Las + Recientes

José Gaos. Aforismos, guiños de inteligencia

José Gaos. Aforismos, guiños de inteligencia

La Gualdra 332 / Libros / Op. Cit.

 

Insertos en la “psicología del filosofar”, José Gaos (1900-1969) escribió a lo largo de su vida muchísimos aforismos mil doscientos, precisan algunos— recogidos en Confesiones profesionales y Cena de aforismo, aunque también en los llamados “porcientos”, divulgados en versiones fortuitas en México, Venezuela y Puerto Rico.

En nuestro país, al que llegó en 1938 tras la guerra civil española y una carrera académica interrumpida por la contingencia, Gaos, “el mayor de los filósofos transterrados”, como lo identifica Raúl Cardiel Reyes, publicó hacia finales de la década de los cincuenta 120 pensamientos donde lo mismo se abordan temas de la cotidianidad que verdaderas instrucciones filosóficas.

Fue una edición amistosa —se discierne además gozosa— salida de las prensas del Fondo de Cultura Económica para “desear a los amigos un feliz 1958”. Misma que ahora se rescata en versión facsímil, incluida la dedicatoria que en el ejemplar número 12 le hace el autor a Daniel Cosío Villegas.

Ráfagas de lucidez, erudición y humildad —podríamos recapitular— tan solo el diez por ciento de la producción acumulada en los años. “Confesiones en forma de aforismo, que reflejan su propio sentir y pueden dar lugar a una interpretación del pensador”, de acuerdo a Vera Yamuni.

¿Cómo resumir en pocas líneas la biografía de Gaos?, ese autor de una obra que —entre las de otros destacados protagonistas del exilio español en México— fue “la de más trascendencia y de largos alcances” (Cardiel). Toda una vida entregada a las diversas manifestaciones en las que se concreta la filosofía: desde sus aprendizajes con Ortega y Gasset hasta su muerte, mientras se encontraba presidiendo el examen doctoral de uno de sus muchos alumnos (José María Muriá).

José Gaos, abunda Cardiel, “no sólo formuló las bases de una doctrina que denominó filosofía, sino que desenvolvió sus partes más importantes, además de su obra como promotor de movimientos de historia de las ideas y de filosofía mexicana que se manifestaron en multitud de libros, conferencias, folletos, artículos y alumnos formados dentro de su metódica y orientaciones básicas”.

Una breve —y bella— muestra de sus amplísimos legados están también aquí, en un “porciento” de sus “porcientos”, tomado de 10%, que Gaos dedicara a Alfonso Reyes: munusculum hoc pro quot quantisque muneribus.

****

 

  1. En el aislamiento excesivo se vuelve la vida entera un vicio solitario.

 

  1. Toda una vida de esfuerzos puede no ser bastante para liberarse de los efectos de una educación errada.

 

  1. Dedicatoria:

Los libros no enseñan a vivir la vida más que a aquel a quien la vida ha enseñado a leer los libros. Este libro no te enseñará nada que no sepas y te enseñará mucho que no sabes.

 

VIII. La mejor manera de pensar en las mujeres es no pensar en ellas más que cuando se las tiene delante; pero cuando se las tiene delante, no pensar más que en ellas.

 

VIII. En la guerra del amor no es conveniente ganar todas las batallas; pero si no conviniese perder una determinada, lo que hay que hacer es no presentarla, saltarla, aguardar que la que se haya de librar sea la siguiente.

 

  1. El amante ideal es una persona libre y fiel, contradicción en los términos.

 

  1. Hay aforismos que sólo son guiños de inteligencia que hace el autor a ciertos lectores.

 

  1. La diferencia entre el hombre y el animal no está en comprender el mundo, sino en comprender que no lo comprende.

 

VIII. Aristóteles es el mayor éxito en la historia de las ideas: es el hombre de quien ha aceptado un mayor número de ideas un mayor número de hombres.

 

  1. Hay que consentir en hacer alguna que otra locura, pero con la condición de no tomarla demasiado en serio.

 

  1. Demasiada presunción pensar que si no hay inmortalidad personal no tiene el mundo sentido.

 

VII. Descartes es el hombre que ha reducido más toneladas de historia y doctrina a un más simple cuerpo cristalino.

 

VII. Humorismo es la expresión irónica de la simpatía por el fracaso. El sumo, y el más profundo, por el fracaso que es el hombre mismo: el del Quijote.

 

VIII. No se puede vivir de sin ilusiones. Pero las hay en el sentido del hacerse ilusiones o engañarse con esperanzas y en el sentido de los ideales esperanzadores. Y aquellas ilusiones sin las que no se puede vivir no son sólo las segundas, sino también las primeras.

 

III. Quien dice “todo o nada” está perdido. Porque el todo no está en nuestro poder, pero el nada sí.

 

VII. La grandeza está en ser grande conforme a los propios ideales de grandeza.

 

VIII. Sin convivirlas en el amor, las demás cosas de la vida, indiferentes. Sin convivir las demás cosas de la vida en el amor, decepcionante.

 

  1. Jugar con fuego —y quemarse: eso es la vida.

 

  1. Un libro es un espejo que se pasea a lo largo del autor —y a lo ancho y a lo hondo.

 

 

****

José Gaos, 10%, FCE, México, 2018, 34 pp.

* @mauflos

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_332

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70