Las + Recientes

Ante los desplantes de Trump, una nueva política exterior de México

Ante los desplantes de Trump, una nueva política exterior de México

Desde que en 1994 entró en funciones el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los integrantes de la élite del poder empezaron a soñar con la integración de la región de América del Norte, y muchos empresarios ubicados en los estados fronterizos proponían abiertamente su absorción por Estados Unidos. Nunca imaginaron que llegaría el momento de que un presidente norteamericano impulsaría una política proteccionista, racista y xenofóbica como la de Donald Trump, que condujo a que EE.UU. abandonara el Tratado de París en materia de medio ambiente y el TPP, y amenace con frecuencia con abandonar el TLCAN. Todo indica que el destino alcanzó al gobierno mexicano que nunca se preocupó por construir una política de diversificación de exportaciones ni por fortalecer el mercado interno, de manera que no fuéramos tan dependientes del comercio y la buena vecindad con el país del norte. En estos tiempos México está cerca del peor de los mundos; si a Trump se le ocurre sacar a su país del TLCAN entrarán en graves problemas las regiones incorporadas al comercio exterior, señaladamente la frontera y el bajío, y las zonas atrasadas como la nuestra y el sur, sureste se enfrentarán a la inexistencia de planes ante esa contingencia. Debemos iniciar a pensar en otro camino para nuestro desarrollo.
Otro gran vacío de la política exterior de nuestro gobierno es el de las relaciones con los 34 millones de mexicanos o hijos de nacidos en México que hoy aportan a la hacienda pública de EE.UU. una proporción equivalente al PIB total de nuestro país. Las remesas que envían a sus familiares mexicanos ya se acercan a los treinta mil millones de dólares, cantidad que supera al turismo como fuente de divisas y contribuye de manera importante a la precaria economía de muchas familias zacatecanas y mexicanas. Ni los gobiernos estatales ni el gobierno federal han estudiado el potencial económico de esa comunidad ni el tipo de relación que deberíamos tener con ellos para fortalecer a nuestras pequeñas y medianas empresas ubicadas aquí y allá.
México debe dejar de jugar el papel de policía de los migrantes centroamericanos que transitan por nuestro país con rumbo al norte, y cambiar su política hacia ellos para garantizar la plena vigencia de sus derechos humanos. También debe revalorarse la política contra la producción y tráfico de drogas; en la actualidad nuestro país pone los muertos y los Estados Unidos recibe drogas para sus adictos y nos inunda con armas y dinero para las bandas de narcotraficantes. Debemos valorar la legalización del tráfico y consumo de la mariguana para pasar a la administración de dosis a los adictos a cambio de que participen en programas para su rehabilitación.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70