Dario Argento, el maestro del ‘giallo’ en París

Dario Argento, el maestro del ‘giallo’ en París

La Gualdra 338 / Desayuno en Tiffany’s, mon ku / Libros / Cine

 

El 26 de junio, el maestro del cine de terror italiano Dario Argento estuvo dando una charla en el Hôtel de Galliffet, el magnífico edificio del siglo XVIII sede del Instituto Cultural Italiano de París. Recién aterrizado se dirigió a presentar su autobiografía Peur (Miedo) que se acaba de editar en tierras galas. Varias películas del director van a reestrenarse en Francia, y se está preparando una retrospectiva en su honor. La velada se terminó justamente con una proyección de la versión remasterizada de Rojo oscuro (Profondo rosso).

Dario Argento es el máximo referente del llamado cine giallo, un subgénero italiano que combina el cine de terror con el thriller, donde prepondera lo visual a la coherencia de la trama y donde la violencia suele ser explícita y filmada de forma esteticista.

El director italiano dirigió en 1975 la obra cumbre del giallo que es Rojo oscuro, y antes había realizado grandes éxitos dentro del género como El pájaro de las plumas de cristal (1970) o El gato de las nueve colas (1971). A finales de los 70 dirigió Suspiria donde el tema ocultista coge fuerza, y en 1982 Tenebre que también es considerada uno de los mejores giallos, pero, como siempre en su filmografía, fue víctima de la censura, su gran enemigo.

En una sala repleta de un público atento y entregado, el director italiano habló largo y tendido sobre varios temas relacionados con su obra, amenizándolo con anécdotas varias y contestando a las preguntas de los asistentes.

 

Un cine esteticista

Quiso abordar el tema del remake por estrenar de su mítico filme Suspiria, dirigido por Luca Guadagnino, y dejó clara su insatisfacción con el resultado final. A su parecer no conserva el espíritu de la película original y comentó que aun siendo una buena película no le satisfizo.

Por otra parte, hizo hincapié en la importancia que para él tienen la pintura, el aspecto cromático y la música en su obra. Son, según sus palabras, de suma importancia para provocar sensaciones en el espectador y puso como ejemplo “las sensaciones horribles” que producen algunos cuadros, como el de la cabeza de Medusa, de Rubens. Además, en Rojo oscuro los cuadros, como bien sabe el espectador tras finalizar el largometraje, juegan un papel primordial en el desarrollo y desenlace del filme. Incidió, además, en cuánta importancia le otorga a la arquitectura y a las estatuas, y como en Rojo oscuro están muy presentes como unos personajes más del filme.

En cuanto a la importancia de la música en sus películas, tuvo grandes palabras de elogio hacia Ennio Morricone, a quien considera “el más grande”. Dijo que trabajar con él había sido muy agradable y que había una gran compenetración entre ambos. También expuso ante los presentes que a principios de los setenta quería que el grupo Pink Floyd compusiera canciones para sus películas y que con ese fin se desplazó hasta Londres para proponérselo, pero que no lo logró al estar el grupo musical de gira y no tener tiempo para componer una banda sonora.

Por descontado hablo del conjunto que tantas canciones ha compuesto para sus películas, el grupo italiano Goblin. Mencionó que él mismo, junto a Goblin, participó en la creación de la música de Suspiria: tras un viaje a Grecia se enamoró del sonido del instrumento bouzouki y pidió al músico que añadiera el sonido de ese instrumento en la banda sonora que componían. Considera, acertadamente, que la música reverberativa y tenebrosa de ese instrumento ayudó a crear un ambiente lúgubre y aterrador.

Dario Argento

Dario Argento

Sobre el cine

Por otra parte, Argento opinó sobre el estado actual del cine y dijo que no hay ahora ningún director en especial al que admire. De hecho, subrayó que el cine estadounidense de hoy se basa mucho en la espectacularidad de los efectos especiales, pero con historias a menudo vacías, sin alma y repetitivas. No obstante, elogió el cine que se hace en la actualidad en Corea, Japón, Tailandia, México y Argentina, sin especificar títulos ni directores.

Ya al final de la charla explicó que para él el rodaje de una película nunca ha sido divertido ya que conlleva una gran carga de tensión y estrés y que a menudo durante el rodaje uno tiene la sensación continua de insatisfacción y que la locura está a la vuelta de la esquina.

 

Acabó la velada recordando a su gran amigo, tristemente fallecido en 2017, George A. Romero, a quien ayudó en la producción del clásico de terror moderno Zombi (1978). Desde entonces fueron grandes amigos y tan solo un mes antes de su defunción lo visitó en Londres.

Dario no falló a sus fans y, aun estando cansado por el viaje que había hecho esa misma tarde, tuvo la deferencia de firmar sus libros a los que estaban interesados en ello y en intercambiar unas palabras y alguna broma con cada persona que hacía cola. Grande en todos los aspectos.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_338

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ