México tiene muchos siglos de historia en la imposición de la creencia: Heyser Guerrero

México tiene muchos siglos de historia en la imposición de la creencia: Heyser Guerrero
Silvia Heyser Guerrero, rectora de la Escuela Mexicana de Psicoanálisis FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

La cualidad que nos mantiene sumisos y abnegados es una herencia de la Conquista

Debemos crear un pueblo subversivo que no acepte la humillación y degradación

 

“Cada sujeto tiene sus creencias, sus fantasmas, sus amuletos. El pueblo mexicano es mágico. Tenemos muchos siglos de historia en la imposición de la creencia. No hemos dejado a nuestros dioses, a nuestros rituales…pero la nueva ciencia, el prestigio, lo que debe ser, nos persigue. Sin embargo, puedo decir como psicoanalista que si no fuera porque México tiene todos estos recursos, el sufrimiento del pueblo no sería soportable”, dijo Silvia Heyser Guerrero.
La rectora de la Escuela Mexicana de Psicoanálisis (EMEP) añadió que México “tiene un campo maravilloso en cuanto al imaginario”. Y ante las vicisitudes “se va a la iglesia, con el médico, con el sacerdote, con el brujo. Y si algo ha despreciado la ciencia garrafalmente es precisamente la magia, sufrimos intensamente los mexicanos pero tenemos la magia y el psicoanálisis reconoce la magia”.
Los seres humanos son seres simbólicos, ahí es donde entra la magia. Si bien se ha señalado que ha habido una evolución en el pensamiento, una concepción mágica, mítica, religiosa, hasta llegar a la razón, somos una mezcla de todas estas capacidades o posibilidades de leer o abordar al mundo.
Silvia Heyser asiente al planteamiento y replica, “todo eso sirve, todo, todo absolutamente”.
Pero esta capacidad del pueblo mexicano para encontrar asideras que le hacen soportable el sufrimiento o poder sufrir más sin tocar fondo en un país con 30 mil desaparecidos y que incrementa mes con mes los índices históricos de asesinatos dolosos, que soporta los salarios mas bajos de entre los países de la OCDE que ha dejado desmantelar los derechos sociales y laborales ¿qué tan buena es?, en tanto que impide buscar salidas a estas situaciones.
En la conversación se trae el tema una discusión entre los historiadores Jean Meyer y Lorenzo Meyer, el primero que habla de que esa capacidad para enfrentarlo todo y soportarlo todo del pueblo de México y a la que señala como su mejor característica, mientras que Lorenzo la observa como la peor de ellas porque permite su sometimiento.
Silvia Heyser Guerrero opina que la cualidad que mantiene a los mexicanos sumisos y abnegados es una herencia de la Conquista, “y la Conquista no se ha acabado”.
Dice entonces que hay que hacer una revolución, hacer subversiones, “debemos crear un pueblo subversivo, no violento pero sí subversivo en tanto que no acepte que la mejor postura es su humillación y degradación, el no tener nada porque al fin y al cabo vamos al cielo. Eso es una infamia”.
Observa que ningún pueblo europeo ni siquiera aquel que trajo “la nueva religión se somete de la manera en la que desde tiempo inmemorial los indígenas mexicanos y ahora nosotros los mestizos nos seguimos sometiendo al creer que todo nuestro honor está en la degradación, en el sufrimiento”.
“No, el sufrimiento no tiene por qué ser degradante; el sufrimiento debe de darnos fuerza pero para subvertir las situaciones que nos ponen en estos puntos”.
No obstante, la magia aprendida o aprehendida por el pueblo mexicano, por ejemplo, a través del ícono guadalupano, habla de la negación de éste encarnada en el personaje de Juan Diego.
En su diálogo, el indio, símbolo de la mexicanidad, se presenta así ante “su madre” que lo llama “el más pequeño” de sus hijos: “Soy solo un hombrecillo, soy un cordel, son una escalerilla de tablas, soy cola, soy hoja, soy gente menuda”; delegándole a su madre su protección.
“Pero eso no es nuestro. No es el origen de nuestros ancestros. Ese no era el origen, el origen fue la nueva religión, la nueva predica la Conquista del europeo sobre el indígena mexicano”, dice la psicoanalista.
Agrega que esta actitud sumisa es lo que hay que revertir pero para ello se necesita “quitarle ese placer, ese gusto –a los mexicanos- de ser humillados y abnegados. ¡Basta ya!”.
Pareciera ser, se le propone, que en este momento el pueblo de México se manifestara cansado ya de muchas situaciones.
“Pero tiene miedo. Nos falta la creencia. Tenemos la creencia en la Guadalupana pero no tenemos la creencia en que nosotros seamos transformadores de nuestra circunstancia”, dijo.
Silvia Heyser Guerrero estuvo ayer en Zacatecas para presenciar la ceremonia de entrega de los certificados de la primera generación y hasta el momento única en el mundo, de Licenciados en Teoría Psicoanalítica egresados de la Escuela Mexicana de Psicoanálisis, que suma en Zacatecas 10 años de trabajo. El evento se realizó ayer en el vestíbulo de la Legislatura del estado.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70