidencia de la República, el caso Muna Dora Buchahin versus la ASF debería ser un tema obligado.

Twitter: @GabrielConV

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70