Día de la Libertad de Prensa

Día de la Libertad de Prensa

Nuestro país celebra anualmente El Día de la Libertad de Prensa el 7 de junio. Los actos oficiales en los que participan quienes pertenecen a los medios de comunicación y a las autoridades gubernamentales, se multiplican. En ellos se presenta la oportunidad para manifestar que en México, existe y se respeta el derecho humano plasmado en nuestra Carta Magna que estable el artículo 7, y que se traduce en La Libertad de Expresión, conforme lo establece el numeral 6.
La fecha que se conmemora, no es el resultado de las ideas liberales de quienes fueron sus iniciadores. Por el contrario, surge como una forma de servilismo y de subordinación que el periodismo mexicano mostró hacia el gobierno, durante el periodo sexenal del Presidente Miguel Alemán Valdez.
En 1948, el coronel José García Valseca, propietario de la cadena periodística que llevaba su nombre, y que por ese entonces contaba ya con 23 diarios, organizó para el Presidente una comida en las oficinas centrales de su empresa, para agradecer la apertura que hizo a favor de los reporteros de todas las fuentes oficiales de información.
Tres años después, en 1951 se presentó en nuestro país una imprevista escasez de papel. Esto provocó alarma para el periodismo mexicano. Algunos corrían el riesgo de disminuir el número de ejemplares; otros, el de disminuir el número de páginas y no fueron pocos los que se veían en condiciones de desaparecer. Sin embargo, la oportuna y benévola intervención del Presidente Alemán Valdez, solucionó el problema, cuando ordenó que los trenes de pasajeros movilizaran furgones cargados de papel desde la frontera de Estados Unidos, salvando con ello a los periódicos de una crisis inminente.
Muchos de los diarios beneficiados, agradecieron al Presidente y así lo manifestaron, haciéndolo público en sus páginas editoriales. Sin embargo, para el coronel García Valseca, esto no fue suficiente y convocó a los directores a una reunión el día 7 de junio de 1951 en la que le entregaron al Presidente Alemán Valdez, un pergamino. Desde entonces, de esta fecha, en lo que se refiere a elogios y apapachos, tanto el presidente en turno como los editores se han disputado la supremacía.
A propuesta de José García Valseca, oficialmente El Día de la Libertad de Prensa, se instituye en el año de 1952. El evento consiste en una comida que los editores ofrecen al Presidente en turno. Con este acto, se hecho creer que durante todo este tiempo, en México ha existido el derecho de que todas las personas gozan de una singular libertad de expresión.
Con el tiempo, la conmemoración de El Día de la Libertad de Prensa, ha tenido algunas modificaciones de lo que fue en su inicio. Una de ellas fue la que se dio en el año de 1976, cuando a iniciativa del entonces Presidente Luis Echeverría Álvarez, se hizo la entrega de premios nacionales de periodismo.
El articulista Elías Chávez, afirma que la celebración de El Día de la Libertad de Prensa sin periodistas, es un festejo sin autenticidad. Cuando los verdaderos periodistas, no los empresarios ni los políticos, dirijan los medios de comunicación colectiva, entonces tendrá validez plena estafecha.
Coincido con tal afirmación, puesto que la celebración de la Libertad de Prensa e México, no deja de ser un acto meramente oficial como pretexto para rendir pleitesía al gobernante en turno; se ha llegado a considerar que es el Presidente de la República, quien otorga las diferentes garantías a los derechos humanos, que se traducen en libertad de expresión a través de redes sociales, televisión, radio, periódicos. No reparan que esas libertades se encuentran reconocidas en la Carta de Querétaro para todas las personas, que forman la población del Estado mexicano.
¿Qué festejar en El Día de la Libertad de Prensa?
Objetivamente poco se tiene que festejar. La espiral de violencia que hoy desangra a México,
Incluye al periodismo, y el Estado a través de las autoridades competentes, difícilmente puede dar solución imparcial a tan fuerte problema.
Solamente han transcurrido cinco meses del actual 2018, y lo que a continuación cito, es reflejo cotidiano de lo que ocurre en México.
En la página 5 de La Jornada, de fecha martes 5 de junio 2018, una nota de Emir Olivares Alonso, señala: “La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), manifestó su preocupación por los crímenes contra periodistas en el país, y condenó los dos casos más recientes: el de Alicia Díaz González, colaboradora de El Financiero en Monterrey, Nuevo León, y el de Héctor González Antonio, corresponsal del Grupo Imagenen Tamaulipas, asesinados los días 23 y 29 del mes pasado respectivamente. Al presentar su posición ante estos hechos, esta instancia de la CIDH, demandó al Estado agotar las líneas de investigación, vinculadas al ejercicio de la profesión en todos los homicidios de comunicadores. La Relatoría Especial observa con grave preocupación la de violencia contra periodistas en México en lo que va de 2018. Esta instancia recibió información sobre seis casos de comunicadores asesinados. ¿Cuántos más? ¿? ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70