Museos en Zacatecas

Museos en Zacatecas
Museo Francisco Goitia. Foto de México Desconocido.

Editorial gualdreño 339

 

El 18 de mayo se celebró el Día Internacional de los Museos. Tanto el concepto como las funciones de lo que es considerado un museo han ido evolucionando constantemente; si en el origen este espacio era concebido como el templo de las musas, de acuerdo a la idea alejandrina, hoy los museos tienden –o por lo menos deberían, porque no es el caso de todos- a ser espacios culturales vivos en los que la función de simple almacenaje es desplazada paulatinamente dando paso a otro tipo de concepciones relacionadas no sólo con el coleccionismo, la exhibición y conservación de obras de arte y objetos, sino con la expansión de experiencias educativas, recreativas y de generación de conocimientos y reflexiones que van desde lo estético a lo filosófico, de lo histórico a lo sociológico… es decir, los espacios museales -aludiendo al término utilizado por Willy Kautz- deben responder a otro tipo de necesidades que tienen que ver sí con lo relacionado a la memoria y a la sociedad, pero tomando en cuenta la vorágine de cambios en que nos vemos inmersos.

Hace casi 101 años se nombró como museo en Zacatecas el primero de ellos, el Museo de Guadalupe; luego, en la década de los años 50 se inauguraron el Museo del Estado -que posteriormente se convertiría en el Museo Universitario de Ciencias- y la Casa Museo Ramón López Velarde en Jerez. Fue hasta septiembre de 1978 cuando el general Pámanes Escobedo, siendo gobernador del Estado, inaugurara el Museo Francisco Goitia, con la intención de que este espacio albergara en su colección obras representativas de los artistas zacatecanos más destacados con proyección internacional, entre ellos las de Julio Ruelas, los hermanos Pedro y Rafael Coronel y Manuel Felguérez además de las del Benemérito del Estado Francisco Goitia. La intención de fundar ese museo hace casi 50 años respondía a la necesidad de que los zacatecanos conocieran la obra de los artistas de la entidad que hasta la fecha son símbolos de identidad.

Después se fundarían, gracias a la generosidad de los propios artistas zacatecanos, los museos de autor; es decir, los que albergan actualmente las colecciones de Pedro Coronel, Rafael Coronel y Manuel Felguérez; además del museo de la Toma de Zacatecas, ubicado en el cerro de la Bufa en lo que anteriormente se conoció como Casa Fuerte del Patrocinio, inaugurado el 1984 y que actualmente es el que más visitas registra anualmente; y el Museo Zacatecano, el único que ha incorporado la tecnología de Realidad Aumentada y cuenta con visitas teatralizadas de manera permanente.

Ahí están nuestros museos, los que solemos presumir más de lo que los solemos visitar; pareciera, en términos generales, que se quedaron como muestra de lo que estos recintos eran hace 50 años: grandes almacenes especializados en exhibir y conservar objetos y obras de arte coleccionables. Y digo en términos generales porque es evidente que hay grandes diferencias en cuanto al tipo de administración que tiene cada uno; la proyección actual de estos espacios depende en gran medida del compromiso, la creatividad y la visión que tengan sus directores.

Así las cosas, si tomamos en cuenta que de acuerdo con los Estatutos del ICOM, adoptados en la 22 Asamblea General (Viena, Austria, 24 de agosto de 2007) en su Artículo 3, Sección 1, se define como museo “una institución permanente, sin ánimo de lucro, al servicio de la sociedad y su desarrollo, abierta al público, que adquiere, conserva, investiga, comunica y exhibe el patrimonio tangible e intangible de la humanidad y su ambiente para propósitos de educación, estudio y deleite”, comprobamos entonces que hay funciones que no se están llevando a cabo para cumplir con lo destinado a estos espacios culturales, actualmente reducidos básicamente a ser espacios de exhibición. Si bien es una generalización, también es una invitación a que reflexionemos sobre lo que actualmente se está haciendo en los museos zacatecanos y todo lo que nos falta por implementar en ellos.

Celebremos sí, el enorme privilegio de tener acervos como los que existen en nuestro Estado en los museos mencionados. Visitémoslos, pero también demandemos oportunidades para mejorarlos, de proponer e implementar nuevas cosas que contribuyan a que éstos sean espacios vivos, dinámicos, lúdicos, educativos y de reflexión permanente.

Que disfrute su lectura.

 

[email protected]

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-339

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70