Marchan sindicalizados contra las reformas

Marchan sindicalizados contra las reformas

Morelia, Mich. Trabajadores de Michoacán y Guerrero se manifiestan este 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, para exigir mejoras salariales y contra la reforma educativa.

Desde diferentes puntos de la ciudad de Morelia miles de personas caminaron hacia el centro histórico para exigir mejoras laborales, respeto a sus derechos consagrados en la Constitución y contra las reformas que, dijeron,  representan un retroceso para los asalariados.

Agrupaciones como la CNTE, los de profesores y empleados de la Universidad Michoacán (SPUM y SUEUM), empleados de los tres poderes del estado, electricistas del SUTERM, de las escuelas de nivel medio superior, del sector salud, del ayuntamiento de Morelia, entre otros, partieron del monumento al general Lázaro Cárdenas, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y de la Plaza Morelos, hacia Palacio de Gobierno.

El 2017 fue un año difícil para los trabajadores debido a que empleados de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), del sector de educación básica y media superior y burócratas, vieron que por primera vez los salarios no llegaron a tiempo por una crisis financiera del gobierno estatal.

Voces contra las reformas educativa y laboral, y contra el gobierno federal que ha atentado contra los derechos de los trabajadores, es lo que se lee y escucha en las pancartas y gritos de los trabajadores.

En Chilpancingo, Guerrero  miles de trabajadores marcharon en la conmemoración.

Por la mañana unos 2 mil integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) marcharon y corearon consignas en contra de la reforma educativa y la inseguridad.

Al mismo tiempo un centenar de trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) protestaron y exigieron equipo de trabajo, viáticos y aumento salarial.

Además, decenas de trabajadores del sector salud lanzaron huevos en contra del edificio sindical y acusaron a su dirigente Beatríz Vélez, actual candidata del PRI a la alcaldía capitalina, de mantener a 50 comisionados para su campaña, mientras que en los hospitales hace falta personal y medicinas.

Más tarde otros 2 mil integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) marcharon por las principales calles de Chilpancingo, entre las organizaciones participantes destacaron los telefonistas.

También en ese bloque participaron los sindicatos académico y administrativo que exigieron el no pago del impuesto del ISR y aguinaldo de 90 días.

En tanto más de mil integrantes del Sindicato Independiente de Trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo pidieron su base, nivelación salarial y que no regrese al cargo el alcalde priísta con licencia, Marco Antonio Leyva.

Finalmente, divididos, marcharon contingentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) contra la reforma educativa, el ingreso a la nómina del FONE de 5 mil trabajadores y por la presentación de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

El contingente de la Ceteg, que encabeza Arcángel Perulero, realizó pintas en el Congreso del estado.

En tanto, un sector de la Coordinadora Estatal de Trabajadores tiró la reja de entrada y causó destrozos en la biblioteca del Congreso del estado.

En Toluca cientos de trabajadores del sector salud del Estado de México salieron a las calles para protestar por las carencias que enfrentan para poder prestar el servicio adecuadamente.

Médicos, enfermeras y hasta empleados administrativos del sector salud marcharon hacia la sede de la Secretaría del ramo, ubicada en la calle Independencia, en esta ciudad, para exigir se acaben los malos manejos financieros en la dependencia que provocaron que los servicios que se prestan hayan caído estrepitosamente en los años recientes.

A decir de los médicos, en la inmensa mayoría de los hospitales, clínicas y centros de salud mexiquense hay carencia de medicamentos e insumos para atender a los pacientes, y gran parte de ello se debe a los malos manejos que achacan al anterior secretario César Gómez Monge, durante el sexenio de Eruviel Ávila.

Recordaron que la Auditoría Superior de Fiscalización ha observado año con año a la Secretaría de Salud con más de tres mil millones de pesos anuales que no han sido solventados.

A pesar de que desde la llegada de Alfredo Del Mazo el inventario de medicamentos se ha incrementado, aún resulta insuficiente para la gran cantidad de pacientes que a diario acuden a los hospitales y centros de salud.

En muchas ocasiones, acusaron las enfermeras, tienen que ser los familiares de los pacientes los que deben salir a comprar gasas, jeringas o cualquier insumo para poder realizar curaciones o lo que se necesite, pues no hay.

Además, se quejaron de irregularidades en la entrega de sus prestaciones, pues aunque se les han descontado cuotas para viviendas o pago de seguros, nadie sabe a dónde ha ido a parar ese dinero.

Los médicos aseguran que el sistema de salud en la entidad se encuentra al borde del colapso, y si no existe una rápida intervención de las autoridades con la aplicación de mayores recursos, al rato la situación será insostenible y no habrá como revertirla.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70