Buena noticia: Ley de Voluntad Anticipada para donación de órganos

Buena noticia: Ley de Voluntad Anticipada para donación de órganos

Según el Centro Nacional de Trasplantes (CNT) ahora mismo hay un poco más de 18 mil personas registradas con necesidad de recibir un trasplante, y sólo el 6 por ciento tiene esperanza de recibirlo con cierta seguridad, el resto está en incierta espera. La OMS ha emitido una norma que deben alcanzar los países en términos de donación: 20 donaciones por cada millón de habitantes, y México está por menos de la mitad de la norma (9 por cada millón). La mayoría de los trasplantes no se realiza por causa de la negativa de los familiares: el 68 por ciento porque los familiares se niegan a donar, una vez que el potencial donante está incapacitado para tomar una decisión al respecto. Aunque, por otro lado, el 52 por ciento de las donaciones se realiza por donante vivo.
Aunque la cultura de donación ha crecido, lo ha hecho de manera insuficiente. Se donan desde corazón, hígado, páncreas, pulmones, huesos, córneas, tendones, arterias, intestino, etc. Sin embargo, la mayoría de las donaciones se dividen en dos (las más solicitadas): riñón y córneas. Casi 70/30 en respectivamente. Pues bien, decíamos que sí hemos visto un incremento, pero insuficiente. Por ejemplo, el número de registros de establecimientos autorizados para gestionar trasplantes creció 5 por ciento, pasó de 477 a 503. El año pasado se rebasó (un poco) la línea de 2 mil donaciones de personas fallecidas, y así. Sin embargo, como lo establecimos arriba, estamos a la mitad de la norma que marca la OMS. Por ello, se debe doblar la cifra. Esto es, requerimos no avances de 5 o 7 por ciento, sino del 110 por ciento. Avanzar a ese ritmo requiere cambios importantes. Por ejemplo, en la legislación que facilite la donación de personas fallecidas. Si la mitad de los donantes es de personas muertas, requerimos que los familiares no se opongan. Y hacer lo mismo que ha sido factor de éxito en Francia o en España: la llamada voluntad anticipada. Esto es, tomar como positiva la voluntad general de donación, y sólo atender las negativas individuales expresas. Los países europeos que aumentaron su capacidad de donación lo lograron con cambios legislativos de este tipo. El hecho de que en México se ingrese en formas de gestión de salud que se basan en la alta solidaridad, es una buena noticia. Sin duda, ahora mismo estamos atrapados en una montaña de malas noticias, y es bueno difundir una que es sin duda positiva. Como las leyes que logran el reconocimiento de los derechos civiles de las minorías, que basan su legitimidad en razones de alta solidaridad, la Ley de Voluntad Anticipada también lo es. O leyes contrarias a la alta solidaridad, como las normas de seguridad social neoliberal que destruyen los sistemas solidarios de pensiones, que son de signo inverso. Pero ahora debemos reconocer un pequeño avance, sin duda alguna. La esperanza no pierde luz entre tanta tiniebla.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70