“Mis letras son una conversación conmigo; busco que las personas se empoderen de su libertad”: Laura Klinkert

“Mis letras son una conversación conmigo; busco que las personas se empoderen de su libertad”: Laura Klinkert
Laura Klinkert. Foto tomada de Internet

La música electrónica es “una experiencia de trance a la que te entregas al momento y la disfrutas”, en la que “estás más aquí, más en el ahora; una experiencia mucho más sensorial que se vive más corporalmente”

La cantautora colombiana se presentó en concierto hace un par de semanas en un bar de la zona conurbada de Zacatecas

• Actualmente promociona su proyecto de música electrónica con ritmos latinos, mediante sencillos como Sin prisa y Al mar

Mis letras son una conversación conmigo; no le dedico “una canción a alguien”, sino que busco “sentar un precedente de mi manera de pensar y de percibir las cosas” para que las personas, en especial las mujeres, “se empoderen de su libertad, sin prejuicios”; que la gente se empodere “de su libertad con las relaciones interpersonales y con sus decisiones”.

Éstas fueron las palabras otorgadas en entrevista exclusiva por la cantautora colombiana Laura Klinkert, guitarrista desde hace 16 años quien hace un par de semanas dio un concierto en el Stage Pub Bar “Amsterdam Spot”, en la zona conurbada Guadalupe-Zacatecas.

Aunque comenzó su carrera con una fusión de rock blues y jazz, Laura Klinkert presentó en esta visita una mezcla de música electrónica con influencias de música latina, que es su proyecto actual, en que se inició hace dos años.

Laura, quien actualmente tiene 27 años de edad, comenzó a tocar guitarra a los 11 años, luego de haber tocado violín desde los 9. Así, estudió en conservatorios.

Hace aproximadamente cinco años comenzó a subir videos a Youtube como intérprete de guitarra eléctrica, y hace dos publicó un EP llamado Bipolar, donde exploró la fusión ya referida de rock blues y jazz, para la cual ensayaba sola en su espacio. Su introducción en otros géneros musicales, de música electrónica y latina, fue posterior, y comenzó a componer para un formato solista.

Fue con esta última fusión con la que se presentó en Zacatecas, con su instrumento principal, la guitarra eléctrica, y su voz, además de letras escritas por ella. Al respecto, explicó: “Mi show actualmente está mutando; al comienzo es voz y guitarra, algo pop, pues en mis composiciones siempre utilizo las herramientas compositivas que aprendí en la academia, en acordes y melodías, por lo que el blues y el jazz siguen allí, son parte de mi lenguaje”.

En cuanto a su nuevo proyecto, el pasado 2 de febrero sacó a la luz su primer sencillo, Sin prisa, y el segundo, Al mar, entre finales de abril y principios de mayo, mientras que en junio dará a conocer su próximo EP, titulado Inmoral.

Señaló que le ha cambiado mucho la perspectiva acerca de la música, porque es latina, es decir, le gusta bailar y le encantaría que la gente, con su música, “se deje ir un poco más por el ritmo y que lo disfrute”.

Laura, quien es música de profesión, egresada de la Universidad El Bosque, en Bogotá, visitó México por primera vez en febrero; en esa visita tuvo 30 fechas entre medios de comunicación y conciertos; y en esta segunda ocasión en este país, se presentó dos veces en Aguascalientes y una en Zacatecas. Y volverá en septiembre, según anunció.

Comentó que este cambio en su música provocó también un cambio en el tipo de público. Sin embargo, ella buscó ser parte de la escena y contexto musicales que le rodean, pues en Bogotá hay muchas propuestas y eventos en vivo toda la semana, y al empaparse de ese movimiento se enamoró de la música electrónica, a la que define como un “ambiente de fiesta y de baile, una experiencia meditativa y de trance a la que te entregas al momento y la disfrutas”, en la que “estás más aquí, más en el ahora; una experiencia mucho más sensorial que se vive más corporalmente”. Aun así, sigue amando, dijo, la fusión de rock y jazz.

En tanto, al señalar que sus letras son una conversación con ella misma y buscan que la gente se empodere, indicó que por ejemplo Sin prisa refiere el aceptarse a sí mismo con todo lo bello y lo oscuro que posee.

Por otro lado, en torno a México y Colombia, Laura Klinkert consideró que en el tema político y social, éstos son países que enfrentan algunos problemas similares, y agregó que, en el caso de Colombia, hay temas que se han puesto sobre la mesa, es decir, “en los discursos políticos ya se habla más del tema, por ejemplo, de legalizar la dosis personal de droga; ese tipo de cosas son un poco más aceptadas social y culturalmente, pero, por otro lado, la sociedad sigue siendo un poco hipócrita”, pues va de fiesta y tiene acceso a la droga, pero “en los hogares no se habla de eso”, aunque reiteró que políticamente y en la familia se ha avanzado. “Estoy en pro de la legalización de las drogas. Creo que es el camino para acabar con tanta delincuencia que se desliga del tema”.

“Siento que en Colombia estamos abiertos a cualquier tipo de discusión, aunque ahora el ambiente es controvertido porque estamos cerca de elecciones, al igual que México. Siento que debido a que nos hemos empoderado del manejo de la información en las redes sociales, el debate e interacción en todos los niveles están siendo más abiertos y es buen momento para conversar. La gente está más dispuesta”, añadió.

Sostuvo que en Bogotá, “una ciudad dinámica”, las mujeres están siendo libres y “tienen una actitud empoderada”, de manera que dijo no sentirse, en su caso, “oprimida o limitada, desde ninguna perspectiva, por ser mujer”, hecho que le facilitó sus estudios musicales, pese a que “tener una propuesta musical en la actualidad es un reto grande”, dentro de lo cual concibió indispensable tener una formación musical académica.

Consideró “suerte y buena actitud” el hecho de haber podido cruzar fronteras, y señaló que la constancia es fundamental, sin pretensiones; “en mi caso, hago música porque lo necesito”. Tras afirmar que no ha parado de hacer música, expuso que esto la ha llevado a eventos como el Bogotá Music Market (BOmm), una convención donde la gente se reúne con personas que venden música; agregó que también es importante entablar enlaces con representantes de marcas de instrumentos musicales.

Como solista, se ha presentado en México y Estados Unidos -Nueva York y Los Ángeles. Y esa noche, en Zacatecas, con dos controladores Midi, un sintetizador y un sampler, Laura Klinkert mostró una fusión de dembow y rock electrolatino, usando su guitarra eléctrica con beats electrónicos al fondo, efectos en su voz y un poco de influencia latina en los ritmos. Su letra y voz expusieron una esencia latinoamericana –con influencias como Natalia Lafourcade y Mon Laferte- en las nueve canciones ofrecidas durante cerca de una hora. El show comenzó con tempos tranquilos y terminó siendo más música electrónica, más tech house.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70