10 de mayo: México y su Estado Contra-Maternal

10 de mayo: México y su Estado Contra-Maternal

¿Qué significa dar la vida en medio de un escenario social de muerte? Un país donde hay un desaparecido cada 90 minutos significa que se vive en la angustia y el miedo. La zozobra es una situación de incertidumbre donde nadie está a salvo y todos son parte del universo de posibles víctimas. La muerte no ocurre sólo con el homicidio, sino con el secuestro o la desaparición (donde se presume posibilidad de vida en trata): la muerte biográfica. Una madre que trajo a la vida a una persona que fue víctima, sufre una muerte de este tipo, o algo peor: dolor infernal. Una madre que ve morir a un hijo padece enorme dolor, pero una madre a la que se le esfuma su criatura deja de haber palabras para describir el ácido que perfora su persona.

El acto maravilloso de crear vida y el lugar de mayor amor (la maternidad), es agredido por las acciones bestiales contra el prodigio de alumbrar. Son justo los extremos de los seres humanos: entre el acto inefable de creación y la conversión de humano en bestia. La situación de violencia que asesina a los productos de la maternidad es, en realidad, la revelación de un signo de los tiempos: la bruta negación de la vida. Y los victimarios también fueron traídos al mundo en el acontecimiento maravilloso del alumbramiento. Hablamos, por tanto, de dos asesinatos: el de la víctima (eliminación biológica) y el del victimario (eliminación biográfica). El último es producto de circunstancias sociales crimino-génicas. Así, este signo conlleva dimensiones éticas, pero también políticas. Una sociedad que reproduce la muerte implica un Estado biocida. ¿Y cómo es posible que hayamos llegado a un Estado que lejos de incitar la vida, induzca la muerte? Un Estado contra-maternal.

El Estado se ha vuelto parte del problema porque ha sido capturado. Políticas públicas erróneas han generado la invasión del Estado por parte de las fuerzas biocidas de las que hablamos. Cuando la ganancia es el único fin, todo lo existente es mero medio. Lo cual revela que la lógica más pura del capitalismo es biocida. Cuando las religiones (desde antiguo) dicen que el deber primero es “dar de comer al hambriento”, lo que están diciendo es que lo primario es asegurar la continuidad de la vida. Y el Estado tiene mecanismos para convertir esa ética en derecho y formación social. Sin embargo, cuando el Estado es capturado por la lógica pura del capitalismo, la vida deja de ser la finalidad, y pasa a ser un instrumento. El crimen organizado es la lógica del capital sin legalidad: la ganancia ilegal pasa por encima de la maternidad. En suma, la lógica pura del capital es opuesta a la lógica pura de la maternidad (que es gratuidad, creación y vida). Por ello, un país que lleva 32 mil desaparecidos a la fecha, revela que es dirigido por un Estado contra-maternal. El signo de la maternidad puede muy bien convertirse en criterio de justicia que ahora mismo está ausente, pero es la estrella polar.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70