El Debate

El Debate

No hay fecha que no se llegue ni plazo que no se cumpla. Todo listo para que el primer encontronazo entre los ahora 5 candidatos presidenciables. Este próximo domingo 22, en punto de las 20:00 horas, en la Ciudad de México y como recinto el inigualable, palacio de Minería. En este primer debate de 3 formales y autorizados por el INE, los candidatos presidenciales debatirán en un primer encuentro y en un formato nuevo. Este nuevo formato permite tener más tiempo de exposición en temas relevantes para el país, así como con reglas que facilitaran la confrontación de ideas; por tal motivo, este primer encuentro constara de 3 primeros bloques en temas nacionales y trascendentales: seguridad pública y violencia, combate a la corrupción e impunidad y democracia y pluralismo. Por fin concluirá una larga espera para que se vean las caras y expongan sus propuestas, ante la posiblemente, mayor audiencia jamás captada en todos los medios de comunicación, en la historia moderna de las elecciones en nuestro país.
Los debates en nuestra democracia, sin duda han sido a lo largo de los años herramientas básicas que permiten evolucionar a este sistema democrático de gobierno en un mejor país. Estas herramientas democráticas como las llaman, nos ayudan a los ciudadanos a crear un mejor criterio sobre los planes y proyectos que un candidato presidencial pretende realizar para los próximos años en pro y beneficio de todos los mexicanos. Hace 24 años, en el año de 1994, recordaran, se televiso el primer debate presidencial, los candidatos en aquellos años fueron: el jefe Diego Ceballos, Ernesto Zedillo y Cuauhtémoc Cárdenas. Este primer debate se realizó en un año polémico y revolucionario para la vida política y social de nuestro país, la irrupción del ejercito zapatista en la capital del país aunado al trágico asesinato de Colosio como candidato presidencial, fueron elementos que marcaron la vida política y social de México.
Pero también este próximo debate tiene sus características que hacen de este algo especial. Hace 24 años del primer debate televisado, no se tenía las herramientas tecnológicas y de comunicación que se tienen ahora. Para magnificar el alcance de este próximo debate, en la era y apogeo de las redes sociales y las comunicaciones, las cadenas nacionales y privadas decidieron transmitir los tres debates presidenciales bajo el mismo esquema de difusión, todos en sus canales de mayor audiencia. Sumado a la televisión está la radio con más de mil estaciones entre públicas y privadas alrededor del país. Y de manera adicional y de forma impactante llegan las plataformas digitales y sociales, las famosas redes sociales, que sin duda serán determinantes para tener un rating que trascienda para la historia de las comunicaciones en nuestro país. Para darnos una idea de este impactante alcance, en las últimas elecciones de EUA, en los debates entre Donal Trump y Hillary Clinton la audiencia se contabilizo en más de 300 millones de personas que siguieron el debate presidencial en aquel país. Con este nuevo formato y con esta nueva era de la información, el INE pronostica primero, se garantice un esquema amplio de difusión de los tres debates presidenciales, y en segundo, que la ciudadanía tendrá mayores herramientas para emitir un voto bien informado y esperemos, bien razonado.

Para finalizar:
Algunos expertos y estudiosos en materia política, definen los debates como detonadores en las inflexiones que ocurren en las gráficas estadísticas y los resultados de las elecciones. Vemos claramente como también la era de la tecnología y sus plataformas sociales, han contribuido para ser elementos determinantes en esas inflexiones o espectros politicos. Vemos como incluso empresas como cambridge analytica pueden manipular e infundir miedo entre los electores. Estas famosas inflexiones, las vimos recientemente y claramente, en las elecciones de EUA, donde muchos expertos pronosticaban una derrota fácil e inminente del candidato republicano, Donald J. Trump, ante una firme y poderosa ex secretaria de Estado Hillary Clinton, pero no fue así. En una excelente estrategia de campaña digital donde Trump y Twitter fueron cómplices de un plan perfecto para ganar la presidencia. Después de terminar el debate con el polémico magnate, la amplia ventaja que celebrara Hillary se fue a los suelos. Así mismo puede sucederle al ahora puntero, el próximo domingo llegará Andrés Manuel, quien dice gozar de una ventaja inalcanzable y quien dice tener en la bolsa, una victoria inminente en los próximos comisos electorales. Su capacidad intelectual limitada y prosaica con la cual goza este líder puntero, impide ver lo que en realidad se viene con este primer debate. Es evidente que sus retadores quienes tienen la obligación de provocarlo, esperaron con ansias este momento para abrir el telón de la obra de teatro que pretende hacer Obrador del país. El próximo domingo Meade y Anaya se jugaran el todo por el todo para retomar vida en el juego. Ojala el próximo debate aparte de evidenciar quien es quien, sea un debate de propuestas y soluciones de problemas que rebasan el interés de ganar de cualquier candidato. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70