Trascendente, producción académica y cultural en la UAZ

Trascendente, producción  académica y cultural en la UAZ

Si bien nació en 1832, y desde entonces hasta hoy en día ha sido baluarte de la educación superior pública en nuestro estado, fue hasta1968 cuando la actual Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) adquirió el rango de universidad.
En este 2018, en el que la institución conmemora el 50 aniversario de su nominación actual, se respira en ella un ethos académico especial que empuja a su comunidad a realizar actividades trascendentes con recursos financieros limitados.
La máxima casa de estudios de los zacatecanos tiene claro el papel clave que desempeña para el desarrollo estatal y, en congruencia, conjuga todos los matices del conocimiento, con la responsabilidad social y la visión de futuro. Su dinamismo es multilateral y protagónico. Todo ello deberíamos saber contarlo a la sociedad.
De un amplio espectro de actividades conmemorativas que se llevan a cabo por el mencionado cumpleaños, de manera abreviada comentaremos en este espacio algunas llevadas a efecto en este mes de abril, concretamente en el patio central de Rectoría.
La Unidad Académica de Historia, a través de su Programa de Maestría y Doctorado en Historia -cuya responsable es Evelyn Alfaro Rodríguez-, realizó sendas presentaciones de dos publicaciones de las que su objeto de estudio está vinculado con proyectos académicos de la propia UAZ.
La primera actividad ocurrió el día 13, cuando se dieron a conocer públicamente los cinco tomos de la obra “300 años: masonerías y masones (1717-2017)”, cuyos autores son Yván Pozuelo Andrés, Rogelio Aragón y Ricardo Martínez Esquivel. Este último, profesor de Historia de la Cultura y director de la “Revista de Estudios Históricos de la Masonería” en la Universidad de Costa Rica, fue quien expuso el contenido de cada volumen de la colección.
Esta obra, que reúne los aportes de rigurosos historiadores con visión netamente académica y que será referencia obligada para los estudiosos del tema, fue comentada por los investigadores Antonio García Robles, Marco Antonio Flores Zavala y Salvador Lira Saucedo, bajo la moderación de Leticia Ramos Castanedo.
Flores Zavala, autor entre otras obras de “El grupo masón en la política zacatecana, 1880-1914”, promueve un evento internacional de historiadores de la masonería, a realizarse en octubre del 2019.
El 18 de abril se presentó otro libro, “Maestras, niñas y educación. El proceso de transformación de la mujer en el siglo XIX”. La autora, Beatriz Elena Valles Salas, es integrante del Sistema Nacional de Investigadores, adscrita al Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Juárez del Estado de Durango, y ha participado como evaluadora en el Conacyt.
Los comentaristas de ese libro fueron los investigadores René Amaro Flores, Diana Arauz Mercado e Israel Díaz García, quienes señalaron la importancia de la obra en la que se señala el proceso mediante el cual las mujeres, en Durango, se incorporaron paulatinamente al sistema educativo, empezando por los niveles inferiores. Un momento especialmente emotivo ocurrió cuando la autora, aludiendo la alegría personal por ser acompañada de su hijo José Ulises Pérez Arellano Valles, comentó lo gozosa que se siente por haber cursado su doctorado en Historia en la UAZ, y lo fructífera que está resultando la vinculación académica entre el doctorado anfitrión y el visitante. Definitivamente Beatriz Elena Valles Salas es un orgullo UAZ.
Punto y aparte. La Unidad Académica de Ciencias Sociales (UACS) tiene como núcleo de su quehacer desarrollar proyectos de investigación orientados a dar respuesta a los problemas sociales del entorno. Además, cuenta con un programa que impulsa la vinculación de la población universitaria con la sociedad, a través de la difusión cultural. En conmemoración de este 50 aniversario de la UAZ, el pasado 19 de abril la UACS ofreció un concierto que protagonizó el cantautor de talla internacional, músico y compositor cubano, David Torrens, representante de la tercera generación de la nueva trova cubana; identificado totalmente con su pasión, la música, hizo vibrar de emoción a la audiencia con cada una de sus interpretaciones.
Torrens amenizó su concierto con anécdotas derivadas de su experiencia musical y aceptó cantar a dúo con la exalumna de Medicina Humana UAZ, Marcela González Gutiérrez. Al finalizar el evento, el director de la UACS, Rubén Ibarra Escobedo, y el secretario general de la UAZ, Rubén Ibarra Reyes, le entregaron un reconocimiento.
Fuera de escena, al preguntarle sobre sus planes futuros, Torrens contestó que al alcanzar determinada altura, la música se convierte en una responsabilidad y un trabajo, por lo que su reto es conseguir que siga siendo un divertimiento para él, y conservar las inquietudes que lo mueven a componer, a cantar promoviendo la cultura musical.
Definitivamente, la UAZ es el centro de una relación dinámicamente creativa entre la ciencia, las humanidades, la cultura y la sociedad.
Así se observa el mundo desde El Mirador de Heródoto. ■

*Cronista de la UAZ
[email protected]
cró[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ