PAZ y La Familia Primero, viciados

PAZ y La Familia Primero, viciados

Dos nuevos partidos políticos estatales en Zacatecas inician su vida electoral en medio de vicios inocultables. PAZ para Desarrollar Zacatecas, de Ignacio Fraire Zúñiga, y La Familia Primero, de Eduardo Fernando Noyola Núñez (ex consejero del IEEZ), no resisten, al día de hoy, cualquier prueba de ácido que pretenda librarlos de conflictos de interés manifiestos.
Y es que la Sala Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el pasado 13 de abril, otorgó a la elección en el estado un ambiente de inequidad. La decisión de amparar a La Familia Primero para no presentar candidaturas va en sentido contrario a los fines constitucionales que los partidos políticos están obligados a perseguir, y a los esfuerzos que todos los partidos realizaron este fin de semana al entregar la lista de sus aspirantes.
Sin embargo, el problema nace de un Instituto Electoral que hace prevalecer intereses personales sobre la vida pública de Zacatecas. Dijimos aquí el pasado 3 de abril (IEEZ ¿confiable?) que el consejero presidente José Virgilio Rivera Delgadillo descuidó el principio de máxima publicidad, al presentar, por única ocasión (marzo-abril de 2017), el informe de la Comisión de Organización Electoral y Partidos Políticos sobre el seguimiento a las asambleas distritales y municipales de las asociaciones civiles que buscaron alcanzar su registro como partidos locales.
¿Qué contenía ese informe? Al menos la cantidad de asambleas, y los avances de las mismas, que las asociaciones civiles se realizaron, de manera mensual, con la finalidad de acreditar una base de militantes que les permitiera amortiguar su registro local. ¿Qué no contenía ese informe? Información acerca de la actividad de las y los consejeros dentro de las mismas asambleas. ¿Por qué no lo contenía? Por convenir así a sus intereses.
Resulta que el Consejo General, de acuerdo a la Ley Orgánica del IEEZ, en su artículo 23, Fracción III, está facultado a “atender y resolver las solicitudes y consultas que requieran los ciudadanos… relativas a la integración y funcionamiento de los órganos electorales, al desarrollo el proceso comicial y demás asuntos de su competencia”.
¿De qué manera están obligados a realizar estas atribuciones? Dice el artículo 31, Fracción VI, de la misma Ley, que mediante la Comisión de Organización Electoral y Partidos Políticos podrán “elaborar los dictámenes relativos a las solicitudes de constitución de partidos políticos estatales o acreditación de partidos políticos nacionales…”.
No obstante, y contrario a la legalidad, los consejeros sin estar investidos de fe pública en materia electoral (únicamente tiene esta facultad la Unidad Técnica de la Oficialía Electoral, así como los funcionarios que el Secretario Ejecutivo del IEEZ designe para dicha tarea) las y los consejeros se apersonaban a las asambleas distritales y municipales a “dar seguimiento” a las actividades del personal del Instituto, cuidar a sus aliados, estorbar a sus contrincantes, y de paso gastar viáticos.
Virgilio Rivera, acostumbrado a delegar poder e institucionalidad de su investidura, no procuró las vías para evitar los conflictos de interés que poco a poco fueron manifestándose. En el caso del partido Paz para Desarrollar Zacatecas, fue el mismo Nacho Fraire quien aseguró a este columnista el pasado mes de septiembre, vía telefónica, que agradecía todas las atenciones y la asesoría que había recibido su asociación civil por parte de la consejera Adelaida Ávalos Acosta, para alcanzar su registro local.
¿De qué tipo de atenciones hablaba? De acuerdo a fuentes internas del Instituto, Adelaida en su momento giró instrucciones al área administrativa para realizar una fiscalización “permisiva y flexible” al partido de Fraire, que en distintos informes financieros no entregó, por ejemplo, contratos de comodato de renta de vehículos, o no enviaba facturas de los gastos erogados en sus asambleas.
Lo mismo en el caso de La Familia Primero, quienes no sólo en el colmo de la evidencia llevaron a Eduardo Noyola Ramírez (padre del ex consejero Eduardo Noyola) a tomar protesta como representante de ese partido ante el Consejo General. Luego este fue suplido por Mauricio Javier Vázquez, quien durante el proceso electoral 2015-2016 ocupó una cartera administrativa dentro del IEEZ, por gestiones de Eduardo Noyola Núñez.
El partido de la comunidad cristiana, ahora manejado por los ex perredistas que después juraron y traicionaron la lealtad del priismo y del gobernador Alejandro Tello Cristerna, presentaron escasos informes financieros de sus gastos en todo el 2017 (Noyola Núñez ocupaba entonces un asiento en el Consejo General), sino hasta el mes de septiembre.
¿Por qué no transparentaron sus finanzas? ¿Qué otras “atenciones” y “asesorías” ofrecieron Noyola y Adelaida a estos partidos? ¿De las mismas, qué ingresos o beneficios recibieron? Hasta ahora, queda claro que fue el Consejo General quien, desde un principio, no garantizó las condiciones de equidad en la competencia electoral, y que consta en actas que las solicitudes y consultas de estos partidos nunca fueron procesadas por la vía institucional. ■

Twitter: @GabrielConV

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ