Las calles son nuestras

Las calles son nuestras
Fotos de Maribelle Ocegueda

La Gualdra 336 / #NoSonTresSomosTodxs

 

 

Tres girasoles se recargan en el renombrado monumento a las y los desaparecidos rodeados de veladoras puestas la noche anterior. Decenas de mantas y carteles con rostros de mujeres y hombres de todas las edades cuelgan de la barda que rodea el obelisco, los marchantes se aglomeran alrededor. Salimos a la calle, levantamos el puño y gritamos al unísono ¡Justicia!

Los estudiantes de cine del CAAV: Jesús Daniel Díaz García, Marco Francisco García Avalos y José Salomón Aceves Gastelum, fueron privados de su libertad por quienes parecían ser policías, según relataron los compañeros que corrieron con la suerte de no ser levantados esa misma noche.

Un mes más tarde ante la presión social, tras tres marchas y dos asambleas universitarias, el gobierno estatal dio resultado a sus investigaciones tratando de dar cierre a esta trágica historia: “Los jóvenes fueron asesinados, sus cuerpos diluidos en ácido, estudios de ADN coinciden con los desaparecidos”, dijeron en conferencia de prensa. Las pruebas no son concluyentes, aún corren estudios desde el laboratorio y hay una desconfianza tan grande ante los institutos de gobierno que la población y los padres exigen verificación por parte de un algún experto independiente.

¿Qué lugar en este país es seguro? Dicen que fue una confusión, que estaban en el lugar equivocado. Todas las calles, todos los lugares parecen ser un lugar equivocado, me niego a creer que estoy en el país equivocado.

Salimos a marchar nuevamente un día después del comunicado, un poco desorientados por la noticia, nos miramos a los ojos, escuchamos nuestras voces, nos damos fuerza mutua. Gritamos con fuerza y exigimos seguridad ¡queremos paz! ¿Para qué marchamos si nadie nos hace caso?, pregunta la gente.

Un par de días antes se llevó a cabo el primer debate presidencial; los memes y chistes que inundaron las redes hicieron silencio, deja de ser gracioso tener candidatos y partidos que no tienen proyectos reales de seguridad, candidatos incapaces de articular sus bocetos en dicho tema, tan elemental para la vida, tan básico para este país. Es en este dolor tan real donde nuestra pobre democracia, la corrupción e impunidad salen a la luz; el aire huele a muerte y la tierra se pinta de sangre.

Habría que nombrarlos a todos, a los más de 200 mil muertos y los casi 40 mil desaparecidos desde el comienzo de está guerra comenzada hace 12 años con el sexenio del PAN, continuada por el PRI y sus respectivos parasitos aliados.

Salimos a las calles porque nos negamos a entregar nuestro país a los delincuentes del narco y del gobierno, porque estamos hartos de la violencia, nos resistimos a vivir con miedo y a que nos arrebaten la esperanza y libertad.

Marchamos por Javier, por Daniel, por Marco, por los 43, por los miles de desparecidos en México, por ti, por mí. ¿Quién puede medir el valor de un hijo? Todas las personas, todas las búsquedas son importantes. Acompañamos a los familiares que viven el dolor de una pérdida, damos fuerza a las incansables madres, padres, hermanos y hermanas que buscan a sus seres queridos, damos altavoz y visibilidad a sus luchas.

Al final de la última marcha observé cómo una madre de los desaparecidos abrazaba a otra, se consolaban, mientras lloraban una le dijo a otra: “Te dije que no estábamos solas”.

¡No son tres, somos todos!

 

*Cineasta y activista originario de Zacatecas adoptado por Guadalajara.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70