Las + Recientes

La penitencia

La penitencia
Siete colores del arcoíris.

La Gualdra 341 / Séptimo Aniversario Gualdreño

Las abuelas siempre dicen que llevamos una cruz, como la que Cristo cargó el último día de su vida; sería algo así como el pesar que te perseguirá toda la existencia. Yo descubrí que sería mi apellido. Justo hace siete años.

Cuando la conocí no pude descifrar su modus operandi; era como el de las demás: esconderse detrás de las palabras. No, no de las que escribía, sino de las que leía. Las que salían de aquel corazón veinteañero que se abría para explorar el mundo.

Llamémoslo ingenuidad: ese olor que emana de los poros; ése que los depredadores saben identificar. La presa es fácil de cotejar, se endulzan los oídos, te envuelven en una capa de seda y terminan en sus garras. Era tan vulnerable.

Ser amador, no amante, es entrar en un coma inducido. No puedes salir hasta que te estampas en la realidad. Es como quedar suspendido en el aire hasta que, de pronto, caes en picada. Imagina a alguien que en su mismo apellido tiene que vivir una repetición eterna… ése soy yo.

Hace siete años entendí que todos tenemos una penitencia que cumplir. De ahí en adelante, pasé por el declive y hundimiento en los bajos mundos del amor, que terminan todos en tragedia.

Bueno, aunque algo hay que aprender; cuando es la séptima vez que vas a caer, hay que saber aterrizar. Cómo cauterizar las heridas, debes aguantar el llanto y volver al inicio de la historia. El ciclo es imposible de romper.

Heme aquí, despidiéndome nuevamente de una forma distinta; hay que dejarte ir. Cuando estás en lo alto y sabes cuál será el final, a veces es mejor mirar a otro lado e intentar amortiguar la caída.

Inicia otro ciclo; la llegada de alguien más que quién sabe si hará más liviana o pesada la cruz, ésa que me toca cargar toda la vida. Espero siete años más basten para que la moldura se acople a la pesada carga de este calvario.

Dicen que el número siete es de la buena suerte, pero a mí me remite más a la tragedia; será que mi vida es una ironía, como el apellido que me tocó cargar… habrá que averiguarlo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70