Agresión policiaca al Viacrucis Migrante

Agresión policiaca al Viacrucis Migrante
Cerca de 800 personas que integran la caravana de migrantes llegaron a Puebla, donde reciben orientación legal. Foto Afp

Ciudad de México.  La caravana de migrantes centroamericanos, en su mayoría hondureños, que atraviesa México desde hace varias semanas, se dividió en dos contingentes para agilizar su avance hacia Ciudad de México. Una de las columnas –cerca de 800 personas a bordo de nueve autobuses– llegó en el curso de la mañana de ayer a Puebla, y otra, de cerca de 150 personas en tres autobuses, arribó en horas de la noche a la capital del país.

Una de las columnas que partió desde el jueves en la noche de la localidad oaxaqueña de Matías Romero, colindante con Veracruz, fue hostigada ayer por la tarde por la policía municipal de Orizaba cuando hizo una parada técnica en una gasolinera. El presidente de la organización binacional Pueblos sin Fronteras, Irineo Mújica, y otros migrantes fueron golpeados. Finalmente el grupo pudo seguir su camino y anoche arribó a la capital.

Mientras, otro grupo más numeroso, de cerca de 800 personas a bordo de nueve autobuses, llegó a Puebla. En este contingente viajan principalmente niños y mujeres, así como algunos jefes de familia. Ahí reciben orientación y asesoría legal de abogados mexicanos y estadunidenses, integrantes de la organización Al otro lado, y juristas aliados de Pueblos sin Fronteras del área de California.

Rodrigo Abeja, también de Pueblos sin Fronteras, explicó que ahí recibirán talleres sobre las vías para obtener asilo o refugio en México o en Estados Unidos, según sean sus necesidades y decisiones. El domingo 8 de abril se trasladarán también a Ciudad de México y el lunes 9 realizarán varias actividades, marchas y reuniones con organizaciones civiles y autoridades, así como manifestaciones frente a las embajadas de Estados Unidos y Honduras, el Ángel de la Independencia y la sede de la Organización de Naciones Unidas.

El pasado martes el canciller Luis Videgaray afirmó en su cuenta de Twitter que la caravana se dispersó gradualmente por decisión de sus participantes, después de los mensajes que el presidente de Estados Unidos Donald Trump lanzó contra los migrantes en marcha y contra la supuesta debilidad del gobierno mexicano para detenerlos.

Sin embargo, la caravana permaneció tres días en Matías Romero y sus integrantes decidieron continuar su camino. La cantidad de centroamericanos que arribó a Puebla y a la capital ayer se mantiene prácticamente igual a la que salió de Tapachula hace dos semanas: alrededor de mil.

El Viacrucis Migrante es una movilización de indocumentados que se realiza anualmente desde hace una década bajo la protección de organizaciones civiles y religiosas que los apoyan a lo largo de la ruta. No siempre ha logrado llegar a la frontera norte.

Golpean a activista

Irineo Mújica, activista de los derechos de los transmigrantes, informó a La Jornada que un grupo de cerca de 150 personas, la mayoría portadoras de los llamados oficios de salida que emitió el Instituto Nacional de Migración –que les permiten transitar legalmente durante 20 días por territorio nacional antes de salir del país por alguno de sus puntos fronterizos– se adelantó caminando al grueso de la caravana saliendo desde Matías Romero. En la ruta lograron abordar tres autobuses hacia la capital. Al llegar a Orizaba decidieron hacer una parada en la gasolinera Las gemelas.

Todos los migrantes se bajaron de los autobuses. Mientras hacían fila para pasar a los sanitarios llegaron tres patrullas de la policía municipal. Alegando que uno de los jóvenes, que fumaba un cigarro, estaba consumiendo mariguana, lo cual era falso, lo subieron a una patrulla e intentaron llevárselo, lo mismo que a otro compañero que salió en su defensa.

Varios migrantes e Irineo, responsable de la caravana, se acercaron a los policías para explicarles la situación. Al saber que eran migrantes los agentes amenazaron con detenerlos y quitarles los documentos que portaban, con la intención de sacarnos dinero.

Explicó que su agresividad fue en aumento y finalmente separaron al dirigente del resto del grupo, lo golpearon y a otros viajeros los repelieron a cachazos. Finalmente, después de unas llamadas telefónicas, los policías los dejaron continuar su camino.

El contingente que pernoctó en Puebla fue acogido en la iglesia de La Concepción, en el barrio Aquiles Serdán. La mayoría porta oficios de salida, pero también hay aproximadamente 350, que integran familias, que recibieron documentos que les permiten, en un plazo de 30 días, solicitar visas humanitarias. Son familias que huyeron de sus pueblos por haber sido amenazadas de muerte por pandilleros o grupos del crimen organizado.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70