La demagogia y la magia electoral

La demagogia y la magia electoral
Con una votación unánime e histórica en San Lázaro, el Congreso avaló una reforma constitucional que acaba con el fuero para todos los funcionarios federales foto: LA JORNADA ZACATECAS

A raíz del aumento de casos de corrupción en los que una gran cantidad de políticos se han visto inmiscuidos, surgió la propuesta, tanto a nivel nacional como en una gran cantidad de Estados de la República, de eliminar el fuero que ha permitido que la impunidad entre la clase política se mantenga como una constante entre su quehacer político y administrativo. El fuero es la inmunidad con la que cuentan algunos funcionarios públicos en materia penal ante la comisión de algún delito abusando del cargo que ostentan, teniendo como origen la protección política y legal de los abusos cometidos en contra de quienes son oposición de cualquier gobierno, sin embargo, en la actualidad es utilizado por quienes acceden a cargos administrativos públicos y de representación popular para enriquecerse a través del mismo con la seguridad suficiente de que la ley los protegerá al menos el tiempo que duren en el encargo, cumpliendo con sus cuotas serán protegidos por quienes se mantengan en el poder hasta que transcurra el tiempo en el que vencen los delitos de los funcionarios.
A partir del sexenio de Fox, la corrupción incrementó en cantidad considerable, actualmente atravesamos el sexenio más corrupto de la historia del país a tal grado de que somos percibidos como uno de los países con mayores índices de corrupción a nivel internacional, encontrándonos hasta el 2017 en el sexto lugar de 102 países según el Indice de Transparencia Presupuestaria, los casos de la casa blanca, Odebrecth, la Estafa Maestra, los Duarte, entre muchos más, en los que fueron desviados miles de millones de pesos al patrocinio de campañas políticas, a la compra de bienes para uso personal, etc., han ocasionado nuestra pésima imagen a nivel internacional.
La corrupción no solamente nos ha creado una imagen de corruptos internacionalmente, nos han hecho creer que la misma se ha vuelto parte de la cultura de los mexicanos, si bien es cierto que los mexicanos nos hemos acostumbrado a la corrupción e incluso la hemos fomentado entre nuestras actividades, no es un problema cultural, es un problema de la falta de compromiso por parte de las autoridades e instituciones que debieran enfocar sus esfuerzos por combatir, los mexicanos preferimos dar una mordida que sufrir horas y horas de tramites burocráticos para saldar una multa o una sanción administrativa; la corrupción al mismo tiempo ha generado un ánimo de rechazo a los asuntos políticos y públicos del país, actualmente intentar sostener una charla con una persona que no tiene relación directa con alguna institución política o algún interés en la política es sumamente difícil, la idea de que todos los políticos son iguales y que en su mayoría son corruptos y que buscan únicamente el cargo para beneficiarse y olvidarse de los intereses del pueblo, ha orillado a los mexicanos a poner su esperanza de cambio en quien se ha convertido en uno de los líderes políticos más queridos y seguidos en los últimos años en el país, lanzando a los candidatos del por México al Frente y de Todos por México a un segundo y tercer lugar, muy alejados del candidato de Juntos Haremos Historia.
El desencanto social por sus candidatos y por lo que representan, ha puesto en apuros a la mafia del poder, quienes, por medio de su candidato Meade, propusieron la eliminación del fuero, exigencia ciudadana desde hace bastantes años y que hasta hace algunos meses solamente había sido propuesta por morena, aprobada en días pasados en la cámara de diputados y enviada a la cámara alta, esperando que sea el senado el que termine por escuchar la voz de los mexicanos que los últimos años ha sido ignorada.
Es así que el hartazgo y el nulo apoyo a determinados aspirantes a la presidencia de la república logra hacer lo que había sido imposible, hacer entrar en razón a la clase política para dar el primer paso a lo que puede ser el inicio del cambio, terminar con los beneficios que hasta ahora mantiene nuestra clase política, ahora hasta caen en el discurso de la demagogia, los actores de todos los partidos se cuelgan la medalla que debemos reconocer, pertenece a la sociedad. Esperemos que la magia electoral continúe brindándonos a los ciudadanos la esperanza de un cambio en el país. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ