Si se pierde la lengua se pierde la vida, la manera de vivir, sentir y de actuar

Si se pierde la lengua se pierde la vida, la manera de vivir, sentir y de actuar
Tenemos todavía alrededor de 68 lenguas pero 70 por ciento de esas, diría, que están a punto de extinguirse, sñealó Marcelino Hernández foto: andrés sánchez

La lengua no sólo es un recurso de comunicación, sino también es algo que forma, educa y transforma y una manera de ver la vida, así lo considera Marcelino Hernández Beatriz, poeta y especialista en náhuatl, durante su conferencia titulada “¿Qué se pierde cuando se pierde una lengua?”, impartida en el escenario principal de la Feria Nacional del Libro 2018.
Cuando se pierde una lengua, dijo, se pierde la vida, la manera de vivir, sentir y de actuar. No es como si se perdiera una palabra, sino que se pierde todo un sentido y la manera en cómo las comunidades conciben su mundo, por lo que, reiteró, si se pierde la lengua se pierde todo, es decir, la cultura.
Para el pedagogo originario de Xochiatipan, Hidalgo, gran parte de la pérdida de la lengua indígena tiene que ver con la sociedad globalizada que paulatinamente va absorbiendo todo, cuando la idea es que se respete la diversidad que tiene el país y el mundo, porque, para el especialista, la riqueza está en las diversidades que se tienen y la globalización lo que hace es que uniforma sin entender y respetar que hay culturas y lenguas diferentes.
Otra de las razones principales que ocasionan la extinción de la lengua es la lucha desigual, la manera en cómo en México se concibe el respeto hacia los pueblos, las culturas, porque no se aprenden, entienden y difunden las diversidades. “Tenemos todavía alrededor de 68 lenguas pero 70 por ciento de esas, diría, que están a punto de extinguirse”, detalló Hernández Beatriz.
Y es que el también docente de la Conafe considera que la pérdida es debido a que no se promueve, no se escribe y por ende va quedando a la saga. La lengua mayoritaria, informó, es la náhuatl que tiene alrededor de un millón y medio de hablantes, pero de las variantes que hay, el náhuatl clásico, que es el que se habla en el centro de México, es la que se va extinguiendo, pero todas, advirtió, están en proceso de extinción.
El especialista planteó que para contrarrestar el proceso de extinción se deben visibilizar las lenguas en diferentes medios, en todos los espacios; en foros, escuelas, conferencias, etcétera. De igual manera se deben aprovechar los recursos tecnológicos con los que hoy se cuenta, como celulares, aplicaciones, y demás avances tecnológicos.
Hernández Beatriz urgió también a dejar de mirar a los pueblos originarios como rezagados sino más bien entender que todos tenemos el mismo valor como seres humanos y que a pesar de las diferencias en la manera de ver la vida, no significa que “seamos tan diferentes al resto de los demás” pues todos tienen capacidades, habilidades y destrezas que si las entienden los demás se puede llegar a vivir de manera más armónica.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70